Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Febrero 2007

Abisbalamiento anglófilo

Buenos días, tardes, noches, amiguitos. Estamos sumamente emocionados ante la lenta pero inexorable llegada al calendario europeo de esa fiesta de la cultura que tanto celebramos en esta casa y que se llama Eurovisión. En la página web del engendrito musical se cuentan los meses, días y horas para que llegue el gran momento, la gran noche; y nosotros también, por supuesto. Una gala que de infame no puede perderse, unas actuaciones que llegan a producir vergüenza ajena en grado extremo, la posible irrupción de Morrisey participando por Royaume Uni o los ocasionales freaks que ocasionalmente ensalzan el cotarro y que han ido en desmesurado auge desde Alf Poier hasta los victoriosos Lordi; todo esto son factores que invitan a ver la que es la super-sema del año lúdico, amén de un rosario de anécdotas que uno siempre recuerda con infra-cariño. Nosotros, personalmente, nos acordamos de que las T.A.T.U. prometieron casarse si ganaban el Eurovisión y que, pese a lo desastroso de su actuación (entre desafinada y esperpéntica, pasando por “gato mojao”) quedaron segundas (2º).

El error, el error…
No se sabe cual de los cuatro (4) está más limpioCon el título de palabros inventados con el que encabezamos hoy Lametones de Amor podriamos atrevernos a describir un buen número de actuaciones de la nacionalidad que le mola a los jóvenes: España. Sí, puede que ustedes señalen con su dedo cruel que nuestra amada y amantísima patria no gana el certamen desde que Karina probó su primera cerveza. Malos, que son ustedes unos malotes. En lugar de ese destructivismo sin sentido, más propio de fans de Ian Curtis que de rectos seguidores de Rosa de España, tomen ejemplo de la actitud media del hincha deportivo nacional por excelencia. Es decir, el dogma futbolero: siempre favoritos. No en vano somos uno de los paises elegidos para salir ya directamente a la final, pese a la hecatombe del dos mil seis (2006) en la que puntuamos más o menos como Túnez, Malta o algún otro de estos subpaises.
En esta edición la selección española de cánticos se ha encargado al menos de no hacer el ridículo del año pasado con el dedazo de las Ketchup y han decidido delegar la pesada responsabilidad de la elección del candidato en una extraña gala doble y por extensión en las marujas y adolescentes que estaban viéndola. Su sabia decisión ha puesto el listón bastante alto, la verdad, porque el hit elegido es el tipo de mierda que puede llegar a ganar en Eurovisión. Los cuatro (4) chulazos que se encargarán de interpretarlo se llaman Nash y tienen como misión mejorar los resultados de la campaña anterior (fácil, faaaácil…). La verdad es que están muy bien elegidos, representando las diferentes, distantes y variadas zonas de nuestras amplias geografias Basty (Cádiz), Ony (Valencia), Javi (Sevilla) y Mikel (Tenerife), no sólo atesoran nombres propios de mascota doméstica sino que además hacen coreografías chorras y mojan bragas y gay-umbos por igual con su poderoso estribillo que como manda la tradición no escrita amalgama nuestra hermosa lengua de Cervantes con los balbuceos de la pérfida albión…

  1. Europe is living a celebration! Todos juntos vamos a ganar.
  2. Te entregaré mi corazón duty free, duty free, duty freeeee!.
  3. I love you, mi vida (Hi-e-o)
    Desgarra mi vida y pártela en dos
    Que se hundan mis días si todo es mentira
    Y pierdo tu amor si pierdes mi amor

A este paso nos gana Macedonia, que por lo menos tiene nombre de postre.

Preciosa, ¿te vienes a matar humanos?

Saludos cordiales, zarigüeyas de la red. Hay muchas cosas que se pueden decir acerca de la incomprendida disciplina artística de la representación de imágenes en código ASCII, popularmente conocida como ASCII-Art. Por ejemplo, podría asegurarse sin rubor alguno que es uno de los motivos para lavergüenza ajena más poderosos que hemos encontrado, platonizándose este sentimiento en las tías en pelotas en ASCII. Preguntamos seriamente y desde nuestra inocencia: ¿puede agluien erotizarse con una maciza en ASCII? Un paso más allá en la ignominia sería sustituir las señoritas despechugadas por primeros planos de famosas, como si eso la combinación de caracteres imposibles y prensa rosa fuese a interesar REALMENTE a alguien. A alguien semi-normal.
Seguramente, en el ranking de nerdismo, la creación de imágenes en este código disfuncional ocupe uno de los puestos más altos de la clasificacion siguiendo de cerca a crear aplicaciones para UNIX; y esto, aunque no es necesariamente malo da lugar a engendros bastardos fruto de la unión con hermanos imposibles, como son los otakus o los jebis.

Salvación
Y pese a todas las miserias que hemos relatado y obviado, ¡oh, amiguitos! si no existiese el ASCII-Art tendrían que inventarlo. Porque el ASCII encierra en su interior la verdadera esencia del universo. ¡Proclamamos!

                         .-.
                        (   )
                         '-'
                         J L
                         | |
                        J   L
                        |   |
                       J     L
                     .-'.___.'-.
                    /___________\
               _.-""'           `bmw._
             .'                       `.
           J                            `.
          F                               L
         J                                 J
        J                                  `
        |                                   L
        |                                   |
        |                                   |
        |                                   J
        |                                    L
        |                                    |
        |             ,.___          ___....--._
        |           ,'     `""""""""'           `-._
        |          J           _____________________`-.
        |         F         .-'   `-88888-'    `Y8888b.`.
        |         |       .'         `P'         `88888b \
        |         |      J       #     L      #    q8888b L
        |         |      |             |           )8888D )
        |         J      \             J           d8888P P
        |          L      `.         .b.         ,88888P /
        |           `.      `-.___,o88888o.___,o88888P'.'
        |             `-.__________________________..-'
        |                                    |
        |         .-----.........____________J
        |       .' |       |      |       |
        |      J---|-----..|...___|_______|
        |      |   |       |      |       |
        |      Y---|-----..|...___|_______|
        |       `. |       |      |       |
        |         `'-------:....__|______.J
        |                                  |
        L___                              |
             """----...______________....--'

Matutano 0 – España 1

Buenos días, buenas tardes y buenas noches, gorrinitos de la Villa del Pingüino. Amanda y Casimiro tenemos el placer de volver a presentarles en Lametones de Amor una nueva entrega de la seccion que horada estómagos y refuerza personalidades: Semos los que comemos. Sin embargo, como el producto que les presentamos hoy no es de la categoría mundial de una ambrosía grasienta de multinacional ni de posee un encanto residente en su ovoide exotismo oriental, merece una breve introducción descriptiva. Ojo, que con esto no queremos decir que la mierdelicia a la que atendemos hoy no sea digna de reconocimiento, bien sabido es que en el bote pequeño se guarda la buena confitura. Lo que sucede es que estamos hablando de una empresa española de difusión moderadamente local pero en constante crecimiento, lo cual implica la posibilidad de que no conozcan ustedes las virtudes de los aperitivos Frit Ravich. Sin embargo, si han veraneado ustedes en el Levante español, la comunidad catalana o las Islas Baleares, puede que hayan visto y visitado algún colmado o supermercado de segunda (2ª) línea en la que adquirir las delikatessen para paladares extranjeros que nos ofrece la citada marca comercial.
Alguien dentro de Frit Ravich debió pensar, muy acertadamente, que si el objetivo de la empresa era prosperar no debían centrarse en el mercado adolescente y juvenil; el marketing y la publicidad de las grandes marcas está demasiado arraigado en las débiles y maleables mentes de los jóvenes españoles. No se puede competir contra la colorida maquinaria capitalista de Matutano con buenas intenciones y bolsas de plástico transparente. Sin embargo, aun entre las poderosas garras de la megacorporación del aperitivo frito hay huecos y resquicios entre los cuales puede escurrirse una cuota de mercado en la que medrar y el acierto de la empresa española fue vislumbrar la existencia de unos seres desvalidos y cargados de pasta en los que el Gran Hermano Patatil no había reparado: los guiris.

Las víctimas de todo éxito español
triblis_peq.jpgPara el español el turista es, por definición, una billetera con patas cargadita hasta las cejas de divisas extranjeras que se pasea por nuestra sagrada patria durante unos días entre baños de alcohol, insolaciones, droga de dudosa procedencia y un bello rosario de intoxicaciones variadas. El objetivo del juego consiste en extraer la mayor cantidad posible de dinero del pardillo sin incurrir en violaciones flagrantes de la legalidad vigente. Hay miles de formas de hacerlo y de hecho a medida que usted está leyendo estas líneas es muy probable que se estén inventando nuevos métodos de extracción y renovando los antiguos. Es en este punto, conscientes del peculiar gusto para los aperitivos del que hacen gala los extranjeros que no son españoles, en el que Frit Ravich decide vender una serie de patatas fritas con sabores que otrora sólo eran conocidos allende los mares y en las malignas Pringles. Cheese & Onion, Salt & Vinegar, Prawn Cocktail, Roasted Chicken... con estas armas se presentó en las costas españolas, haciendo de ellas un baluarte estival. Hay que apuntarle un tanto a la compañía catalana, y es que a diferencia de otras marcas, ellos han conseguido un sabor que REALMENTE se ajusta a la descripción del envase: si pueden hacerse con un paquete de patatas Frit Ravich sabor “pollo a l’ast” podrán comprobar que tanto el aroma que desprenden es el de un pollo giratorio recién sacado de la parrila y que su sabor, así como su aceitosa textura, son idénticos a las de cualquier pollería de barrio.
Últimamente hemos podido comprobar con agrado que podemos hallar productos de nuestra adorada empresa en algunos de los mejores badulaques de Barcelona y alrededores. Pero la sorpresa ha sido comprobar que no son patatas para guiris lo que llena la estantería dedicada a los fritos y otras-grasas, sino un surtido de imitaciones bastardas de Matutano y productos refritos de churrería, entre los que brilla con luz propia (refleda por el aceite) las cortezas de cerdo. Sólo por esto último ya debería decir todo el mundo: ¡Viva Frit Ravich!

Angelitos negros

Hola amiguitos y amiguita(s), en el mismo momento en que escribimos estas líneas es el Día de San Valentín del año dos mil siete (2007) por lo que en la cada del amor y de la saliva nos vemos poseidos por una compulsión extramundana que nos impele a verter nuestra sagrada opinión sobre el papel virtual como quien extiende vísceras de cerdo por el suelo de una carnicería: es divertido pero la sangre mancha. Vale, sí, la metáfora está demasiado rebuscada, pero no crean que es desafortunada porque si algo hay en este escrito es justamente eso: puercos y muerte.
Llevamos ya bastantes semanas que desde los medios de información supuestamente ortodoxos nos están sermoneando sus convicciones respecto a un tema que ya huele a rancio kilómetros. Hablamos, por si nuestra ambigüedad les aturulla hasta el punto de no haber deducido por donde van los tiros (nunca mejor dicho), del terrorista Iñaki de Juana Chaos y su cerúleo aspecto. De ahí nuestra referencia al olor del asunto, porque incluso a través de las instantáneas que publicó el periódico inglés The Times se intuye que el ambiente de esa habitación debe oscilar entre el típico ambientador tapa-enfermo de hospital y un rancio de falta de higiene y sudor ultravasco que espanta tan sólo imaginarlo. Como ya se han vertido ríos y ríos de tinta hablando de lo maligno que ha sido este tipejo o exponiendo las razones para su puesta en libertad dependiendo de hacia donde cargue el patrón del juntaletras de turno, nosotros cogemos una perspectiva de dos (2) días ya pasados desde que el Tribunal No-sé-qué le rebajase la pena a tres (3) años y utilizaremos el arma con la que todo el mundo acepta ser apaleado: el perogrullo. Estén atentos, porque no es facil decir cosas tan evidentes como las que vamos a exponer a continuación.

  • Ignacio José de Juana Chaos pertenece a la banda terrorista E.T.A., por lo tanto muy buen hijo de vecino no debe ser
  • Al individuo este le trincaron por cargarse veinticinco (25) personas, le condenaron a chorrocientos años, de los que a cumplido diecinueve (19) de acuerdo con el código penal. Por lo tanto, estricto senso, su responsabilidad civil está saldada respecto a sus asesinatos. Esto último no le exime de ser un hijo de puta (hay que decirlo más), todo sea dicho
  • Acto seguido, otro tribunal le condenó por amenazas a una pena de nada menos que doce años y siete meses (151 meses). Posteriormente fue rebajada (y esto sucedió anteayer) para revuelo y escándalo de los partidarios de mantenerlo entrullado

Y hasta aquí podemos leer
No queremos dar más la brasa removiendo en las esquinas del laberinto de dimes y diretes dentro del estado de derecho, la constitución, el sistema penal y su madre en bragas. Justamente son los litros y litros de tinta que se han vertido tratando el espinoso zarzal de la negociación/rendición lo que nos llama la atención a nosotros, más aún que el propio hecho en sí. Tanto es así que se ha producido un hecho que es mucho más reseñable y notorio y que sin embargo ha quedado relegado a un segundo (2º) plano de la actualidad y a foros de ultraderechistas resentidos (como si hiciese falta el calificativo): que incluso Oleguer Presas, futbolista del F.C. Marruecos, ha escrito un artículo de opinión. Ya se habían dado casos de otros profesionales del balompié que sabían leer, o incluso que hasta sabían articular dos (2) frases consecutivas pero hasta el momento nunca habían sido defensas, y mucho menos laterales. Vale que el artículo es un poco inconexo y que ha sido publicado en una revista de contrainformación (léase fanzine, léase panfletucho), pero el mérito se merece nuestro más sincero reconocimiento. Y pese a estos logros superhumanos que bien valdrían en paises más civilizados que el nuestro un puesto de honor en la historia del deporte y de la sociedad, el lateral del Barça no ha hecho más que llevarse palos por todos los lados, empezando por su presidente y pasando por lo que más duele: sus patrocinadores. Y es que la pela es la pela.

Montaje nuestro o de Libertad Digital?

Puertas a otra dimensión

Holitas, mazapanes y lionesas de la red. El ladrillo que hoy nos ocupa está dedicado a un tema que en un principio no iba a ocupar más allá de las dos (2) líneas escasas que le dedicamos a cada una de nuestras entradas de la popular categoría Tú antes molabas, en la que desvergonzadamente lapidamos conceptualmente entidades que antaño hicieron las delicias de niños y adultos. El antibaúl de los recuerdos, vamos. Sin embargo nos dimos cuenta enseguida de que los entresijos de nuestro objeto de estudio quedarían injustamente obviados en la obligatoria brevedad que implicaría haberlo publicado en la sección de Lametones de Amor ya mencionada. Y es que el caleidoscopio de sensaciones que podemos conocer en los cybers no es baladí.
Ya el propio palabro que nomina los lugares a los que nos referimos ha sufrido una degeneración y una readaptación que rianse ustedes de las mutaciones de Peter Parker. Años ha, cuando esto del internet era para los españoles una cosa anecdótica, diríase exótica, reducida como mucho a chatear con cuatro (4) gatos, a visitar la página de la NASA o a poner el nombre de uno en el buscador de Terra, alguien importó un concepto extranjero que se aventuraba triunfador en la piel de toro. Hipotéticamente, si uno une la pasión que tienen todos los españoles por los bares y lugares de esparcimiento con bebidas alcoholicas con la pujante y prometedora afición que ya apuntábamos habitantes de esta sagrada tierra a eso del enfollonar por los foros y chats, el producto resultante es un uno (1) fijo en la quiniela de los negocios, una mena de metal precioso en un mar de estiércol, un blanco al que no se puede errar; más aún cuando ya se juega con un caballo ganador allende los Pirineos y el Atlántico: los cyber-cafés.
A día de hoy no debe quedar ni uno de esos locales, en los que se fusionaba la tecnología con la restauración. Pregúntense por qué, aunque a nuestro parecer hay varios factores muy evidentes que lograron obrar el milagro inverso del rey Midas, conviertieron en mierda el oro. En primer lugar, que España iba bien, agarrada como estaba a la bonanza económica internacional y confiando en las nuevas tecnologías; los ciudadanos respondimos a este llamamiento de la ciencia como mejor se podía esperar de nosotros: comprando aparatos monstruosos para grabarse CD’s, bajarse todos los archivos que se pusiesen a tiro de Napster, Soulseek, Kazaa y ver fotos de guarras en pelotas. Como pueden ustedes pensar, estos usos de la computadora están estricatamente limitados al ámbito doméstico so pena de quedar como un marginado social, un pervertido y/o un tonto del culo. En segundo lugar, y a nuestro juicio tan importante como el primero, fue el enfoque hippiesco-vegano-alternativo que se les dio a los cyber-cafés como regla general. En lugar de encontrarse con carajillos, puros, quintos y tapazas de oreja y callos, el consumidor caía en un estado de profunda confusión al encontrar sus sustancias alimento-lúdicas habituales sustituidas por cafés exóticos, incienso, zumos orgánicos y bocatas de aguacate y pechuga de pavo gratinada a la esencia de sándalo y azahar. El resultado no ha sido otro que el que vivimos en el presente, el concepto de cyber-café se ha quedado mutilado simplemente a cyber. En el mejor de los casos, claro, porque actulamente lo más común es que hayan pasado a ser algo mucho peor: locutorios. ¡LOCUTORIOS!

Una hora (1h), un euro (1ecu)
Limpieza relativamente alta, planta tristeSí, amiguitos, esa es la cruda realidad. Antes, en los tiempos del internet embrionario, uno, recostado delante de la pantalla del ciber, podia sentirse un tipo chachi, rodeado de otros tipos chachis que estaban a la última en tecnologias chachis. Pero ahora es difícil conseguir ese grado de autocomplacencia, porque ahora no estamos en un sitio chachi. Y lo que es aún peor, estamos ahí por necesidad, convertidos en yonkis de una conexión, en drogadizos del messenger o en adictos del myspace del horror. Y la condición de yonki no es buena, porque le convierte a uno en una persona poco exigente y descuidada en sus costumbres. Si no fuera por eso, ¿quién toleraria las condiciones técnico-higiénico-ambientales que se dan en la actualidad en los locutorios-cibers que llenan sus barrios?
No podemos hablar del ciber-locutorio, así sin más, sin hacer primero una diferenciación básica. Nuestras ciudades están salpicadas básicamente por dos (2) tipos de establecimientos de esta índole: el regentado por sudamericanos y el regentado por árabes. No tenemos por el momento conocimento de ningún sudamericano súbdito de Alá, con lo cual de momento no entraremos en combinaciones posibles de ambas categorias. Se podría hacer una diferenciación estricta de ambos especímenes, aunque a la hora de la verdad ambos comparten más similitudes que diferencias; tal vez los telecoárabes tengan ordenadores más fiables (aunque no mucho más) como regla general, a cambio de un nulo conocimiento del idioma castellano.
La otra diferencia, ésta más evidente, es la calidad humana del encargado del local. No nos referimos sólo a la etnia de procedencia genética, mandrulos, sigan leyendo. En el caso de los locutorios latinos éstos suelen ser hombres o mujeres tirando a grueso, con una cara de sueño y aburrimiento que mata de pena y de hacer profesional lento, muy lento siempre. En el hipotético caso de que algo no funcione correctamente, no se les ocurra pedirles nada por nada del mundo, porque a esta lentitud se le añade una pesadez extrema que raya el servilismo, amén de una inusitada tendencia a invadir nuestra segrada y amplia burbuja vital occidental. Por otra parte, los cyber-pakis suelen estar atendidos por hombres, de hirsuto labio superior, mirada hosca, somordez inaudita, cuya actitud abarca un amplio abanico que va de marcadamente hostil a amenazadora leve.

Cintas de Bollywood y Reguetón
Ahora bien, las piezas comunes a ambas tipologías de nuestro sujeto de estudio podemos encontrarlas antes de entrar en estos locales. Empezando por el cartel, que por regla sindical o metafísica está obligado a rezar toda una retahila de porductos que nos ofrecen amablemente: Locutorio Internet Fax Envíos. Redundantemente y por si no nos ha quedado claro a que se dedican en el local, pegados a la puerta de entrada (en el caso de que la haya) o aglutinados en torno a la entrada aparecen indefectiblemente millares de folios imprimidos con las diferentes tarifas y paises en vías de desarrollo. Tal que: Ecuador-0.12, Colombia-0.14, Brasil-0.18, Rumania-0.16, España-0.21, Kazajistán-0.24… y así un colorido mosaico de pobreza humana. Después uno cruza el umbral y se encuentra siempre con una sorpresa, porque pese a las cristaleras nunca se puede llegar a vislumbrar el interior de un cyber sin haber pisado su mancillado embaldosado. Sea por la telaraña de incomprensibles rótulos o por la roña que a enraizado entre los átomos de silicio de los vidrios, la verdad está ahí dentro, empírica hasta abrir la puerta al averno. Sólo con fijarse en el grado de inmundicia que se arremolina alrededor del mostrador, que puede ir de moderadamente sucio a pegajoso extreme, se da cuenta si uno se ha metido en una trampa para ratones o en una granja de ácaros a secas.
Llega el momento de dirigirse al individuo que comanda el local, normalmente para pedirle que habilite un ordenador para nuestra humilde y aterida persona. Sin embargo, otra aventura diferente y que merece la pena señalar es la de realizar una llamada desde uno de esos armarios infrahumanos, normalmente equipados con una luz Guantanamera y un ventilador de los veinte (20) duros, viejo y malo, a la vez que se indefectiblemente se oyen como un estruendo los gritos de algún cliente que parece querer hacerse oir sin aprovechar las maravillas del invento de Graham Bell. Una vez pagada la conexión a la yonkired (porque si está usted en un cyber o bien es adicto, estudiante pobre o está aprovechando las redes de “amigos” lejos del calor de su legítimo hogar) podrá apreciar usted una serie de mensajes de aviso y error, que suelen empezar con el típico “El sistema se ha recuperado de un error grave” y derivan a “Tiene usted iconos sin utilizar”, “Hay actualizaciones pendientes para instalar” y una serie variable de putadillas típicas de los millares de gusanos y ad-wares que han encontrado su morada en la ROM de su equipo. Mientras se inicia el maltrecho sistema operativo puede dedicarle usted unos segundos largos a examinar la decoración de la sala, que suele abundar en fotos de artistas Bollywood, artículos horristas del chino, desconchados, una planta maltrecha y manchas de insospechada procendencia, probablemente fluidos corporales (vulgo: sangre). La mente despierta y observadora podrá reparar también en que el teclado, monitor y ratón don de cuarta (4ª) mano y que tras haber pasado por las manos de cientos de usuarios tienen diferentes capas de estratos de mierda petrificada.
Finalmente, tras ésos breves momentos ya tiene usted su dosis, aunque es posible que cuanto menos se lo espere el navegador se cuelgue, que tenga que instalar todos los plugins habidos y por haber y que se vea envuelto en vicisitudes de todos los colores de los grandes relatos. Si no ha pagado su ecu por hora aún (en los locutorios cercanos a centros urbanos históricos el precio se dispara llegando a alcanzar el euro ochenta (1.80‚¬) por hora), no se olvide de hacerlo a la salida, so pena de persecución implacable y abroncamiento público y/o muerte.

Delegación de Google en Viladroga, tal vez?

Cerrar sesión
No nos queremos despedir en el día de hoy sin señalarles que no hemos omitido la existencia de los macro-cybers tipo Easy Everything por desconocimiento o por despiste, sino porque con éstos basta decir que a las peores cualidades de los ya detallados se une la maldad implicita de las multinacionales, que tienen más carteristas y despisteros que clientes, que son más caros, y además se le resta el glamour de lo exótico. Sacre diable!

El día de los marmotos

Buenos días, camaradas, recuerden bien este día porque si los auspicios son ciertos hoy será el inicio de una nueva era. No les será difícil acordarse de la fecha, dos de febrero de dos mil siete (02-02-2007), porque coincide además con el costumbrista día de la marmota que popularizó la sinpar película Atrapado en el tiempo, protagonizada por el apático galán ecologista Bill Murray y por la marmota Phil de Punxsutawney. Aunque seguramente tengan muy por la mano los pormenores de esta tradición, necia como pocas, nos gustaría dejar por escrito la idea básica de tan señalado evento porque aunque a veces somos conocedores de un hecho, verlo plasmado en negro sobre blanco (o morado sobre rosa en nuestro caso) nos hace preguntarnos cómo demonios ha llegado el ser humano a desarrollar algo tan absurdo. Cada dos de febrero los maestros de ceremonia se afanan en despertar a la marmota Phil, que vendría a ser una marmota tirando a obesa aunque completamente normal e integrada, y comprobar si ve su propia sombra; si la respuesta es afirmativa el invierno durará seis (6) semanas más, de lo contrario la naturaleza nos premiará con una primorosa primavera prematura. De momento la primera de las opciones gana a la segunda noventa y siete a trece (97 a 13). Aquí, en la piel de toro, seguramente acabariamos la fiesta tirando al animal del campanario entre vítores y aplausos de la multitud o jamándonoslo. Si bien es cierto que Phil tiene un aspecto bastante apetecible.

Marmota. Marmota saltando.
Uno de los GIF’s más chungos que hemos visto jamás

Good day, Lenin
Si deciamos que el día de hoy va a ser recordado es porque se acaban de sentar las bases para que reine una nueva dictadura socialista en Europa, una como las de antaño. Y la salvación del proletariado no ha venido de mano de los melífluos intelectuales de izquerdas ni de los arrodillados sindicatos obreros, sino de la verdadera arma de la revolución del siglo ventiuno (s. XXI) en España: la escopeta de calibre doce (12), la emboscada traicionera, los maquis apatrullando los montes en busca de fascistas y ajusticiándolos sumarísimamente. ¡Como se merecen, hostias! Si las informaciones de los periódicos se confirman y la investigación policial lo ratifica, el nuevo paladín de esta torcida cruzada no será otro que el candidato socialista a la alcadía de Fago. El fallecido alcalde, que por lo visto era un buena pieza, tenía pendientes varias querellas por parte de su presunto asesino, amén de otras jugarretas que se comentaron oportunamente en los telediarios: que si no dejaba empadronarse en el pueblo a sociatas para mantener su delicada mayoría, que si les hacía la puñeta a los cazadores locales, que si tenía una disputa con el pueblo vecino por un quítame-allá-esos-terrenitos… Un buena pieza, vamos. Pero que la manchada mano de la sucia venganza que empuñase la escopeta fuese justamente la del candidato del PSOE es cuanto menos rocambolésca. Sí, rocambolésca con tilde y todo.
Unas rocas en la carretera, un tiro en el pecho, un alcalde muerto. No digan que esta historia no daría para un película de suspense. Se podría llamar Fargo, y para dirigirla qué mejor que los hermanos Coh… emm, Trueba. O bueno, no, que eso nos quedaria demasiado serio. Mejor darle un tono más de cachondeo español, rollo ‘Ja me maaten’, que si no al final acaban quedando cosas demasiado sesudas y parecen talmente una dramatización del programa de Íker Jiménez. Que no se llama así, se llama ‘Cuarto Milenio’. Pues lo dicho, amorosos, feliz fin de semana y vigilen su espalda cuando paseén por el monte en busca de setas, que las amanitas phaloides no son lo único que mata en el bosque.

& Creado con WordPress &