Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Febrero 2006

El bien es bueno

¡Buenos días, tardes y noches, amiguitos del Amor libre y todo eso! Hoy nos volvemos a poner la toga de predicar para hacer proselitismo de una noble causa, una indiscutiblemente buena:

El Bien

Si están ustedes dispuestos a apoyar el bien y las cosas buenas y viven ustedes en la pía ciudad de Barcelona echen mano de sus agendas porque han de borrar compromisos para el viernes día tres (3) de marzo. Corearemos a la bondad y todo ello sin hacer saña de los enemigos del bien, porque al ser buenos tenemos que serlo incondicionalmente y no desear el mal a nadie.
Si quiere usted sumarse a la súper-necedad del trimestre, si no quiere perderse el acto más necio desde la manifestación por la homegeneidad cromática de las palomitas de maiz, a la tontusez por la tontusez, no tiene más que seguir los siguientes puntos amorosos al pie de la letra en la medida de lo posible (que no queremos forzar a nadie).

  • Acuda usted a la Plaça de Sant Jaume, entre la Generalitat de Catalunya y el Ajuntament de Barcelona
  • Procure que, si finalmente se decide a ir, sea el día 3 de marzo a una hora cercana a las 20:00
  • Se ruega no realizar improperios y ser positivos en todo, e higiene

¡Gracias a usted!

Una buena descontextualización y venticinco (25) años hacen de cualquiera un icono pop.

Y mañana más.

Otra vez en pelotas

¿Cómo están ustedes, muchachada? ¡Desnudos ya a estas horas, ¿dicen?! Qué cosas tiene la gente, que raros son… Pues oigan, tenemos que decir que nos parece muy bien, muy bien; nos parece fantástico y no podría ser más oportuno el hecho de celebrar sus desnudeces ante la pantalla del ordenador, su ser más querido en definitiva, regocijarse con júbilo de su falta de atavío, aunque esta sea mental y no física. Y que conste que aprobamos esta conducta, la de gastar el traje de Eva, porque asumimos que están ustedes en un lugar privado y no en la calle, donde la desnudez es punible no por algún abstracto valor moral o por pudor sino por pura y dura higiene propia y ajena.
¿A qué viene esta soberana memez, esta disertación sin sentido acerca de la carencia de vestimenta? No se crean que es gratuita, oigan, que aquí hacemos las cosas sin pensarlo pero con un objetivo bien definido: el de epatar con nuestras necias ocurrencias y pesados circunloquios. Además, queriamos hablarles de la iniciativa conjunta de un programa de CityTV, Dilluns Clapés, y la modernísima franquicia del trapo Desigual, que en un alarde de originalidad sin precedente alguno han decidido deshacerse de todo el almacén de invierno por la vía breve y de paso haciéndose un poco de promoción gratuita de la que no se paga: la cadena de nombre equívoco vestirá a las cien (100) primeras personas que entren en pelota picada a la tienda de Passeig de Gracia a partir de este viernes, día diecisiete (17), a las veintiuna horas (21:00). Hasta ahí los hechos, ahora las opiniones, que es lo que les gusta, ¿verdad? Que seamos así como anti-todo… pues no, esta vez no toca el despotrique por el despotrique, el apuñalamiento como forma de vida, esta vez tenemos que admitir que esta iniciativa tiene su lado positivo innegable.

Desigual con la desigualdad
Pero ante todo no se hagan ideas erróneas a causa de este posicionamiento a favor de la desnudez generalizada, ya que no es más que un hecho puntual y justificable. A estas alturas no nos vamos a manifestar a favor del mega-artista de la gregaridad Spencer Tuning ni del naturismo anarquista como opción vital; por lo tanto, estaría mal que les animásemos a acudir a dicho evento para conseguir ropitas por el morro y de paso socializarse en el buenrollismo barcelonés con otros jipis mientras ayudan a la conocida marca a autobombearse aún más (y con bombear no nos referimos al refocile setsual, gorrináceos, que siempre están pensando en lo mismo). Sin embargo, hay una forma muy sencilla y muy hermosa de darle la vuelta a la tortilla que podriamos denominar, por ponerle algún nombre molón, Operación Gólem y que consitiría en repartir unos panfletos entre los mendigos y otras gentes necesitadas que se encuentren ustedes en sus calles barcelonesas, animándoles a participar de la iniciativa. Y, ¡oh, qué fantástico!, si son ustedes tan vagos como para ni siquiera abrir el MS Word, nosotros trabajamos por ustedes y les brindamos un magnífico ejemplar en PDF para compartir con sus amistades y parientes sin-techo. ¡Hala, a imprimir!

Humor Amarillo

Niños. Niñas. España es diferente. Sí, como todas las cosas entre sí, diran ustedes indignados por la taza de perogrullo… pues no. España es diferente, pero amiguitos, aquí viene la novedad: es mejor, moralmente mejor. Porque dónde se refleja mejor el savoir faire de un pais y de sus habitantes que lo habitan que en sus representantes de la ley, sus fuerzas del estado, su poder militar en definitiva. El ejército y sus integrantes, los milikos, a menudo han tenido entre el vil y pendenciero populacho cierta mala prensa, como si éste fuese el redil donde van a parar las balas perdidas, los ovinos descarriados, los ganapanes, lo peor de cada casa que no ha encontrado su esquina laboral infecta ni siquiera en la administración pública. Y nosotros no estamos insinuando ni de lejos que esto sea así, ¡por favor!, con dicha aseveración difamante estariamos ofendiendo las largas tradiciones militares de nuestras respectivas familias… aunque también es cierto que hay en nosotros un marcado desarraigo de nuestros vínculos tribales que nos lleva a volcarnos en el internet y en los desconocidos, para acabar arrejuntandonos con gente estupenda y con ustedes también, todo sea dicho. ¿Significa esto que nuestro desapego se manifiesta en una notoria displicencia hacia los cuerpos de seguridad del Estado? No especulen: sí.
¿Cómo? ¿Qué nos hemos ido por las ramas? Ya, ya, ya lo sabemos… es que sino quedaba muy corto el articulín y nos apetece torturarles las pupilas con nuestra fuente diminuta y de color extraño. Abusando de la retórica más manida.
Como les íbamos diciendo, España es lo más… nos hemos autoconvencido de ello estirando del necio hilo de pensamiento que procede de la bobina de la (odiosa) comparación. Verán, si hemos convenido que el ejército está lleno de humanidad en estado puro y al nivel más elemental entonces admitiremos también que es en él donde se reflejan los carácteres más enraizados de una cultura determinada. Así pues, mientras que el ejército inglés le cuenta las costillas a los niños iraquíes, el entrañable Cuerpo, la Benemérita, presta ayuda a los ciudadanos chinos a la hora de encontrar sus maletas extraviadas en extrañas circunstancias, sin hacerle daño a nadie en el fondo… más que cuando algún cocainomano violento se presenta en el cuartelillo de alguna localidad de alta endogamia mental con ganas de jaleo, claro, porque en esta coyuntura quién no le daría una buena hostia y bien merecida, ¡y por su bien, eh!
Es en estos pequeños gestos donde se nota la bondad de la gente y hay que decirlo bien alto y claro. Porque invadir paises y pegarle a los críos menores pequeños no es lo mismo que aceptar propinillas de gentes de la China, agradecidos por haber podido llegar a un lugar mejor en el que poder montar con gran regocijo un restaurante étnico o un bazar.

Como una ola

¡Hola hola, murrusquinios! Qué miedo hemos pasado, ay dios nuestro del corazón, ay qué miedo… y sabemos que ustedes también, malandrines, que se pensaban lo peor de lo peor de lo peor. Que habiamos cerrado el chiringuito o algo así, ¿verdad? Pues no, amiguines, sino todo lo contrario: esta caidita del servidor no ha sido fruto de la ira divina mahometana, ni de mugrientos seguidores de Alá armados con antorchas y restos de serie del ejército soviético… esta pequeña ausencia nuestra ha sido causada por un ligero inconveniente a la hora de hacer la renovación del dominio .COM y del hosting por un año más y por la incompetencia del servicio técnico de nuestros proveedores, que son una caterva de amish afincados en la america profunda y en su ultraderechismo radical del infierno.
Pero ya estamos de nuevo en el mundo de los virtualmente vivos, aunque no podamos ofrecerles ninguna llaga en la que introducir los dedos, y es que los más grandes nunca morimos. Como la Jurado, oigan, ¡la más grande!… la Chipionera casi estira la pata y nosotros sin poder decir nada, recluidos en el silencio impuesto por los problemas técnicos lo hemos pasado, vamos, ¡fatal! Estábamos delante de la pantalla del ordenador, mirando las noticias y sin más remedio que mordernos la lengua y estirarnos de los pelos de desesperación e impotencia… pero ya estamos de vuelta, a ver si cogemos un buen ritmo para publicar de nuevo y como ya han podido leer, tienen ustedes Lametones de Amor como mínimo para un año más. ¿A QUÉ MOLA?

¡No son mendigos, son profetas!

Hola, cenutrios y animales del bosque, hola a todos. No sabemos si se habrán enterado ustedes del cipostio de tamaño XL que se ha montado en el mundo musulmán con los europeos y arios paises Dinamarca y Noruega, tierras de renombrada tolerancia y elevado progresismo estético. Esperando que no haga falta, porque confiamos que nuestros lectores tras desperdiciar cientos de horas de oficina sepan utilizar el Google News, les haremos un miniresumen de los acontecimientos que han traido una cascada de reacciones diplomáticas extremas.

Miniresumen:
Periódico danés publica una caricatura de Mahoma con una bomba por turbante. Musulmanes indignados por la violación de un tabú de su religión exigen disculpas. Periódico danés dice que naranjas. Mundo musulmán empieza a retirar embajadores, cerrar consulados y organiza un boicot comercial en contra de Dinamarca y de Noruega (que como están cerca y se parecen, pues a pringar).

A nosotros, francamente, nos parece mal, muy muy mal, que pongan el grito en el cielo los mismos radicales que no tienen reparos en perseguir a la comunidad cristiana en sus feudos y cagarse en todos los símbolos occidentales día sí, día también. Y sin embargo, en nuestra magnanimidad impostada, en nuestra infinita misericordia para con los seres inferiores, también entendemos que una disculpa por parte del osado dibujante no estaría fuera de lugar. Así que hemos pensado que para hacer un gesto de acercamiento entre los pueblos, nosotros mismos teniamos la calidad moral suficiente para dar el primer paso. Nuestra reflexión ha seguido por el camino de la unidad interracial, en lo que nos hermana a todos… y para eso, el que se haya sentado en mesa extranjera sabrá que si hay algo que nos gusta a todos es el buen comer… ¡vive Dios que sí!

& Creado con WordPress &