Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Mayo 2006

Amor pepero

Feliz no cumpleños, amorosos. Desde esta recondita y bonita madriguera del Amor venimos hoy cargaditos de odio y autobronceador, de neoliberalismo y horchata, de amor intergenarional y política truculenta. Venimos y nos quedamos para hablarles del levantino mas marrón que milita en el partido de la oposición. Sí, Él. Eduardo Zaplana, el principe fallero. Intuimos que muchas y muy variadas son las virtudes y las cuentas corrientes caimanesas que debe atesorar el individuo más tórrido del Congreso de los Diputados, con el permiso de su señoría Martínez-Pujalte, pero de entre todas las evidentes dádivas que le ha notado la sabia naturaleza podriamos destacar la de tener esa facha (con perdón) de intérprete de canción ligera que tan locas vuelve tanto a las personas de bien de sexo femenino como a las mujeres del partido de los progres. Porque aparte de ir siempre hecho un pincel, con unos trajes de corte italo-elegante y unos relojazos de aupa que más quisiera para sí cualquier zarrapastroso de chaqueta de pana, nuestro hombre es un ser de gran agudeza y dotado de una sensibilidad especial, sobre todo en lo que se refiere al chanchullo y a la habladuría, que han sido sus fieles compañeros de viaje a lo largo de toda su carrera política. Bueno, este último comentario era un tanto redundante considerando la praxis habitual del político español.

…y me das la mitad bajo mano
Sin embargo, pese a estas brillantes bondades que hemos destacado de Don Eduardo, nos vemos en la dolorosa obligación de poner sobre su perfumada testa de vigoroso pelazo el peso del dedo acusador de la culpa. Y nada menos que por el mayor pecado de todos: la impía incoherencia.
Resulta que el señor Zaplana, si es que se puede decir señor a estas alturas de legislatura, como buen defensor de los derechos de l familia, como católico conservador tradicionalista y sobre todo como español que es, nos lo imaginábamos trayendo el pan a su casa tras una larga jornada laboral de negociaciones y trifucas en la camara baja. Una vez en su morada se encontraría con su amante esposa y sus tres tiernos retoños, que le han preparado la cena y calentado las pantuflas al fuego del hogar, y él con señorial gesto arrojaría los sudorosos guantes de montar a la cara de su señora y se sentaría ante el plato que con tanta delicadeza le habrían servido… lo más normal, vamos. Pero sin embargo, cuan errados andábamos en nuestras suposiciones, ¡qué necios ciegos cerriles éramos en nuestro divagar sin sentido! Lejos de esta imagen de familia-feliz que queriamos ver en Zaplana, éste se había convertido en otra víctima del Síndrome Alvarez Cascos y había buscado el amor lejos de su casa pero cerca del trabajo.
Tal como lo acaban de leer, amiguitos, el popular diputado mantiene un romance con la señorita Elvira Suanzes con quien comparte además de ideario político un gusto por el tinte capilar casi morboso. De la dama, que cuenta veitiocho (28)primaveras, veintidos (22) menos que Zaplana, nos gustaría destacar su interés por el asociacionismo de la juventud sana y casta y el importantísimo mérito de haber sido erigida como Fallera Mayor.
Por este importante acontecimiento en la abigarrada vida socio-cultural rosa de España, vamos a romper la tradición de Lametones de Amor de colgar una letra de canción cada seis (6) meses para desearle toda la suerte del mundo a la neoliberal pareja; y qué mejor que recurrir a un hit de Cristinita Percances de gran calado en nuestro cerebro. ¡Y que viva el libertinaj… eeerrrr, liberalismo!

Amor Fallero

Te conocí la noche de la plantà,
contigo vi tu primera mascletà
y el fuego ardió muy fuerte entre los dos
como un ninot quemándonos de pasión.

Dime que es verdad,
di que no te irás,
te espero en la nit del foc.
Tu me besarás
en la oscuridad
al ritmo del corazón.

Amor fallero
es lo que siento
y por ti me muero…
Amor fallero.

Rita
t’esperam
en la cremà

Y nuestro amor siguió como un tabalet
y renació después de la despertà
te marcharás y no me perdonaré
renunciaré cuando acabe la cremà

Amor fallero
es lo que siento
y por ti me muero.
Amor fallero.

Amor fa… amor fa… amor fa…
Amor fallero

Apetite for Destruction

дравствуйтеi, hijos de la madre patria, bienvenidos de nuevo a Lametones de Amor, el blog-zine loco-loco-loco y de tendencias filo-socialistas que enaltece y enriquece sus aburridas y anodinas horas de trabajo.
Por cierto, para que no se diga por ahí que nos andamos por las ramas como un lémur en celo, lo que nos va dando vueltas en la quijotera se lo vamos a soltar así a bocajarro. Porque es importante tener las cosas claras y el chocolate espeso: planteamiento, nudo y desenlace; causa-efecto… ¿se han mirado ustedes al espejo últimamente? ¿Se han visto la cara?, y lo que es más importante,¿después de haber hecho tal ejercicio de narcisistas evocaciones, han comparado sus facciones alguna vez con las de Vladimir Putin? ¡Qué miedo da el tío! Diríase que es cuasi-humano, que tras ese rostro de gélido gesto no se encuentra la mente de un hombre sino la de un Mefistófeles encarnado en mandamás soviético. Como si realmente la figura del director del extinto KGB respondiese al estereotipo novelesco que tan recurrente era en las páginas de Ian Fleming y sus evocados tiempos de la Guerra Fría: un funcionario eficaz y obediente del Soviet, ora capaz de reclutar espías, ora enseñando judo a sus allegados, ora pilotando un MIG-21
Vamos, que nos hallamos ante un claro caso de perfecta correspondencia entre la cara y el cargo político-espacio-sideral en la Historia. No es el único caso, por supuesto, ahí tienen para demostrarlo al muñeco de trapo de los poderes fácticos del inframundo… léase George Bush, que también da miedo pero de forma diferente. ¡Qué mirada! ¡Qué vacio!

Por la gloria de mi madre (patria)
Nasío pa matarDicho esto, cabe poner en tan insigne honor de tener el rostro perfecto para la labor que se desarrolla en la vida de uno a un gran hombre contemporáneo. Alguien a quien no le conociamos el jeto pero del que todos hemos oido hablar en algún telediario o en Antena3 Noticias: el insigne Михаил Калашников (je), famoso internacionalmente por la invención de su rifle homónimo AK-47, o para los amigotes de la NRA el Kalashnikov de toda la vida. Y claro, amiguitos, el señor que tras combatir en la Segunda Guerra Mundial diseñó el fusil que hoy en día vemos agitar en cualquier revuelta de uno de esos paises revueltos y sin dinero, se muestra ante nosotros como una simbiosis perfecta entre Boris Yeltsin y Charlton Heston, tanto física como moralmente hablando, apetecán.
Y es que este ruso es malísimo, oigan, más malo que la quina. Es como una espina que no para de pinchar. No le bastó con haber creado un arma eficaz y fiable para que las inexpertas milicas del ejercito rojo pudiesen utilizarlo en cualquier condición durante la segunda guerra mundial, trayendo al mundo miles y miles de fusiles de asalto baratos y que hasta cualquier imbécil puede manejar y mantener. Vamos, que el arma en sí no es una maravilla, eso sí, no se encasquilla nunca jamás; lo contrario que ustedes. No le bastó con haber realizado la contribución más longeva a un ejercito moderno con sus instrumento de muerte, sino que decidido a ampliar su lista de agravios contra la humanidad sana y juvenil el militar ruso decidió abrir una fábrica de vodka. Sabiendo que el alcoholismo es una de las principales causas de fallecimiento en la Madre Rusia, también tiene delito… ¡lo de este hombre es saña pura!
Sin embargo, debemos reconocerle un mérito al asesino estepario de la Estepa… porque mira que hay que tener los cojones cúbicos para haber nacido en el Norte de Siberia, y ese mérito que le reconocemos sin pudor y con honor es el de tener un gusto exquisito para las botellas. Trés bien, Mikhail!!

Discreta e ideal para su estantería Högbo

Capítulo 8 (bis)

Hola hola hola, amiguitos de la música que nos hace mágicos. Sin duda tendrán ustedes todavía vivo en el recuerdo uno de nuestros chascarrillos de “Tú antes molabas” más celebrados y comentados, el del otrora brillante Rey del Pollo Frito. Pues bien, Ramón Marquez alias Ramoncín puso mucho empeño el otro día en darnos la razón a través de las ondas públicas en una entrevista para RNE, en la que relató su desgraciado incidente en el Viñarock, el macro-festival más cañero de España (sic).
Pues bien, nos hemos tomado la molestia de transcribirles con nuestras manitas y literalmente los momentos estelares de dicha intervención por varios motivos, entre los que se encuentran la hilaración que producen estas palabras en boca de un músico decadente y propagandista del MAL o la propia necedad del discurso, que no tiene ni pies ni cabeza del principio hasta el final.

La estrella
Y tiraron tomate… ¡no!, tomates no, ¡ojalá! Botellas llenas de meao, que ya hay que estar mal para estar meando en una botella para tirarla después. Eeehmmmmmm… piedras, del tamaño de un huevo de avestruz… pero algo tan increible como algún CD cortado en forma de estrella, de estrellas ninjas, lanzado de tal forma que si por alguna… bueno, fue un milagro porque si por alguna razón eso te da en la yugular o en un ojo es que te mata. Es decir, la broma de todo esto es que podiamos estar hablando, tú podrías estar haciendo en un programa no conmigo sino con alguien que te explicara que yo estoy con un ojo fuera o con mi cara destrozada o que hay alguno de los músicos que le han dado una pedrada en la cabeza y tal. ¿Por qué se produce esto? Pues esto se produce porque hay un debate ahora mismo abierto a propósito de la piratería.

Su némesis
Mira… yo no suelo hablar mal de nadie… ¡no suelo! O sea, no tengo por costumbre, no, prefiero ignorar y no decir nada. Pero que Joaquín Sabina salga de gira con un nombre: Carretera y Top Manta… creo que dice a las claras en que situación está este colectivo y como algunos piensan que es esto y como algunos se aprovechan de una situación determinada. O sea, me parece que hay cosas que pueden ser escandalosas y hay cosas que pueden ser repugnantes, y ésta lo es, ¿eh? Uno no puede creer que está por encima del bien y del mal, uno no puede creer que es Dios y que como me permiten estar afónico, no cantar, irme, no venir, salir, decir, estar a… ¿Carretera y Top Manta? Bueno, pues yo desde aquí le digo que es vergonzoso y que es un insulto al resto de compañeros.

El Pecado
Los chicos no saben que cuando se sientan a descargarse canciones, ¡no es gratis! Es mentira, hay que pagar una línea ADSL, hay que pagar la conexión a internet. Es decir, grandísimas empresas, importantísimas empresas tienen camiones (para explicarlo gráficamente) que transportan la cocaina de un sitio a otro, a ver si nos entendemos. Y esto es muy jodido decirlo, pero es la realidad… ¡y eso es quien está detrás de todo esto! El año pasado, el ciudadano tiene que saber, que se han producido 700 millones de descargas ilegales en este pais. 700 millones, de los cuales 77 millones son películas y el resto son discos. ¿Usted sabe cuantas horas, cuantas horas hay que estar conectado para descargarse 700 millones de archivos, sobre todo los 77 millones de discos? Alguien gana mucho dinero con eso, ¿verdad?

No nos queriamos despedir sin antes hacernos eco de la contestación que le ha dado al pájaro éste el señor español Joaquín Sabina, que podrá ser un matraco del güisqui y un cadáver musical pero en esta ocasión su afilada lengua ha servido para darle más razón que a un santo, y de paso hacer nuestras sus palabras respecto a Ramoncín: “Si es más tonto no nace… sus discos no se venden ni en el top manta”. Ahora, sí, c’est fini.

Garfield lo sabia

Hola, niños. En este inicio de semana tan y tan calmadito en España, separatismos terroristas aparte, queriamos aprovechar para hacernos eco de una historia del pasado lejano, un hecho perdido en los abismos del tiempo cuando ustedes, infantiles lectores, aún no habían nacido: mil novecientos setenta y nueve (1979).
Imaginen que tras un fin de semana de esos que ustedes llamarían “tontorrón”, en plena adolescencia del cuerpo y la mente y la química corporal, se levantan ustedes un lunes con las sábanas troquelando su tierno cutis y las legañas clavadas en sus cándidos ojitos. Seguramente, como son así tirando a feunos e/o inadaptados, durante los dos (2) días de asueto semanal hayan sufrido ustedes algún que otro revés hormonal en sus débiles mentes. Bien pues…, conociendo estos precendentes que dé un paso al frente aquel de ustedes, polloperas, que no saltaría de la cama y con el pijama aún metido por la regatilla del culete sacaría su flamante regalo de Navidad del armario para quitarse las penas con el consuelo del presente afectuoso. Apoyaría el cañón de su Ruger del calibre .22, semiautomático, en el alfeizar de la ventana de su cuarto y aprovechando que la escuela queda a tiro de piedra (je), abriría fuego contra los menores que llevasen chaquetas azules o rojas… odiosas chaquetas azules o rojas.
Tras varias horas de negociación y de tiroteos, durante los que ha herido a ocho (8) menores y a un (1) agente de la policía local y ha matado a dos (2) adultos que curiosamente coincidían ser el director de la escuela y su ayudante, le preguntan cuál era el motivo de semejante matanza. Usted, escueto y lógico como la caida de una piedra, contestaría con un simple “no me gustan los lunes, esto aligera el día“… y pensar que hay gente que se conforma con un café y un cruasán…
Esta historia, que no es la suya sino la de Brenda Ann Spencer, no sólo nos fascina por su cruel belleza, sino que sirvió además como inspiración al colgado de Bob Geldof, líder de los Boomtown Rats, para componer entre manifestación católica y performance tradicionalista la hermosa canción que ha iluminado miles y miles de lunes. Que empiecen bien su semana y buena puntería, amorosos.

I Don’t Like Mondays

The silicon chip inside her head
Gets switched to overload.
And nobody’s gonna go to school today,
She’s going to make them stay at home.
And daddy doesn’t understand it,
He always said she was as good as gold.
And he can see no reason
‘Cause there are no reasons
What reason do you need to be shown?

Tell me why?
I don’t like Mondays.
I want to shoot
The whole day down.

Enamorada de la moda juvenilThe telex machine is kept so clean
As it types to a waiting world.
And mother feels so shocked,
Father’s world is rocked,
And their thoughts turn to
Their own little girl.
Sweet 16 ain’t so peachy keen,
No, it ain’t so neat to admit defeat.
They can see no reasons
‘Cause there are no reasons
What reason do you need to be shown?

Tell me why?
I don’t like Mondays.
I want to shoot
The whole day down.

All the playing’s stopped in the playground now
She wants to play with her toys a while.
And school’s out early and soon we’ll be learning
And the lesson today is how to die.
And then the bullhorn crackles,
And the captain crackles,
With the problems and the how’s and why’s.
And he can see no reasons
‘Cause there are no reasons
What reason do you need to die?

Tell me why?
I don’t like Mondays.
I want to shoot
The whole day down.

Duty free

¡Feliz viernes, winipues! Imaginamos que estarán ustedes acicalándose para la velada de esta noche, anhelando acudir raudos desde el sucio laboro al restaurante de turno, donde les esperan sus amigotes con la servilleta en el pecho, y de allí a la sala de baile. Repitan, repitan sin pudor con nosotros gritando a voz en cuello si les viene en gana: soy joven y es viernes, ¡soy un hedonista! Ay, ay, ay, … esta muchachada, que sólo piensa en salir de fiesta, a vibrar con la música más moderna y actual. Pues miren, niñas y niños, hoy están ustedes de enhorabuena por partida doble o triple: no sólo se asoman ustedes al abismo de ocio que se oculta en la sima del fin de semana, sino que en el transcurso de éste tienen ustedes opciones culturales de gran diversidad, tales como un concierto musical de electro-pop-punk o festivales de vanguardia de máximo renombre como son el anti-F.E.A. o el Eurovisión.
Los que ya lleven un tiempo acompaándonos… a ver, un par de años, ¿tal vez?, serán conocedores de la devoción que profesamos a la cosa esa de los paises y la canción ligera. Nuestra cita con el evento infracultural es puntual, periódica e ineludible, y ojalá siga así por muchos años más. No sabemos si recordarán que hasta hace apenas un lustro esto de Eurovisión tenía el prestigio por los suelos y era un hecho aceptado por toda la sociedad española sin excepción alguna que era una basura infumable de tiempos pretéritos y, por qué no decirlo, preconstitucionales. Sin embargo, desde hace un tiempo, mmm, más o menos desde la primera edición de Operación Triunfo ha sido resucitado del (merecido) olvido por obra y gracia del mago Marketing y del nigromante Dinero. ¡Levántate, Rosa de España, y anda!
Sin embargo, pese a todo este festejo que envuelve estas señaladas fechas de ignominia “musical”, estamos un tanto decepcionados con lo que podría llegar a ser la actuación patria en el certamen más kitsch del viejo continente. Porque viendo algunas actuaciones de paises supuestamente serios, sobrios y hasta aburridotes, nos da algo de pena que la cuna de tantos y tan grandes genios humorísticos de barra de bar envíe siempre a algún grupillo de jóvenes promesas del mojabraguismo o a Serafín Zubiri. Comparen por ejemplo a aquel mito austriaco que fue Alf Poier; o la actuación de la nación más somorda de Europa, léase Suiza, a cargo de unas Vainilla Ninja desatadas; Andorra que este año trae a una señorita de laxas costumbres y escaso vestuario a cantar en catalán; e incluso a los abrazafarolas de los fineses se atreven a envíar al festival a un grupo de hard rock llamado Lordi, que más que un conjunto musical parece el nombre de un perro de jipunki… Comparen todos estos hits atemporales con cualquier representante español de la última década y échense a llorar. Sin ir más lejos, este año les ha tocado el turno a las Ketchup, que volverán a deleitarnos con sus dotes lingüísticas como no hacían desde el inefable éxito Aserejé pero, ¡oh, turbación!, las hermanas cantarinas han crecido en número de tres a cuatro (3 a 4). ¿De dónde ha salido la hermana pródiga?, ah… misterios de la maternidad, druguitos…
Y sin embargo, pese a lo triste de la situación, esta lamentable circunstancia se agrava aún más cuando pensamos que por una vez podriamos darle a Eurovisión lo que se merece y otorgarle el honor a gente del potencial de Luixi Toledo o Cañita Brava. Al menos brillariamos de nuevo como no haciamos desde hace treinta y ocho (38) años.
Una maria sangrienta, please!!

Tres o cuatro, total pa perder

Breve nausea

Hola hola hola, protoveraneantes… Qué gran época para España las vacaciones, ¿eh? No sólo nos inundas los turistas con sus presencias y sus divisas, sino que es tiempo para el asueto, la desconexión mental y, en definitiva, para el disparate. Como ejemplo tomen que en verano rodarán la n-ésima película, si se puede decir película a estas horas, de Andrés Pajares y Fernando Esteso, “El código Aperinci“; de clarísima esencia de explotation a la carpetovetónica. Nada menos que veinticinco (25) años, y se dice pronto, han tenido que esperar los incondicionales de la pareja masculina de actores más prolífica y vergonzante del cine español, que ya es decir.
Amanda y Casimiro, perspicaces que somos, imaginamos que esta vuelta a los rodajes se debe en parte al repentino cambio de ritmo que sacudió la vida de los dos (2) cómicos actores a raiz de algún que otro escándalo fálico del Aquí Hay Tomata, el programa que hace vibrar a la gente; y claro, tal aceleración-deceleración le provoca a uno indefectiblemente una ansiedad y unos hábitos que requieren de pasta, hay que alimentar al mono, como diría el bueno de El Nota. ¿Y qué mejor que volver a la palestra con una s-producción dirigida por el s-director Mariano Ozores? ¿Eh? Pues se van a reir, pero los retales del argumento que se han podido filtrar a los medios no tienen desperdicio: caracterizados de chófer de autobús y guía turístico de un poblado costero levantino, los hilarantes actoruchos cambiarán sus rutinas cotidianas de ligoteo presenil (más sabe el diablo…) cuando encuentren un documento perteneciente a los Templarios que dejaría patidifuso de sobrecogimiento a un Iker Jiménez o un César Vidal. A partir de ahí imaginamos que acontecerá un remolino de situaciones equívocas que alegrarán a jóvenes y mayores con felicidad preconstitucional sin parangón.
Dice don Zeros, no sin cierta carga de razón, que por justicia kármica y por coherencia deberiamos ir al estreno. Pero es que nos da entre miedo y penita encontrarnos a un montón de bizarrófilos haciendo cola para poder así epatar a sus semejantes con el visionado de tamaña perpetración.

Nos llaman los dos tres ligones, porque tenemos un par de suecas

Salami Chinako (by Acelgafrita)

En el incipiente Chinatown de L’Hospitalet, en la difusa frontera entre Collblanc y la Torrasa que se conoce popularmente como L’Hoschinalet, hemos gozado de la oportunidad de deleitar nuestras papilas gustativas con un nuevo y sorprendente sabor: el Salami chino. Este nombre lleva a confusión, ya que no se trata del salami tal y como lo conocemos en nuestros supermercados, sino que es de algo completamente diferente: ala de pato disecada. Miren si no la foto que acompaña más abajo, ¡no digan que no entran ganas irresistibles de comerlo!

Para gozar de tan atractivo manjar había que escoger un lugar apropiado para su degustación, y qué mejor que el famoso bar chino de mediana (o tercio, para los de las afueras de Barcelona) a euro con quince (1’15 ‚¬) para experimentar nuevas sensaciones. En el envoltorio exterior pone en alemán (!) “Die weist mit dem guten geschmack”, que viene a significar algo como “La XXX con el buen sabor”, donde XXX no sabemos qué significa, ya que esa palabra no existe en alemán. Quizás querían decir embutido, que sería “Wurst”. Bueno, eso es lo menos importante, después de sufrir las traducciones al castellano de los relojes digitales…

Tras proceder a la apertura del envoltorio plateado aparece otro, que conserva al vacío su interior comestible. ¡Emoción! Lo rasgamos y aparece un extremo del ala, que procedemos a olisquear con fervor. Nos invade en primera instancia un poderoso aroma a pollo a l’ast que en realidad oculta en sus matices un olor más sutil e insidioso: pato, sin duda. Extraemos el preciado contenido, y lo mordisqueamos. Es difícil describir la ingestión, pero es crujiente y muy sabrosa. Para los no iniciados, diremos que el sabor se asemeja a las lenguas de pato secas, plato típico chino que se toma como aperitivo antes de las comidas.

¿Y qué más podemos decir sobre el salami chino? Pruébenlo, vale la pena. Los supermercados chinos nos dan la oportunidad de experimentar nuevas sensaciones, nuevos horizones, y lo más importante, nuevos tipos de salami. Nosotros lo hemos acompañado con galletas de arroz chinas y cacahuetes indonesios con sabor a café, aparte de las obligatorias cervezas, claro.

Más información en http://www.salami.com.cn (por cierto, que aquí dicen que todos sus productos se venden en expositores exclusivos, y eso no es así)

La ocultación

Spock era un elfo poseido por el tecnoNuqneH!, niños y niñas de las sombras. Cómo se nota que a cada día que pasa se arrima más el verano en el calendario, las plantas florecen con renovado vigor primaveral, el sol brilla más alto en el cielo y más perpendicular al suelo, las gentes de todas partes se quitan ropa, tienen alergias y la sangre altera. Aun con todos los síntomas que manifiesta la naturaleza, hay un hecho inequívoco del ámbito puramente humano que parece gritar con enfasis y descaro que el estío está al caer, a parte de la anteriormente comentada canción del verano, y este es la operación bikini en los periódicos. Sí, sí, en los diarios de información general, no pongan esa cara porque está comprobado empíricamente que el contenido real en noticias es inversamente proporcional a una curva gaussiana anual centrada en el mes de agosto. Pero claro, cuando la escasez de información general de valor y rigor se hace acuciante, se hace acuciante rellenar las cuatro (4) páginas del panfleto con “algo”, y es en ese momento cuando salen a la luz cosas como lo que llegan a hacer algunos por destruir a Alemania o la invención de la capa de invisibilidad.
¿Cómo molaría el rollo este de la invisibilidad, eh? Y si no pregúntenle al Harry Potter ese, que seguro que se tira la mitad de las noches correteando por Hogwards con la capita de marras y frotándose con el pomo de la puerta de Hermione; o a los romulanos y después a los klingons, que le cogieron un vicio a esto de instalar sistemas de ocultación a todas sus naves estelares que no está escrito. Todas estas fruslerías de ci-fi y las miles de actividades erótico festivas que se nos podrían ocurrir son de mucho molar, pero admitamos una cosa que es irrefutable: que si se llega a inventar el cacharrico funcionalmente, en lugar de adscrbirise al espíritu de Porky’s se utilizaría más bien para que los ejércitos ricos matasen a más soldados de los paises pobres pero con recursos.
Heghlu’meH QaQ jajvam, que tengan un buen día.

Título por concretar

¡Hola amigos de la jungla urbana! ¡Hakuna matata a todos! Ya que empezamos con nuestro saludo necio rememorando aquella bella tonada de Timón y Pumba (los personajes más homofilos de la Disney después del entrañable cervatillo con motitas) permitan ustedes que sigamos hablando de jabalíes y de comadrejas que cantan, teniendo en cuenta la polisemia del término “cantar”. Como consecuencia lógica a esta declaración de principios para esta breve reseña que pretendemos redactar y contextualizando con la época del año que se avecina, como ya habrán adivinado los más avispados, sacaremos a relucir el tema de la canción del verano que ya empieza a intuirse a través del hilo musical de su centro comercial favorito y que amenza con destruir nuestros sentidos, nuestros sentimientos y nuestra sesera desde los altavoces de miles de radiocasettes sincopados en una filarmónica mortal y necia, insectoide y comunal.
Avisamos así de entrada que tampoco entra dentro de nuestras pretensiones el hacer un viaje a través de la historia para analizar retrospectivamente el fenómeno paranormal que acecha tras la canción del verano y su evolución a través de lustros de enquistamiento sociocultural. En primer (1er) lugar porque en esto de mirar al pasado hay gentes de bien que tienen amplia experiencia y que ya se han encargado en gran mesura de escarbar en el baúl de los recuerdos (uuh-uh-uh) en busca de esas perlas que todos ustedes habrán disfrutado a través de los recopilatorios de Spanish Bizarro o el Caviar del Caspio, ¿a que sí, freacs?; y en segundo (2º) lugar porque a estas alturas de mayo hay ya diversas candidatas al dudoso trono estival, que seguro se han escuchado ya en todas las radios de mayor difusión miles de veces y lo que te rondaré morena: nos vemos en las carpas de la playita, en el chiringuito y en el anuncio de TV. “Lo más calentito 5” e “Ibiza-Mix 2006” tendrán versiones no atribuidas de ella y acabarán ustedes odiándola más que a la gente que se adelanta en las estrofas o el morder papel de aluminio con los empastes.

La venganza del agro
Esto se veía venir, damas y cabroncetes, porque al parecer es un hecho periódico e inevitable la llegada a este mundo urbanita y moderno que es la España social de algún ser de callosas manos y curioso acento rústico con el único objetivo de horrorizar nuestras meninges polucionadas por los humos de la polis y arrancarnos de nuestras bellas y oníricas torres de alabastro y cristal con algún éxito de fiesta mayor. Y no sin motivo, añadimos nosotros, porque bien sabido es que el peral y el olivo tienen mal crecer sobre el cemento y que las gramíneas en las aceras no acaban de germinar del todo; así pues, el injusto olvido y el desprecio que practican las gentes de las ciudades hacia la vida rural halla su vía de inmolación en la represantación hiperbólica de sus usos y costumbres usando como vehículo la lírica popular contemporánea: el agro-pop.
No será difícil para ustedes, oh ávidos lectores de letras, juntar los dos (2) conceptos básicos que hasta ahora les hemos intentado transmitir en sendos párrafos y recordar grandes temas de la música contemporánea pachanguera como fueron el “Tractor Amarillo”, “El toro enamorado de la luna”, cualquiera del conjunto musical No me pises que llevo chanclas o, sin irse a cosas así como bizarras y/o rarunas, la mismísima “Macarena” se podría considerar como el cénit patrio de la música de plaza mayor y vino agrio. Del mismo modo, tampoco será complicado hacer extensiva esta clasificación a la que se perfila como la canción de este verano del dos mil seis (2006) y que ya empieza a vibrar con el eco resonante de la cacofonía radioformulesca en todos nuestros tímpanos: la hiper-tuna “Opá yo viazé un corrá” del artista conocido como El Koala. Como amantes defensores que somos de la corrección lingüística como camino a la pureza espiritual y mental que somos, nos abstendremos de hecer comentarios acerca de la dicción empleada en dicha composición porque creemos que viniendo justamente de nosotros, huelgan.
Ahora bien, cabría esperar que denostásemos inmediatamente a este personaje cantarín, cuyo apodo tiene un origen de un bucolismo encantador hasta la arcada: el Koala recibió su sobrenombre por la presteza con la que se encaramaba a los andamios cuando era obrero de la construcción y porque dormía más que un mono al sol. Cabría esperar que le pusiésemos a caer de un burro porque imaginarse a miles de personas emocionadas en la sala de baile o en la macro bailoteando al ritmo de la zafiedad propia de la Charanga del Tío Honorio puede avergonzar psíquicamente hasta al más pintado; sin embargo dicha suposición sería erronea, pues en Lametones de Amor hemos decidido en cónclave amoroso enfocar nuestra hiriente displicencia hacia la otra candidata al título de Canción del Verano y que no es otra que la que ya apuntó un lector de esta santa casa que es LdA (gracias miles a usted, Miguel): “Amo a Laura”, del grupo ficticio Happiness.
El porqué de nuestra decisión se lo vamos a explicar para que ustedes lo sepan. Quizás piensen ustedes al ver el famoso vídeo-clipe de Amo a Laura que es una cosa hecha para el divertimento más ingenuo y que la voluntad del cachondeo per se es lo que mueve a estas personas que aparecen cantando y haciendo el paripé en la campiña. Podrían pensar esto, como hicimos nosotros en primera (1ª) instancia cegados por nuestra inocencia y buena voluntad y estarían equivocados, cerruspios, porque el fin último de esta iniciativa no es hacer mofa y befa del integrismo cristiano sino revitalizar una campaña de publicidad de la cadena MTV que pasó más bien sin pena ni gloria. Una campaña de publicidad supuestamente revolucionaria de la trasgresora cadena que pincha sin parar a Shakira y lo que más vende y más mola. Y por supuesto nos sentimos timados, porque no hay exotismo naïf tras la estupida letra, sino que está escrita por un creativo de la cadena de televisión; no hay cuatro (4) chavales haciendo cosas divertidas para epatar y nada más, sino que hay una cuadrilla de actores contratados con el sucio dinero del márketing; y para colmo de vomitera, la composición del tema fue encargada al detestable Guille Milkyway, líder de los más detestables aún La Casa Azul.
Así pues, si tienen alguna duda de qué politono bajarse este julio, cuando estén rascandose la entrepierna en una tumbona en la playa y con el cerebro cociéndose al baño maría en sus craneos azotados por el sol y el salitre, piensen que al menos “Opá yo viazé un corrá” es una canción de verdad, y que por muy mala que sea no se le puede negar que tiene todos los atributos necesarios para convertirse en la verdadera canción del verano. ¡No al imperialsimo, hostias putas!

¡Dame tu cerebro!

Capítulo 13

¿Qué te ha pasado, Piratería?
Tú antes molabas.
Piratas de antaño

& Creado con WordPress &