Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Diciembre 2005

Inciso navideño

Ola de amor, nenas y nenes, y también hola del amor. Como bien sabrán ustedes, la patria de los integrantes del nucleo duro-pero-suave de Lametones de Amor está dividida entre dos (2) regiones distantes una cantidad de kilómetros considerable, aunque quizás sería más preciso utilizar como medida de longitud la milla marina para expresar tal separación. Ante esta circunstancia que anula completamente nuestra conexión sináptica xeno-personal amorosabsurda, nos vemos forzados a dejar nuestra pequeña creación internética (esto que están leyendo, sí) en barbecho una temporadilla, pero no teman pues la ausencia será breve… nuestras peores expectativas son que para después del día de reyes ya tendremos preparada nuestra reentrada con aires de año nuevo, con energías renovadas, los chakras en ralentí y otros tópicos del paganismo posmoderno asociados al periódico cambio de calendario.
Tras este breve comunicado institucional, sólo nos queda desearles unas felices fiestas y que lo pasen todos ustedes chupi-jei o más.


El Godzilla cabreado les desea Feliz Navidad

El verano ya llegó

Inquietantes saludos, navegantes de la web del amor y visitantes ocasionales que puedan llegar a leer esto. Estos días que los ciudadanos del hemisferio norte, y más concretamente de España, estamos apunto de afrontar de pleno el invierno, había algo en el ambiente que no dejaba de turbarnos y que no nos permitía rascarnos la barriga a la lumbre del hogar con la fruición adecuada. Esa incertidumbre que nos nublaba el juicio y el entendimiento se acrecentaba aún más cuando mirábamos a través de los alegres ventanales de nuestra Torre de Marfil y veiamos la calle navideña, ornada de arriba a abajo, repleta de compradores compulsivos y de tiendas que lanzan sus cantos de sirena desde sus engalanados escaparates. Estos síntomas señalaban a todas luces la típica depresión navideña de las personas solitarias que tantas veces a conducido al ritual del suicidio por hastío; y es que en nuestro caso, inmersos en un entorno hostil y descarnado que soportamos con marcada displicencia, nuestra solitud no es tanto física como espiritual. Pero no sufran por nosotros, amiguitos, que las cuchillas y las pastillas las tenemos a buen recaudo.

A ella le encanta la gasolina
Pero llega un día, ayer mismo, en que los próceres del amor libre en formato HTML y también PHP (pero menos) nos levantamos temprano y vimos que el sol se alzaba ya en el horizonte con cierta frialdad invernal, a lo que siguió un café cargado de estimulantes moléculas y la reflexión de que el cambio horario tiene estas cosas: aún cuando nos acercamos al solticio de invierno, el día más corto y la noche más larga del año, nos alzamos de nuestro reposo nocturno con el sol elevándose tímidamente en su recorrido diario. ¿Pero qué es el cambio horario? ¿Qué profundas implicaciones encierra el hecho de adelantar nuestros relojes una hora durante el periodo estival? Estas preguntas, que probablemente les pareceran unas bobadas triviales, no son superfluas; tomen como ejemplo que tan sólo setenta (70) paises aplican esta norma, y que en el estado estadounidense de Arizona han decidido que por sus santos cojones siguen con la misma hora todo el año.
El origen del cambio horario, según atribuye la leyenda urbana, está en el político e inventor chiflado Benjamin Franklin, que observó desde su abigarrada conciencia presciente que el sol salía muy pronto en verano, y que era una pena desperdiciar en la cama esas horas matinales de solano y buen día en general. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX (veinte) para que la teoría del inventor del pararrayos se llevase a la práctica en la Alemania de 1915 con el propósito de ganarle esas horas de sol al día y adecuarlas al horario laboral. Hasta el día de hoy, esta práctica ha sido una costumbre que respondería adecuadamente al calificativo titilante, apareciendo y desvaneciéndose en multitud de ocasiones y paises. Sin embargo, la idea tomó gran fuerza y prestigio con la crisis energética del año de nuestro señor mil novecientos setenta y cuatro (1974), en la que los paises malos y musulmanes de la OPEP se guardaron los barriles de petroleo debajo de las túnicas o algo parecido, y desde entonces el cambio horario ha estado presente en todos los paises industrializados del globo. Menos Japón. Están locos estos japos…

Muerte en Navidad
Siempre se ha dicho que el cambio horario nos permite ahorrar miles de millones de pesetas y de euros por el simple hecho de adelantar una (1) muesca la aguja pequeña del reloj en verano, y que si no fuese por la pela, el vil metal, el sucio parné, la preocupación del Estado por inculcarnos las bondades de dicha costumbre sería nula. Y ustedes, radicales de pacotilla, libertarios de tres al cuarto, que se cachondeaban abiertamente de esas mentes anarko-avanzadas que viven siempre con el mismo huso horario; ¡ah! que ignorantes éramos al negarles a estos individuos su correcto lugar en la historia de la lucha de clases contra el capital. Desde aquí proclamamos que el verano que viene debemos seguir todos sus pasos, y como burro con orejeras, negar la existencia de lo que no podemos ver y seguir con la misma hora todo el año… con un poco de suerte, el mundo se trastabillará económicamente con nuestra osada iniciativa y nos envíe a los paises occidentales a la ruina. Y a ver si con un carámbola cósmica aparece otra crisis energética (la n-ésima) y el año que viene nos ahorramos los cientos de miles de bombillas que decoran las calles con su despilfarro inimaginable de electricidad; así, con la muerte de la decoración navideña, moriría también la Navidad y nos ahorramos unos disgustos todos, oigan.


Doctor Iglesias, en Lametones no se le olvida… somos así de espunis.

Terminator

Hola hola hola, queridos niños y niñas, nuestra redacción de hoy trata sobre la pena de muerte, que no es la tristeza que le embarga a uno cuando fallece un familiar o amigo, sino una herramienta del estado para matar humanos que han hecho cosas malísimas… como por ejemplo comenter un asesinato o comprar en el “top manta”. La pena de muerte, pese a tener algunos necios detractores, es muy útil para salvaguardar el equilibrio de una nación, actuando en dos (2) direcciones simultáneamente: primera, aplacando la sed de venganza que tienen todas las personitas buenas que están en contra de que les maten a sus allegados pero a favor de que maten a desconocidos; y segundo, dirigiendo parte de la opinión pública en contra de la pena capital y, como efecto colateral, desviando periódicamente la atención de posibles desfalcos, allanamientos a la naturaleza o invasiones pacificadoras. ¡Ah!, se nos ve el pelo, amorosos, y es que, como habrán podido suponer si han engrasado sus conexiones sinápticas recientemente, estamos hablando implicitamente del Estado de los Estados, los USA.
La noticia que viene allende los mares es que el bueno de Arnold Schwarzenegger, gobernador de California y grandísimo actor donde los haya, no perdonó la vida del reo Stanley “Tookie” Williams que había sido condenado a recibir una inyección de una solución saturada de cloruro potásico que haría que sus células muriesen en un estallido osmótico. Este hombre, Tookie, había sido muy muy malo en tiempos de la María Castaña pero por lo visto el tiempo le había hecho reflexionar y arrepentirse, por lo que ahora era muy bueno; tanto era así que había sido nominado un total de seis (6) veces para el premio Nóbel de la Paz,… que, bueno, es un galardón que garantiza la bondad de la persona que lo ostenta, ¿verdad, Kissinger?

Born in the U.S.A.
Se ha especulado ampliamente con las motivaciones que tenía el republicano gobernador de California para no conceder el perdón al ilustre condenado a muerte. La pena de muerte en la región más rica del mundo, la cuna de Hollywood, es tremendamente popular y se comenta que están en juego las elecciones californianas de noviembre y otras perogrulladas a nivel político; pero no es eso lo que nos inquieta, no. Lo realmente preocupante es que el Terminator ha pedido ante el congreso una reforma de la Constitución que permita a los extranjeros naturalizados en Estados Unidos y con más de veinte (20) años de residencia en el pais presentarse a la Presidencia de EE.UU. O sea, a ÉL. Lo cual nos conduce a hacernos dos preguntas, dos: a) ¿qué es un extranjero naturalizado? y b) ¿va a ser Schwarzenegger el segundo actor, si se puede decir actor a estas horas, que ocupe el despacho oval de la Casa Blanca tras el pistolero de Illinois, Ronald Reagan? Y de hecho nos asalta una tercera interrogación: c) el despacho oval, ¿se llama así porque lo hacen todo por cojones? La verdad está ahí fuera…

Miren, el problema real que subyace a esta sarta de tonterías es que estamos convencidos, pero convencidísimos que si Arnold se presenta a mandamás del mundo conocido va a ganar. Da igual que haya sido Mister Universo y se le haya visto en tanga, da igual que haya simpatizado con el partido nazi austriaco, da igual que haya protagonizado Poli de Guardería, da igual que tenga a una Kennedy como esposa y que, por lo tanto, tenga muchos números para sufrir una desgracia extravagante… el pueblo llano y demócrata ve una cara conocida y nos ponemos como locos. Por ejemplo, Jesús Gil lo sabía y mírenlo, con un partido político con sus siglas y… bueno, ahora está muerto, pero lo que tuvimos que aguantar a ese hombre no está escrito… no nos olvidaremos jamás de Las noches de tal y tal.
Y para terminar, les proponemos un ejercicio de política ficción. Imaginen por un momento que este modelo presidencial se exporta al resto del mundo y va a recaer en un pais en vías de desarrollo y en pleno proceso de resquebrajamiento social e intercomunitario; por ejemplo, España. ¿Quién sería entonces el presidente, eh chatinas? ¿Qué sabe nadieeeee?

Papá no corras

Saludines, cebadines y lúpulas. Hoy volvemos a traerles desde nuestra humilde y rosada morada en Cybernia una pequeña reflexión acerca del terrible peligro de la carretera. Disertación que viene al pelo para estas fechas de macro-puente de la Constitución Española y la Virgen, en la que decenas, hasta cientos de personas se dejan el pellejo en una lamentable imagen que a golpe de repetición se ha hecho cotidiana. Sin embargo, debido a lo peliagudo del tema, nos van a permitir la licencia de tomar un rodeo en el camino temático de este articulín.

Cual Caperucitas Rojas de las letras necias
A nosotros, como seguidores de su impecable carrera televisiva y radiofónica, nos alegra ver que la fórmula de humor nocturno de Andreu Buenafuente se ha afianzado en lo que antaño fue la temible cadena del descalabro, Antena 3. Seguramente sea casualidad, pero la llegada del humorista catalán a la emisora, junto con alguna cochambrosa serie de producción propia, ha coincidido con un repunte de las audiencias de la otrora insalvable cadena de Los Simpson. Y para que vean que es cierto aquello que dicen que lo último que se pierde es la esperanza, los productores de Antena 3 han creido ver en este periodo positivo una luz al final del túnel de años y años y años y años de fracasos e ignominias, y no dudan ni un milisegundo a la hora de recurrir al autobombo perenne para anunciar su grandeza transitoria… ¡Hasta en el telediario, con un eufórico Matias Prats de inhiesta ceja y preconstitucional tono, anuncian tan inhabitual fenómeno de la televisión!
Sin embargo, el buen observador de la tele-burra fecal habrá notado ya que en la mentada emisora se va arrinconando cada día más a la que un día fue el baluarte inexpugnable del marujeo matinal… hasta tal punto que, en un gesto de humillación sin precedentes conocidos, a la Campos le han recortado media hora de programa (otra media más) para poner en su lugar dos (2) capítulos de Shin Chan. ¡Ah!, y es que las tradiciones hay que conservarlas y no sería estético llegar a ver que a la televisión de diestra mano le funciona todo de maravillas… Recuerden que estamos hablando de la única cadena de España en la que un programa no ha vuelto de la publicidad…

Circunloqueando que es gerundio
Pero perdonen, que nos desviamos de la ruta prevista para nuestro discurso circular: estábamos hablando de Buenafuente, del programa y del equipo. En concreto, queriamos destacar como curiosidad una inhabitual costumbre que llevan practicando mucho tiempo en la productora de El Terrat con óptimos resultados, y es la de hacer desaparecer a sus ficticios personajes cuando están en la cresta de la ola, en lo más alto. Esta práctica ha ocasionado incontables quejas de los telespectadores cuando ha llegado la hora de fulminar a éste o aquel ídolo del público y, sin embargo, ha sido este proceder el que ha impedido que dichos personajes acaben convertidos en seres odiables, quemándose como polillas al acercarse demasiado a la lumbre de una vela.
Entonces, ¿qué pasa con el omnipresente y detestable Neng de Castefa? Ay, amiguitos, este infraser ficticio que fue concebido para ser títere risible ha pasado a ser un verdugo psíquico de sus amos y creadores, y de paso de todos nosotros. El monstruo, como en el mito judio del gólem, adquiere cierta voluntad propia y termina volviendose en contra de la tirana mano que, ignorante de que su condición de déspota era temporal, guiaba sus actos. El Neng se ha transformado en apenas unos meses de parodia de los tuneros patrios a estandarte de estos mismos en un torbellino absurdo que ha llevado a un bufón fatuo a ser el máximo ídolo y representante involuntario de esta corriente del deconstruvismo automovilístico. ¿Cómo ha sucedido esta tragedia? ¿Qué te ha pasado, Neng? Tú antes molabas…
Y aquí es donde entra en juego el factor Antena 3 de nuevo; la cadena de diestra mano, siempre a la sombra que más cobija, ha aprovechado el fenómeno de identificación social de un colectivo que, pese a su vastedad, había estado hasta hace poco sin representación humana en el medio de más difusión del Estado: la tele. Y por supuesto, también subiéndose al carro de la lucrante actividad empresarial de dudoso proceder ético que es el politono, ha explotado con ferviente interés e insistencia el poseer al neo-icono del cholismo en su cadena. El resultado no podía ser más obvio ni más execrable: a día de hoy el Neng comparte el dudoso honor de ser el ente más despreciado en esta santa casa que es Lametones de Amor junto con otro bichejo tan simpático y juguetón como es la Crazy Frog.

Larga vida al Neng
Pero hay un halo de esperanza, amiguitos, y es que el bueno de Buenafuente hizo desaparecer al personaje con un truco de magia la semana pasada. Y aquí es donde ha pecado de ingenuo el genial humorista catalán, porque dudamos que los productores de Antena 3 quieran prescindir tan facilmente de su gallina de los huevos de oro. Por supuesto se han alzado muchisimas voces a favor del regreso del Neng, y nosotros decimos sí a este retorno… pero que éste sea para escenificar una despedida mucho más espectacular y aleccionadora. Si quieren que el Neng desaparezca, si quieren matar al personaje, ¿qué mejor que un accidente de tráfico para hacer que no sea posible un retorno al plató? No digan que no sería un shock nacional en todos los foros de tuning y un mensaje de educación vial para este público al que tantas y tantas veces ha querido llegar la Dirección General de Tráfico con sus campañas.
Así además, no correriamos el riesgo de que dentro de unos años, cuando todos tengamos unas canas más en la cabeza y unos recuerdos menos en la quijotera, un Buenafuente aventajado en kilos y en lustros rescatase a sus personajes estrella de un merecidisimo olvido. Y si no, miren a Krispín Klander… ha vuelto el hijo puta.

Minutos musicales

Hola, niños y niñas del amor. Hemos creido apropiado debido a la inactividad imperante que reina en esta balsa de aceite que es el puente de la Constitución-Purísima, reseñarles muy brevemente el evento más destacado del día de ayer. Durante un acto de reconocimiento a la Benemérita, el ampliamente infravalorado Papa de la Iglesia Católica, Benedicto XVI, se puso un tricornio… ¿Qué debió pasarle por la cabeza a Joseph Ratzinger al ponerse tan marcial sombrero? ¿Pensó en sus tiempos en las Juventudes, en reenrolarse? Imaginamos que siempre se le podría encontrar un huequecito en un antiaéreo de una base recóndita y medio abandonada…


Y decían que este Papa era un sosainas que no hacía nada…

Sonando: La Cabalgata de las Valkirias, Wagner.

Pokka Milk Coffee

Aloha, yokozunitas blanditos y geishas suaves. Como habrán visto la Navidad ha invadido súbita y repentinamente este ciber-rincón de Amor. La verdad es que no podiamos desaprovechar la oportunidad que nos brinda el momento más horrista del año para acercarles hasta sus hogares la magnificencia del gif animado navideño. Pero… esperen un momento, que nos dispersamos, y lo que veniamos a contarles hoy es horrible, sí, pero no tiene nada que ver con la Navidad. Porque amiguitos, en este lunes de puente transcontinental llega a sus pantallas una nueva y resbaladiza entrega de Semos lo que Comemos. Los fascículos alimenticios que acabaran evolucionando a úlcera gástrica.

Real Brewed
Paseábamos el otro día sus webmasters preferidos por los intrincados y lisérgicos pasadizos creados entre las estanterias de nuestro Supermercado Oriental favorito, cuando de repente, como si de una aparición mariana se tratase, un objeto brillante e inexplicablemente hermoso, se mostró ante nosotros como una joya refulgente y dorada: Pokka Milk Coffe, el café con leche enlatado.
Promocionado en la lata como Cafe au Lait y decorada ésta con una encantadora y mesmérica cara que recuerda poderosamente a una mixtura entre un oficinista de tiempos pretéritos y Tony Rominger. De hecho, si no se fijase uno con atención, bien podría confundirse el recipiente con alguna marca de cerveza de importación truculenta, de estas tan prestigiosas que se ven en las estanterías del LIDL.
Así que, una vez con el brebaje en nuestras manos, con su suave y resplandeciente superficie metálica, perdimos nuestro rumbo mental en una insondable dicotomía: ¿tal engendrito de la ciencia pseudoalimenticia debía ser ingerido a la típica temperatura del café con leche o a la temperatura del refresco que nos sugería su enlatado envase? Decidimos optar por anestesiar nuestros sentidos y meter el extraño líquido en la nevera antes de consumirlo.

Just give me coffee
Miren, no vamos a andarnos con rodeos. Nosotros teniamos miedo de abrir la dichosa latita, mucho miedo. Este sentimiento no hizo mas que confirmarse cuando al estirar de la anilla abridora oimos claramente el paradigmático sonido de una Coca Cola ¿Acaso nos encontrabamos ante la turbadora presencia de un cafe con leche con gas? Pues veran, no. Nos encontrabamos ante una pócima de color marrón muy oscuro, un tono que evocaba poderosamente al majestuoso roble humedo en un tarde de otoño (je), pero que sería mas propio de un chocolate a la taza que de un cafe con leche. El olor, dulce, muy dulce era sin lugar a dudas causado por la misma combinación de colorantes y conservantes que se usan para elaborar los caramelos de la Viuda de Solano. Ah, ¿el sabor?… pues básicamente podriamos describirlo como la esencia que desprenden en nuestras papilas gustativas la exquisita mezcla del agua con azúcar con un toque de partículas flotantes de leche. Esto que les describimos de “partículas lácteas flotantes” no es casual, pues en el envase de Pokka Milk Coffee nos advierte que la posible presencia de dichos corpúsculos no es óbice para la altísima calidad del producto (sic). Unas horas después de la degustación nuestros cuerpos siguen bastante integros, pero si dudan entre una lata fria y deshumanizada, como recomienda el Kamarada Otsirc, o una humeante y espumosa taza de cafe con leche, nosotros les recomendamos que bajen al bar de la esquina y se tomen uno bien cargadito y calentito a nuestra salud. Café…

Susto o muette

Hola, españoles, españolas y otras gentes que hablan nuestra lengua. Ayer nuestra amada pero inquietante patria sufrió una debacle jamás vivida, los edificios temblaron desde sus cimientos hasta sus capiteles y los animales y las personas sensibles percibieron en el cargado ambiente la posible desgracia. Y estos malos augurios, estos presagios de desastre, estaban totalmente justificados, porque sólo la caprichosa fortuna quiso que dos (2) de los próceres de la nación saliesen indemnes del terrible-pero-hilarante accidente en helicóptero. Así es, ayer, con el sol en la cúspide del arco que conforma la estructura del día, el helicóptero en el que viajaban Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre se estampó nada más salir de la plaza de toros de Móstoles. Nosotros, como personas independientes y con inquietudes, hemos preguntado a un conaissure de la materia a qué se podía deber tal accidente. Nuestro experto personal y amigo Mestre Me, que una vez jugó al Flight Simulator allá por el año 1996, nos ha contestado que las maniobras tan cerca de superficies verticales pueden ser muy peligrosas si hay un viento sesgado. Ergo, la culpa es de la plaza de toros.

La mano negra
Puntualizamos que ahora en estas líneas nos permitimos hacer cachondeo porque el herido más grave, el líder del Partido Popular, tiene una luxación en el dedo del centro de la mano derecha. De haber sido algo más grave, como presagiaban los consternados periodistas que cubrían el ameno acontecimiento, y viendo que el único partido del Congreso que defiende la unidad del Estado pierde a su figura carismática, a su Líder Galáctico II; probablemente ya estaría España resquebrajándose por los cuatro (4) costados en manos de comunistas e independetistas.
Para echar más leña al fuego de la angustia que consume a los prohombres de la nación, Josep Borrell, catalán y socialista, ha hecho un chistecillo acerca del aparatoso encontronazo helicóptero-suelo. Ante tal perspectiva de futuro, cabe preguntarse realmente si no habrá una mano en la sombra, un atajo de conspiradores golpistas social-demócratas que anhelan el desmembramiento de la piel de toro.
Lo que es seguro es que esto ha sido un acontecimiento que retransmitirán miles de cadenas de televisión a nivel internacional, sobre todo los programas de zappings. Nos no recordábamos algo igual desde el hundimiento del barco de la Expo 92 de Sevilla, la muerte de Cobi o la derrota de la selección ante Korea.
Por cierto, Lametones de Amor no se va de puente. No creemos en la Purísima Concepción y la Constitución ya se está desmoronando, así que no hay ningún motivo para la celebración. Abríguense y mímense.

Actualización: Alehuelva, siempre tan atento a la realidad y con una aguda reflexión, apunta en los comentarios a la posibilidad de un boicot físico sobre el casco del aparato volador. Una especie de fenómeno OVNI pero en ultraderechista… este Losantos, qué loco está el tío… Si siguen los enlaces a las respectivas noticias podrán ver como la conspiranoia abigarrada aumenta entre las filas de la oposición.


I WANT TO BELIEVE

& Creado con WordPress &