Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Octubre 2005 (Página 1 de 2)

Los Hellowen se pasan al Trance

¡Hola, paganitos del amor libre y redundantemente malévolo para la moral católica y tradicionalista! Se acerca en el calendario esa fecha que se tiene localmente como el inicio de la temporada de deglución de castañas y globalmente como la noche de Walpurgis, festividad pagana anglosajona por excelencia y que la basura blanca que somos la clase media-baja española hemos abrazado como perros necios y ciegos.
Tomen como ejemplo este “flyer” que hemos recogido de entre un montón cromáticamente heterogéneo, que nos invita a participar en lo que intuimos es la primera Fiesta trance de los Hellowen, descontextualizando desde la más absoluta ignorancia y apropiándose de iconos ajenos por todo el morro. Como nosotros mismos, ji ji ji.


Click para ampliar la foto

Se ha de decir que hay dos razones por las que hemos decidido mostrales esta aberrante obra del photoshop en manos ingenuas:

  1. La primera es rendirle pleitesía y homenaje al blog comunal de los titanes John Tones y Eunice Szpillman, La Apisonadorcita Producciones; y en especial a esa sección suya que, obvia y previsiblemente, nos hace mucha gracia llamada Para esto mejor quedarse en casa: un raropilatorio de todas esas extrañezas metropolitanas que sazonan de sinsetidos absurdos nuestras vidas y, que a veces por discretos y a veces por cotidianos, pasan desapercibidos o ignorados inmerecidamente.
  2. Aprovechamos el hecho de la festividad de Halloween, o el día de Todos los Santos, como excusa prefabricada para hacer una escapadita de negocios-placer a Madrid. De paso, para que los lectores de la capital del reino no nos acusen de dedicar nuestra presencia física y costumbrista exclusivamente a las periferias, hemos pensado que sería divertido organizar la 1ª PKÑA KDD D LdA N MDD. Así, todos ustedes madrileños y alrededorinos que han solicitado las Chapuskas del Amor tendrán la posibilidad única de hacerse con ellas a un precio inigualable y de paso reirnos todos juntos de los que son diferentes a nosotros y por lo tanto distintos, ¡increible, ¿verdad?!
    Si desean ustedes asistir a tan magno evento histórico, no tienen más que saber que sus Lamedores de Amor favoritos estaremos este sábado sabadete a las ocho de la tarde (20:00) en el excelso y distinguido Bar del Beni, sito en la Calle Isabel la Católica justo en frente del Cool. Un local selecto y a la altura de la situación. Una vez allí ya veremos lo que hacemos…

Ya saben amorosos, en sus manos está hacer de este Halloween un Festival del Amor.

Loro Mortal

Panic on the streets of London
Hola pequeños ruiseñores. Ayer murió un loro en Londres. El pobre animal no tenía ni nombre porque era un inmigrante de otro sitio, y como tal sólo ha traido la desgracia y la enfermedad a las limpias y pulcras tierras europeas, pues estaba infectado de la malévola enfermedad contagiosa y maligna del virus de la gripe aviar (cepa H5N1). Nos asaltan muchas dudas al estar rodeados de esta vorágine de desinformación, pero hay una pregunta que se hace fuerte en nuestras cabezas por encima de las demás: ¿vamos a morir todos por culpa de un ave parlanchina? La humanidad se merecería un destino así, qué duda cabe.
Hoy, mientras degustábamos una sopa de pollo con fideos, veiamos alarmados en el No-Do de Antena 3 (tres) que han muerto diecisiete (17) aves en nuestra vecina Portugal, un bello cisne en Rumania y veinticinco (25) en el motor de Europa, en la Sagrada Alemania; y ya es hora de que cunda el pánico, ¿no? Queremos decir, a ver, que no es que nos tomemos a cachondeo una enfermedad mutante y potencialmente mortal para el ser humano, pero es que las pandemias de sobremesa cada día asustan menos. Y pensándolo friamente, esta cura de espantos no está carente de motivación, porque la terrible enfermedad incurable ha matado la super-mega-escalofriante cifra de sesenta y dos (62) personas en Asia, el continente más poblado del mundo; una cifra más o menos comparable a los muertos en España por accidente de tráfico en cualquier puente vacacional.
El catastrofismo generalizado con el que se está tratando un tema más o menos serio es digno de programas de altas horas de la madrugada o prensa gratuita amarilla (sí, ese), y desde luego están desacreditandose a ojos vista… o quizás somos nosotros, que somos unos descreidos. Pero miren, un ejemplo ilustrativo: ¿Recuerdan el affaire Kreutzfeld-Jakobs, también conocido como encefalopatía esponjiforme? Qué truculenta trama de canibalismo necrófago vacuno, cuántas leyendas acerca de la posible toxicidad del hueso de vaca, cuarentenas, vetos, y al final la piel de toro ha contado sus bajas con el dedo de una mano: una (1) R.I.P.

La venta de pollo ha caido en picado (sic)
Ojalá no nos equivoquemos, amiguitos, porque pronosticamos un encajonamiento de la pandemia del pollo en el saco de los desastres sin suceder. Como por ejemplo el augurado salto del ébola a todo el mundo, el tsunami en el Meditarráneo que se pronostica periódicamente o la aparición de las armas de destrucción masiva en Irak.
Pero si estamos abocados a que la muerte llegue en forma de epidemia voladora a nuetras ciudades, intentemos encontar el lado positivo, amiguitos. Con un poco de suerte este virus mortal nos ayuda a limpiar las urbes de una plaga mucho más infecta y correosa, la verdadera peste aviar: la purulenta raza de las palomas. Nos gusta imaginarnos paseando por el arbolado Passeig de Gracia mientras vemos decenas de aves febriles cayendo a plomo en el horizonte urbano. ¡Qué bella estampa la de la ciudad limpia de colombiformes para un inicio de milenio!
O como en la escena final de ‘El Club de la Lucha’. Where is my mind de fondo y millares de palomas precipitándose masivamente al vacio, columnas de pájaros derrumbándose sobre las calles y muriendo ante nuestros ojos. Pájaros que, bien pensado, se podrían reciclar para engordar cerdos a bajo precio. Ya saben que los senderos que puede tomar la cadena alimenticia son también inescrutables…
Tengan cuidado ahí fuera, amorosos, miren a los cielos…

Capítulo 10

De los creadores de: ¿Qué te ha pasado Dios? Tú antes molabas…

¿Qué te ha pasado, Madre Tierra?
Tú antes molabas.

Dedicado a Eduardo Infante, él si que mola.

A darles la chapa

Hola, siderales amorosos, si la necia droga que mata no les ha consumido el cerebro provocándoles un alzheimer prematuro se acordarán ustedes de que, hará cosa de mes y pico, les pediamos su opinión acerca de las potenciales chapas amorosas que supuestamente íbamos a encargar. Pues bien, el encargo por fin se ha realizado y dichos complementos modernos y del Amor se han materializado del éter de la blogosfera fluyendo por los cauces cósmicos de la tecnología chapil hasta llegar a la realidad real.
Pues de momento les dejamos estas instantáneas para que puedan ustedes difrutar de la belleza decorativa y de la prestancia y savoir faire que imbuyen al portador. Si quieren molar, chapas de LdA hay que llevar, ejem… Para los residentes de la capital de la modernez barcelonesa intentaremos apañar un puesto de venta fijo para nuestro reluciente y suave merchandising, y para los capitalinos de Madrid también, ¡venga va, la locura de las chapas! Pero, de todos modos, quien quiera una o dos o tres (1 ó 2 ó 3) no dude en ponerse en contacto con nosotros en la dirección de correo-e habitual y ya arreglaremos algo para hacerlas llegar por correo-no-e:

lametonesdemor ( @ ) yahoo.es
lametonesdeamor (@) yahoo.es

Atentamente,
sus capitalistas del Amor, Amanda y Casimiro

ACTUALIZACIÓN:Si son ustedes residentes en Barcelona y les da mucho palo tener que conocer a otras personas o tener que ir a Correos para enfrentarse al duro contrincante que es el funcionario, les informamos que están de enhorabuena igualmente: pueden ustedes conseguir las chapitas del Amor en dos (2) cómodos pasos.

  1. Vaya usted a la tienda amiga de tebeos y bizarreces del centro de Barcelona, Arkham Comics, sita en Carrer de’n Xuclàs 16. Ándese con ojo a su cartera porque ahí hay infinidad de cosas que molan.
  2. Pida las chapitas del amor a su dependiente favorito y ¡ya está! ¡Wu! Tengan cuidado, eso sí, con el rebaño de jipunkis-perroflauteros que hay al salir a mano izquierda .

Marx ha muerto y Dios es de derechas

Hola, hola, ñoñis blanditos. Chicos modernos, ustedes que están tan interesados por la moda y las tendencias les gustará saber por fin se ha acabado la tortura de la depilación. Esto, que bien podría ser el paradójico eslogan de una de esas máquinas arrancapelos de diabólico aspecto, es el nuevo lema del Hombre con mayúsculas, el que tiene un Audi A4. El antiguo modelo de comportamiento, el metrosexual, está caduco, oxidado, corrompido y ya prácticamente borrado del recuerdo de todo ser humano: larga vida al Ãœbersexual. La evolución no respeta los convencionalismos, ya ven. Pero el hecho de que la gran máquina cíclica del capitalismo reinvente cada cierto tiempo las tendencia a seguir es algo que no escapa ni sorprende a nadie, el tipo duro y rudo, el afrancesado metrosexual y ahora el germánico übersexual no son más que eso, modelos prefabricados en pos de una estandarización de la sociedad del bienestar. Sin embargo, no deja de ser curiosa la diferenciación de género que conlleva este hecho.

She is a model and she is looking good
Las mujeres llevan siglos sometidas a la esclavitud de la moda, a lo que toca llevar esa temporada, al dictamen de los escaparates de Inditex. A veces logran escapar ficticiamente de este yugo para caer entonces en la más rabiosa modernidad, en lo alternativo, lo cool…pero al fin y al cabo, que hay más tendencioso que esto. Pueden negarlo si quiren, pero en el fondo de nuestros corazoncitos todos sabemos que es cierto. La moda… algo que hasta hace bien poco parecia una exclusividad del lado femenino de la vida, y en cierta forma lo sigue siendo porque lo que aguarda al hombre moderno es un castigo peor. Las tendencias masculinas trascienden lo meramente estético para zambullirse en modelos de comportamiento, en roles ridículos que a modo de justicia kármica vengadora se ciernen sobre los hombres del mundo occiental.

Boys don´t cry
Tomen nota, señoritos, porque les vamos a anunciar cuál es el modelo a seguir en el futuro cercano. A partir de hoy van a dejar de verse en los anuncios de perfumería masculina y de ropa deportiva torsos impolutamente depilados y hombros curvos. Ahora les va a tocar a ustedes, melifluos todos, enderezar la espalda y beberse cada mañana un lingotazo de coñac, de cognac del bueno no esa mierda de Terry que bebe su padre, para amoldar su voz a la del auténtico UBERSEXUAL. Un tío duro, curtido en mil trifulcas pero galante en todas ellas, que luce una limpia y recortada barba de tres días mientras cuida de los críos o juega a cartas con los amigotes. Porque esa es otra, la figura del übersexual se aleja de la mujer como amiga y abraza (varonilmente) de nuevo al compañero de trinchera con el que compartir un vasazo de Cardhu. La mujer retoma por tanto el papel de objeto de deseo sexual para el hombre y deja de ser un modelo a imitar en cuanto a estética y pose; mientras el metrosexual quería tener el cutis fino y elástico de una fina dama, el übersexual arruga el rostro en una seductora mueca lobuna en busca del favor sexual de la misma señorita.
Y sobre todo, lo más importante para el hombre-que-viene según prestigiosas “gurús del sector publicitario” (sic), es que éste es un triunfador en todos los campos de la vida. Social y laboralmente, nuestro especimen es poliédricamente perfecto, y su brillo y esplendor es tan intenso que sus congéneres no parecen sino sombras de parodias de burlas humanoides que acompañan la maravillosa vida del Ãœbersexual. Por fin la gran maquinaria del márketing mundial, en un gesto que le honra pero no justifica, nos revela cuál es el ingrediente secreto que todos deseamos y que se nos ofrece veladamente en el interior más profundo de cada uno de los productos: el éxito, el puto dinero…

Ubernazis
Los übersexuales también somos personas, camaradas.

Y es que la vida es dura, señores, y a diferencia de las mujeres a ustedes no les bastará con reciclar su armario de cara a la nueva temporada para estar subidos en la ola de la tendencia. Ustedes tendrán que reforjar sus propios egos a golpe de ese martillo de vórtices cambiantes que son las “tendencias urb”, construirse una vida nueva y triunfar, triunfar siempre en todo para así poder mutar en la próxima temporada, en la que tocará ser amistoso con los niños y con los perros, mientras en la siguiente deberán ser ustedes solidarios con la causa del tercer (3er) mundo pero hogareños. Pero, a qué es debida esta diferenciación entre ambos generos, por qué esta mutabilidad metafísica con la que fustigan al ser humano masculino mientras que el femenino se limita al más superficial y vacuo mundo de la vorágine del pret-a-porter; pues imaginamos, pensamos, creemos que el origen de esta divergencia se halla primordialmente en el hecho irrefutable que a los hombres, seres de baja volubilidad y apetencias previsibles, les gustan todas las mujeres. Sí, amigas, esa es la dura realidad pese lo que puedan decir los anuncios de müesly.

Rodolfo, alcánzale a la señora otro Trankimazín…
Pero sobre todo, recuerden, es muy importante, que lo que se lleva ahora no es el hombre que llora con la desgracia de Marco; ahora hay que ser uno de esos que abraza a su pareja y le dice con una sonrisa paternalista ‘Tranquila, pequeña, eso nunca le pasaría a nuestro hijo… ‘

100.000 maniacos

Hola Amorosos. Estamos muy muy felices, llenos de alegría y repletos de Amor. De su Amor concretamente. Ya ven, hace un momentito que acabamos de alcanzar las cienmil (100.000) visitas y claro, nos hemos puesto muy contentos. Si, ya sabemos que si quitamos nuestros propios clicks y los que vienen de google perdidos en una errónea busqueda, el número sería más bajo y que la celebración de estas cifras redondas no deja de ser un convencionalismo más, como un Dia de San Valentín de los “clicks”. Pero también es verdad que nos hace mucha ilusión. Deberían habernos visto hace un par de años sentados delante del ordenador diciendo : ‘Esto del HTML no debe ser tan difícil…’ para saber de verdad cuan grande es hoy nuestra dicha.
Por eso, para que conozcan más detalles de la vida de Amanda y Casimiro nos hemos decidido, en un acto egocentrista, a hacer un pequeño test del Amor. Uno de esos tan disfuncionales que se encuentra uno en QuizYourFriends, pero lo que cuenta es la intención y ya iba siendo hora que nos presentaramos como es debido.
Y por hoy nada más, esperamos que esta feliz coincidencia espacio-temporal que nos ha llevado a conocerles dure mucho más tiempo. Gracias, Amorosos y un beso.


‘Dejad que los niños lean Lametones de Amor’

*No hace falta que hagan trampas, no hay premio y además aquí les queremos a todos por igual.

Esos rockeros de plastilina

Hola, holita, hijos del metal. Llevábamos unos dias preguntándonos si en alguna ocasión habiamos tratado en este rollo que es Lametones de Amor el espinoso, zarcil, tema del Rock&Roll de mojabragas. Y seguramente la respuesta es afirmativa, durante dos (2) años y pico de desbarres nos es imposible recordar si no hemos navegado por alguna de las vertientes de este truculento pantano; pero sin embargo estamos seguros de que no hemos pronunciado nunca las palabras mágicas del género, Bon Jovi.
Ahora no agachen las cabezas, amiguitos lectores, que cualquiera de ustedes ha tarareado disfuncionalmente alguna vez, haciendo por supuesto el air guitar, algún baladón jebilongo del melifluo aunque peludo cantante-actor de origen italo-americano Jon Francis Bongiovi. El espectro de edades en las que ha influido el ser de crepados y cambiantes cabellos es tan amplio que podemos afirmar que nos encontramos ante un claro caso de mojabraguismo intergeneracional e intercultural, uno de esos fenómenos que aglutinan tiempos y espacios tan distintos como los ochenta (80) en un local “intimista” (o sea, pequeño) con Runaway a todo meter hasta los macroconciertos para las niñatas-MTV que organiza hoy en día en favor de la campaña de John Kerry.


El camaleón del AOR
Bon Jovi, hijo de un ex-marine y una ex-miss (no digan que no parece un chiste), se ha hecho suyo el lema “hago lo que quiero con mi pelo” y además con el tiempo se lo ha acabado aplicando a la epidermis y a la dentadura, todo ello con el muy honorable objetivo de alargar su ya vasta experiencia como cantante para adolescentes, post-adolescentes, surferos y otras especies humanas de sensibilidad especial. Gafas imposibles, pechoslobo descomunales, chalecos desarbochados, parches de los Misfits, la permanentada melena al viento de un tortuoso acantilado,.. toda esta estética de chico malote del Pop&Roll se ha convertido con el paso del tiempo en camisetas DyG, ausencia total y metrosexual de vello corporal, dientes níveos y un esculpido casco romano inundado en laca como peinado.
Y sin embargo todos estos cambios no son más que superficiales, porque si hay algo que perdura en el interior de Bon Jovi, imaginamos que muy en el interior, es la esencia pura que se destila al mezclar en un crisol al yerno perfecto y al capitán del equipo de fútbol (americano) del instituto. Un berzas, vamos. Esta constancia espiritual se ve bien reflejada en sus letras, eso que la mayoría de humanos ni se molesta en entender o siquiera escuchar, ya que el chaval (porque sigue siendo un chavalote) ha conseguido forjarse una discografía en la que tan sólo subyace un leit motiv… el keep the faith, el carpe diem de buen rollo, la quintaesencia de un AOR ya moribundo. Y la verdad es que no nos explicamos cómo recontracórcholis consigue a cada single superarse en este aspecto, de un modo tan aplastante que resulta casi misterioso, mesmérico, germánico, apoteósico. Vean si no la portada del último disco, que pueden observar a su mano derecha, que bajo el soberbio por lo descacharrante título de ‘Have a nice day’, se nos presenta en forma de un puto smaili. El Smily AOR ha nacido y de hecho la jugada le ha salido bien al cantamañanas y pésimo actor, cuya actuación estelar recordamos en Ally McBeal always-as-himself, porque el icono en cuestión ha recorrido la red de redes como la pólvora ardiente, hallando su máxima expansión en los messengeres más barrocos (el messenger, qué tema también para tratar… no descarten ustedes que cojamos un día y les soltemos una de nuestras disquisiciones sin mucho sentido sobre el software de conversaciones entre amigos, ¡qué extrañas reglas y designios no escritos esconde el programa de Microsoft tras su plana apariencia!).

¿De qué estábamos hablando?
Ah, sí, de roqueros caducos y decandentes… ¡Qué mal suele tratar el tiempo a las estrellas de la canción pesada! Algunos por los excesos y otros por los defectos, pero pocos se salvan de la quema que da la perspectiva y los lustros. Qué malo es el tiempo, en definitiva, que nos conduce a todos como ovejas ciegas por el sendero cuesta arriba que desemboca en el turbio y confuso río de la muerte.
Por cierto, hablando de una cosa TOTALMENTE DISTINTA, este viernes hay un concierto-homenaje al gran intérprete del Rock español, a un titán de tiempos pasados. Los caballeros y bellísimas damas de Ultraplayback junto con otros grupos más han organizado este evento lúdico-rockero en honor al Loko, a Loquillo y los Trogloditas, que tendrá lugar este viernes en Barcelona.
Que por qué, preguntan ustedes. Sí, amigos, es cierto que la otrora intocable figura de Loquillo está hoy de capa caida, con sus incesantes flirteos con la SGAE, la arrogancia que pasea con esa pose de poeta de los escenarios y ese mal rollo que transmite sólo con verlo. Pues la respuesta a su pregunta la sacamos de boca del maestro Way, “no sé por qué… pero todo el mundo se sabe una letra de Loquillo”. Nosotros como nos sabiamos más de una (1), nos hemos visto moralmente obligados a asistir al evento. ¡Larga vida al Loko, aunque sea por un día!

El perro más feo del mundo

Hola, amorositos de goma. Estamos malitos físicamente y moralmente, aunque de lo segundo ya estaban ustedes más que enterados. El otoño nos ha pillado en bragas (literalmente) y llevamos una galipandria encima que no se la salta un podenco ibicenco tuneado; esto, sin embargo, no nos impide pasar a saludarles a ustedes, nuestra afición a la que debemos todo y que nos imaginamos siempre haciendo la ola ante sus pantallas.
De paso, para no dejarles con el mal sabor de boca de sabernos enfermitos y encamados, venimos a confesarles una pequeña obsesión personal que nos atormenta e hilara a partes iguales: los perros feos. Sin duda, si tienen ojos funcionales y no son unos ascetas ermitaños, se habrán dado cuenta la cantidad de cánidos horrendos que hay en el mundo y que parecen arremolinarse a su alrededor como parodias de la naturaleza si se dan un paseo por la calle; efecto que se multiplica en la happy-hour del jubilado. Y no estamos hablándoles de los perros con pedigrí de natural feunos, como el carlino, el bulldog francés o el chihuahua lanudo; sino más bien a ese animal al que el cruel destino le ha destinado como ancestros un número indeterminado de especies de la peor combinación genética imaginable. El bastardo, o mil-leches, es de natural el perro más apreciado por el ciudadano amante de los animales y de la naturaleza; el jipi y el progre trasnochado son buenos candidatos a compartir gustos caninos aunque discrepen en cuanto al grado de higienización del mismo.

Lava tu perro
Esta insignificante filia nos impulsa, a veces temerariamente, a girarnos de forma un tanto impúdica ante el paso de un buen ejemplo de aberración perruna. Y también nos lleva consecuentemente a preguntarnos ¿cuál debe ser de entre todos los perros inrajadamente obscenos el más inrajadamente obsceno de ellos? ¡Aha! Pues ninios, aquí tienen la respuesta.

Por lo visto, Sam es el perro más feo del mundo… Así, a secas. Nosotros, viéndole podemos llegar a creernoslo sin dificultad. Curiosamente el bueno de Sam, ganador del certamen al perro más feo del mundo durante cuatro años (4) seguidos, es un pura-raza de perro crestado chino (¿ein?) que su actual dueña pasea por espectáculos, ferias y circos ambulantes… así como por su Bloggue en el que no hay escasez de instantáneas de Susie, la dueña, acariciando y abrazando a ese engendro de la naturaleza que es Sam.
Y bien que hace. Amen a sus mascotas, amorosos.






Megalópolis Vacacional

Hola corazonessh. Desde la bella localidad levantina de Oropesa de Mar venimos a informarles de las nuevas y ventajosas instalaciones… Bzzz… Eh, un momento, esperen. Qué fatalidad, qué miedo, por un momento nos ha invadido el espíritu planoencefálico de Anne Igartiburu… Uf, pero ya está, ya estamos mejor. No nos miren con esa cara, niños, cómo quieren que estemos sabiendo que sabemos lo que venimos a contarles hoy para deleite alborozo y dos (2) minutos de odio. Y es que el cruel azar ha querido que se dé una de esas paradójicas situaciones en las que la realidad supera con amplias creces a la ficción.
Muy comentada fue una pequeña fruslería que hace un par de meses lanzamos, aquí los presentes, al espacio cibernético. Aquella en la que se planteaba la posible Reestructuración Macroscópica del Litoral Levantino (REMALL) en pro del bien común y en favor de una España Plural y amputada. Ya saben, un sinsentido más de los muchos que fluctuan por este espacio, una idea descabellada, una boutade

Un mundo feliz
Bien, amorosos, lo que veniamos a contarles hoy es que estas caricaturizaciones de la realidad, estas exageraciones sin sentido pueden llegar a materializarse en un plano real de la existencia. Concretamente en este en el nos encontramos ahora. No se asusten, no, nadie va a serrar ni a quebrar España ni su unidad, eso seria una chapuza de lo más vulgar que técnicamente no está al alcance de nadie pese a lo que diga la ultraderecha. Lo que se lleva ahora, la última tendencia en grandes infra-estructuras para el ocio y recreo es Mundo Ilusión. Ay… Mundo Ilusión, ¿no les parece de una belleza escalofriante este nombre, como de parque de Disney abandonado? Pues pasen y vean, porque todas sus espectativas en barroquismo urbano se van a cumplir, y con creces.

El mas que moralmente dudoso sector inmobiliario del levante español, encabezado por la empresa Marina d’Or Golf , en una astuta y truculenta cabriola va a llevar a cabo la construcción de una especie de híbrido de parque temático, ciudad de retiro y desguace de billeteras. Pero oigan, nada de medias tintas ni de Terras Míticas del tres al cuarto. Qué se note donde hay clase, nada más y nada menos que veinte millones (20.000.000) de metros cuadrados situados en las bellas localidades de Oropesa de Mar y Cabanes . ¡Veinte millones, por el altísimo! Por si no se hacen una idea de la vastedad (y bastedad) del proyecto, vendría a ser cubrir de cemento y cartón piedra el área que encierra una circunferencia de cinco (5) kilómetros de diámetro.

Tetris con ladrillos
Es posible que algunos de ustedes de esten preguntando con qué demonios van a llenar tanto espacio, pues con muchas cosas y muy grandes. Verán, para empezar una bella urbanización que será habitada por cerca de ciento veinte mil (120.000) personas, un macro balnerio científico (¿?) de agua marina, dos (2) kilómetros de ‘playas tropicales’ para disfrutar con/de las actividades náutico-sociales (nos preguntamos, no sin cierta sorna, cómo se las habrán ingeniado para hacer de Valencia un paraiso tropical; ¿habrán desplazado el trópico de Capricornio unos cuantos miles de kilómetros hacia el norte?)… una bolera prehistórica imitación Flinstones, la pista de patinaje Moscú cuyo exterior imita las cúpulas de la Basílica de San Basilio, el Zoco de las mil y una (1001) noches y minigolf Aladín, decenas de restaurantes temático-burlescos y sin duda nuestra obra preferida, la sublimación del espiritu ‘Marina d’Or, ciudad de Vacaciones’: siete (7) hoteles tematizados.
Como joya bizarro-hotelera tenemos el Hotel Acuario anclado en medio de un falso arrecife de roca volcánica y rodeado de cristalinas aguas habitadas por doce mil (12.000) peces tropicales, que suponemos que al cabo de pocos dias seran doce mil (12.000) peces tropicales muertos. Si ya cuesta que uno viva mas de una semana, imaginen. También habrá un Hotel Venecia con una fiel reproducción de la Plaza de San Marcos. El Hotel Paris con, agárrense que vienen curvas, una Torre Eiffel con una altura equivalente a siete (7) pisos, el Arco de Triunfo de tres (3) plantas de altura, los Jardines de Versalles y un río, ¡un río, por Belcebuth!. El Hotel Caribe tampoco se queda corto, contará con un lago artíficial de de treinta mil (30.000) metros cuadrados, donde ya puestos suponemos que recrearan el Amazonas entero con indígenas, pirañas, tucanes y hasta un Sting pegando voces en pos de su salvación. Pero a nosotros, almas cándidas, el que más no ha gustado es el modesto Hotel Los Alpes, no por su lujo ni porque nos recuerde las verdes praderas centroeuropeas, sino por estar situado junto lo que será la mayor estación de esquí articifial del mundo.

De verdad, niños, se hace dificil decir algo que supere esto. Les recomendamos encarecidamente que naveguen y buceen por la página web de Marina d’Or Golf, a buen seguro encontrarán pequeñas joyas del maquetismo virtual. Un proyecto tan descabellado, excesivo y chirriante que habla y se desacredita por sí solo. ¿El resultado?: nada parecido a lo que usted haya podido ver hasta ahora (sic).

Cotton Candy

Hola hola hola hola, muchachada, después de una larga temporada de alimentación sana, equilibrada y purificadora a base de caldo de apio y yogures con fibra, vuelven las Críticas de Mierda. Y vuelven pisando fuerte, como el célebre cantante moja-bragas, con todos ustedes:

Semos lo que comemos, especial la Feria en Casa
La estupenda mierdelicia que les mostramos hoy tiene ya un origen truculento, pues está fabricada en Indonesia del tercer (3er) mundo por una empresa del “pais”-banco Suiza y se distribuye mayormente por el mundo árabe. Este periplo por la geografía mundial tiene sin duda una carga poética que se corresponde de forma muy adecuada con el origen nómada del producto, endémico prácticamente de las ferias ambulantes y otros mercachifles y ganapanes a los que el sedentarismo les produce urticarias.
Para que se puedan imaginar el alborozo que nos provocó encontrar casualmente este producto, les confesaremos que teniamos otro S.L.Q.C. en la recámara y apunto de servir pero que tuvimos que relegar ante la magnificencia, ante la esquisita perversión alimentaria que supone el algodón de azúcar empaquetado: Cotton Candy Strawberry Flavour. ¡Qué maravilla, qué cosa! Nada más adquirirlo, tentados ya por su rosado aspecto y por las promesas de suavidad que nos susurraba lascivamente el envase, estuvimos dos (2) dias con sus respectivas noches postrados ante la plástica luminosidad que emanaba el paquetito. Sin atreverlos siquiera a mancillarlo con nuestras embrutecidas manos, también sea dicho de paso que nos daba miedo lo que pudiese salir de ahí dentro.

Super Soft & Sweet

Pero, ay, amiguitos, cuando por fin lo abrimos una edulcorada nube de amor a invadió el hogar del Amor dejándonos presos de su dulzura. No les vamos a engañar, las expectativas que teniamos al respecto eran escasas y casi diriamos que tirando a nulas. Sin embargo, al coger con nuestros deditos la suave maraña de algodón pegajoso y llevárnoslo, no sin cierto temor, a la boca pudimos comprobar con asombro que nuestra adquisición era una fidedigna reproducción del palito azucarado y estufado que se puede encontrar en cualquier chiringuito de feria rural.
El empalagoso sabor a arrope, la adhesiva consistencia, el dulzón olor casi almizcleño, los cristales de azucar esparcidos aleatoriamente como gotas de rocio en un almendro recién amanecido; todo ello evocaba con gran fuerza lírica el recuerdo del algodón de azúcar de nuestra infancia. Todo excepto el color. ¿No les parece curioso que en un mundo tan dado a mezclas de colorantes sintéticos, como es el de los dulces industriales, el único detalle que le falte a este producto para ser una imitación perfecta sean unos micromoles de E-124?
Dejando de lado este ínfimo detalle, Cotton Candy es además de una fantástica golosina, un divertido entretenimiento para los amantes de la escatología de baja intensidad; es decir: revolcarse por y con las comidas. A continuación, je je, podrán ver unas divertidas instantáneas de algunas de las paridas que se pueden materializar cuando juntan ustedes a dos (2) webmasters amorosos, un paquete de Cotton Candy y un cuarto (1/4) de hora de tiempo libre. La feria en casa, como les anunciábamos.

Porno-imágenes suaves y blanditas de Amanda y Casimiro

Página 1 de 2

& Creado con WordPress &