Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Mayo 2005 (Página 1 de 2)

Pequeño paréntesis

¡Hola, cerruspines del valle del Amor! Sabrán ustedes que en esta santa casa que es Lametones de Amor no acostumbramos a seguir estas corrientes tan abundantes en los blogs personales como son los tests en cadena, las cinco del viernes y otras iniciativas grupales que parecen derivadas directamente del reenvío de e-mails especiales; ya saben, esos llenos de colores lisérgicos y esmailis saltarines que le recuerdan a uno lo importantes que son el valor de la amistad y la sonrisa de un bebé. La razón que nos lleva a evitar estas colectividades no podría ser más sencilla: porque terminan aburriendo y desembocando en el publicar por publicar.
Pero hoy, sin que sirva de precedente, haremos una pequeña excepción por dos (2) buenos motivos. El primero (1º) es porque la patata caliente nos la ha enviado una persona del bien como es el poderoso David Catalina, aka el Chaiko con Podeiros, y obviamente no nos podiamos (ni queriamos) negar. El segundo (2º), más egoista, es que hoy es el cumpleaños de la Musa del Amor, la Señora de los Salivazos Cercanos, su web-dominatrix Amanda y no nos apetecía pensar demasiado en el post… hay otras cosas que hacer.

1.- Tamaño total de archivos de música en nuestro ordenador:
Aproximadamente unos catorce (14) Gb.

2.- Último disco que nos compramos:
Frances the Mute, de The Mars Volta… aunque quizás caiga alguno en el paquete regalo para Mandy.

3.- Canción que estáis escuchando en este momento:
I Want Out, Helloween. Está en todas partes…

4.- Cinco (5) canciones que escuchemos mucho y que, por tanto, tienen significado para nosotros:
Buff… ¡hay tantas! Pink Cigarrette, de Mr.Bungle; Friday I’m in love, de The Cure; Tiger in my tank, de los Eels; Azzurro, de Adriano Celentano; y Su Primera Comunión, versión del Chaval de la Peca.

5.- Cinco (5) amorosos a los que pasamos el turno:
En realidad cualquiera de ustedes puede coger estas cinco (5) preguntillas y verse retratado así por un aguijonazo de borreguismo grupal. Por nosotros como si quieren compartir sus experiencias en los comentarios de este artículo.

ACTUALIZACIÓN: Para todos aquellos de ustedes- melenudos, comunistas y descreidos- que se niegan a creer que nuestros amiguitos del banner son conejitos. Bellos conejitos indefensos. Aquí tienen la prueba gráfica irrefutable que demuestra que no son ardillas. Ya lo dijo Darth Vader ‘Su carencia de fe me resulta molesta’…

50.000 cliques

¡Hola, neoliberales de amor! Estamos muy contentos porque nuestro contador del infierno, es que hay al fondo, nos indica que Lametones de Amor ha cumplido las cincuenta mil (50.000) visitas. Y vale, la cuarta parte son nuestras y otra cuarta parte de búsquedas necias en el Google pero quién se acuerda ahora de esas fruslerías fruslerías. Alcanzar esta cifra es para nosotros motivo de honda… reflexión… ¿Quién nos iba a decir hace año y pico, cuando alcanzamos con gran alborozo las seis cientas (600) visitas, que llegariamos a estas alturas? Y sin sacar tetas ni cobrar un duro, todavía.Pues ahí les queda eso.
Oh, otra cosa; si tienen ustedes ojos que les funcionen correctamente, se habrán dado cuenta que la triste mirada de los payasos ya no les observa desde lo alto de esta página. Como sabiamos lo mucho que les desagradan los simpáticos clowns los hemos sustituido por graciosos animalitos antropomórficos, cuyas dulces y acogedoras miradas de resina pintada a mano no son capaces de intimidar a nadie. Eso sí, si quieren, a partir de hoy pueden rememorar los anteriores trabajos de photoshop disfuncional que haciamos en esta casa clicando encima de la imagen de encabezamiento.
Les dejamos, que queremos disfrutar del egotrip de las chorrocientas visitas. Y gracias a todos, ¡gracias por este sueño!

Un post de confusión y soledad

Kick punch, it’s all in the mind… oh, ¡hola amiguitos! Justo en este momento estábamos practicando nuestros movimientos de baile para no estar fuera de onda este verano calentito que se nos avecina. Y no lo decimos por la sequía, ya que sería semánticamente incorrecto, a la que más bien le correspondería el adjetivo “sequito” o “deshidratadito”. No, niñas, no; verano calentito es una metáfora chunga de la perturbación setsi-setsual que deviene del cruce entre el ocio vacacional y la estética de videoclip. Y de eso trata este articulillo, de metáforas chungas.
Hace ya unos cuantos pares de meses, sus amorosos lamedores primordiales nos preguntábamos qué demonios era esa cosa tan disonante y tan feota que respondía al nombre de Reggaetón. Llámennos ignorantes si quieren, pero entre el marasmo inabarcable de música latina que se nos viene encima periódicamente se nos hacía casi imposible distinguir una bachata de una cumbia; y la cosa no ha mejorado, no se crea… Creemos que la primera muestra que tuvimos de este nuevo sonido bailable fue, aún sin saberlo nosotros, a cargo de Lorna. Esta buduska de cara extraña y voz desagradable, que no sabiamos si cantaba así de mal porque estaba perpetrando una broma musical o si era una especie de performance latina que no acertabámos a entender, triunfó inexplicablemente con el horrible y repetitivo éxito de teléfono móvil Papichulo. Desde entonces no han parado de venir tonadillas disfuncionales de allende los mares, con un léxico que haría quedar en ridículo el nadstat de Alex y sus druguitos y que la chavalada de nuestra patria no ha dudado en abrazar. Este hecho diferenciador ha sido sin duda una característica importantísima en el triunfo del reguetón en todos los rincones hispanoparlantes del planeta: crear un lenguaje metamusical propio como elemento unificador es un estimulo perfecto para el gregarismo humano.
Después de Lorna vinieron más, muchos más. No tienen más que darse un paseo por sus ciudades y verán la ingente cantidad de carteles, en algunos casos verdaderas odas al photoshop horrista, que inundan el mobiliario urbano con el propósito de dar a conocer al último grupo de cumbia/bachata/reggaeton que tocará en el Palacio de la Salsa de turno. Pero sería injusto no tener un momento para el recuerdo de ese gran tema que inundó todas las pistas de baile hace ya un año: Obsesión. No, no es reggaeton lo que ellos hacian se llamaba bachata. Pero como no podría ser de otra forma, el fenómeno Obsesión ha evolucionado a peor. Este año el politono del ‘ no es amor’ no solo perforará los timpanos con la voz chillona de la cantante de Aventura, ¡no! De cara al verano se han grabado ya ocho (8) versiones más del tema y como no, la version regatonista triunfa ya entre la numerosa comunidad latino-estadounidense ansiosa de contoneos.

Latin King Power
Pero aún no hemos respondido la pregunta que nos planteábamos elípticamente al principio de este escrito, ¿qué es el reggaetón? Si buscamos información de una fuente movimiento (setsi) nos dirán que “el reggaeton es un estilo de música muy popular entre los jóvenes, siendo fácil de bailar y provocando a movimientos muy sensuales”. Para entendernos, vendría a ser una música para el calentamiento previo al folleteo. Nosotros, tras horas de visionado de videoclipés de bajo presupuesto y peor gusto, podemos confirmarles que así es: este nuevo son látino es una música monotema, tanto o más que Jaime Peñafiel, llegando a tal extremo de monotonidad que incluso su baile, el perreo, hace referencia al acto sexual canino. Pero es que además las influencias son tan obvias y tan directas que casi nos da vergüenza tener que destacárselas; que es que hay que decírselo todo a ustedes…El rajatón no es más que la consecuencia lógica a la pujanza del hip-hop gangsta rapper como modelo juvenil del U.S.A. Empire, pasado por el tamiz del latineo: y los intereses humanos cambian, por supuesto, y el reggaetonista no está tan interesado en balasearse con sus compinches de streetbasket a la vuelta de cualquier esquina como lo está en empujar las caderas, en desgastar las sábanas, en desabrochar cinturones, en limar asperezas, en el roce que hace el cariño, en el ardor interior… y tantas otras metáforas chungas que nos vienen a la cabeza.
Desde aquí sólo esperamos que la ansiada próxima edición de Operación Triunfo tenga en cuenta la pujanza de este ritmo caliente y setsual. La juventud de este pais está necesitada de un ídolo del reggaeton patrio que les meta el fuego en el cuerpo.

Doritos Capoeira

¡Hola hola hola, druguitos del amor! Cómo les va, podriamos decirles … pero para qué preguntarlo, si nos importa un comino. Por cierto… ¿qué es un comino?
Ejem… Empecemos de nuevo…
¡Hola hola hola, druguitos del amor! Nos van a perdonar pero esta semana estamos muy liados entre tintes orgánicos y Linuxes cuánticos y nos habiamos propuesto dejarles un par de articulines breves aunque bonitos para que no nos echasen de menos. Pero cuando vimos anunciado en la gran pantalla el producto que hoy les traemos nos vimos impelidos a abrir la persiana de la sección que nos traerá la ruina física, moral y gástrica: Semos lo que Comemos, aka Crítica de Mierda.
Ya les avisábamos la semana pasada que tuvieran cuidado al salir a la calle, que Carlinhos Brown les estaba esperando metafísicamente detrás de cada esquina. Y con él toda la comparsa de joventud bras(il)ófila, a quienes profesamos un Amor indescriptible como ya quedó patente en su día en este artículo de Lametones de Amor. Pues bien, aunque les pueda parecer extraño entre toda la fatuidad del comportamiento humano, la moda carioca no ha sido flor de un solo verano, ¡¡no!! Cuando pensábamos que todo lo que tenia que llegar de Brasil (fumbolistas aparte) ya lo había hecho, aparece lo que a nuestro ilustre parecer es la perversión definitiva e irreversible del mundo de los totopos: Los Doritos Capoeira.


Un limón y medio limón… y al final se tiró por un puente.
Por qué osamos hacer esta aseveración tan rotunda. Porque los Matutanos han dado un paso sin retorno en la evolución de los snacks de maiz frito y conformado en forma de triángulo. Ya nada volverá a ser lo mismo a no ser que acontezca un cataclismo; pues el mundo de la fruta (han oido bien: fruta) ha entrado en la categoría de saborizantes para patatas y otras mierdas. Concretamente, al sabor de Brasil le han adjudicado la esencia de lima; los Doritos Capoeira son Doritos sabor LIMA, ¡¡LIIIMMMAAAA!!
¿Comprenden ahora por qué teniamos que hacer este artículo? Era nuestro deber como personajes de ficción comprarlos, consumirlos y deleitarnos en tan extraño producto. Así pues, extasiados por el espíritu de Huitzilopotchli, decidimos llevarnos un paquete a casa; ¡y qué paquete!, como diría José Manuel Parada. Han decorado la típica bolsa de Doritos con una “jamona” retro-ochentera del sambódromo yonki de Rio de Janeiro sobre el verde y el amarillo de la bandera brasileña. En una (1) palabra, innovador. Abrimos la bolsa y, ¡oh, sopresa!, un efluvio muy familiar inundó nuestras fosas nasales, e inmediatamente convenimos que se trataba del aroma del polvorón de limón. No parecido, no; el mismo aroma del polvorón de limón, exactamente igual, como recién salido de una caja de La Estepeña. ¿Qué decir del snack en sí? Pues… que sabe raro; mal no, raro, ácido, casi amargo pero con un punto salado. Además carece del polvillo radiactivo anaranjado tan característico en las otras especies de Doritos, lo cual representa una mejora cualitativa, todo sea dicho.
Ahí queda eso, amiguitos, sólo esperamos que se animen a disfrutar de los extraños, marcianos, Doritos Capoeira acompañados de una Schweppes. A ver si les gustan. Boa Viagem.

We all LOVE animals

¡Hola, niños felices y niñas contentas! Todos los aquí firmantes amamos la naturaleza, amiguitos pequeños, y los seres que habitan en ella. Las plantitas, los animalitos, los hongos, los protozoos, las bacterias, los virus; todos los seres vivos de la creación merecen nuestro amor y nuestro respeto.
Bueno, los chihuahuas lanudos no tanto…
Con esta pequeña reflexión en mente, meditemos durante unos brevísimos instantes acerca de la relación que ha mantenido la Naturaleza con el ser humano, la cumbre de la evolución, el Maestro de la Creación: ustedes pensarán que dicha relación no ha hecho más que empeorar, y tienen razón. Al principio el intercambio de bofetadas entre ambas partes era bidireccional, más o menos como los ñues de hoy en día, con sus alegrías y sus penas. Con la llegada de la agricultura, allá por los inicios del Neolítico, la balanza empezó a decantarse hacia el lado humano. Desde ese punto a la terraformación masiva, la explotación de canteras y la extinción de especies por doquier hay apenas un pasito en la Historia de la Humanidad. Como anécdota, a modo de hilaridad, les contamos también que el Neolítico trajo al mundo otro de los grandes concepto que veneramos en esta santa casa: la propiedad privada.

I hear a very gentle sound…
De acuerdo, el hombre a arrasado y saqueado y rajado la tierra; ahora bien, ¿es la responsabilidad del ser humano arreglar todo el desbarajuste que ha ocasionado? La respuesta, aunque a algunos de ustedes les pueda parecer obvia, depende de cada uno; si se topan ustedes con un neoliberalista recalcitrante les argumentará que la naturaleza esta al servicio del capital, miren si no el respeto que le profesan los amigos americanos y el protocolo de Kyoto. Claro que también se pueden cruzar con un vegano activista que les intente convencer de que es su deber moral irse a la selva amazónica a fomentar el cultivo hidropónico de palmitos ecológicos (por cierto, qué diantres son los palmitos… animal, vegetal o pedrusco). Nosotros como postura oficial asumiremos, por coherencia kármica, que la respuesta es : a fin de cuentas todo este jaleo de la contaminación y el efecto infiernadero lo hemos armado nosotros, ¿no?
Entonces, si asumimos que hay que hacer algo, ¿qué hacer? A veces (siempre) es dificil mantener una constancia con todas las iniciativas de conservación del medio ambiente que habría que acarrear con uno mismo a lo largo de toda nuestra vida. Separación de basuras, reciclaje de residuos, ahorro en el consumo, energías alternativas: la responsabilidad abruma al individuo aislado, que responde desde el aturdimiento y la repulsión como mejor sabe hacer, rascándose el lugar físico denominado entrepierna.

¿Repetimos?
Entonces, ante el sentimiento de culpabilidad que nos abruma y la necesidad de una reacción ¿qué hacemos? ¿Qué hacer con nuestra carga? La respuesta no podría ser más sencilla, desde un punto de vista estrictamente biológico: nada. La muerte de la Humanidad como alternativa viable de desarrollo sostenible de la biosfera. No nos malinterpreten, no queremos que la gente se mate a tiros como reacción a este somero artículo, y tampoco queremos que una muerte instantánea nos fulmine; pero esto no es más que puro egoismo, queremos vivir una vida larga y amorosa, llena de pequeños sinsentidos y quéhaceres. A lo que nos referimos es a una extinción de la raza humana de una manera progresiva, calmada, sin pausa, por el simple método de dejar de traer más humanos a este mundo.
Ustedes dirán, “madre mía, menuda astracanada se les ha ocurrido esta vez a los Lametones“, pero esta vez (y sin que sirva de precedente) les quitaremos la razón por el simple hecho de que esta iniciativa no es originariamente nuestra. Nosotros teniamos asumido que nuestro planteamiento vital era original pero algo descabellado, hasta el otro día en el que llegamos por casualidad la página web de VHEMT, el Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria. Su sitio en internet explica de una forma bastante extensa sus autodestructivos planteamientos, dejando transpirar bastante sentido del humor.
Eso sí, niños, tampoco les vamos a pedir que se tatúen una V en la pantorrilla como hacen algunos simpatizantes (ejem…) y que maten a sus retoños. De hecho no les vamos a pedir más que hagan lo que les venga en gana, amiguitos, pero eso sí, con mucho cuidado… la Hidra del Cristianismo se extiende hasta casi el pensamiento de tal forma que, el otro día, nada más hablar de este tema, a Casimiro y Amanda les hicieron entrega de este objeto a la salida del metro.

Pues tiene razón...

Buen rollo

Hola Amorosos. Miren que debe ser grande Internet para llegar a dar cabida a cosas como la que les traemos hoy. Habiamos visto muchas imagenes sobrecogedoras en la red, pero éstaésta. Mírenla fijamente, por favor, y dígannos si no es absolutamente desquiciante o sólo es una impresión provocada por nuestro sempiterno estado de enajenación mental.

Quemar la Selva Amazónica

¡Hola niños y niña(s)! Esperemos que se acuerden todos, confiando en que la tele no les haya absorbido la última conexión sináptica que les quedaba, aquel bellísimo encuentro intercultural y debacle comercial que fue el Forum de les Cultures. El evento, que vino precedido por una insidiosa campaña publicitaria y cientos de actos promocionales, no consiguió ni por asomo alcanzar la cuota de público esperada. Pese a que se pueda pensar que fue un fracaso en todos los aspectos, el Forum logró un mérito que muy pocos consiguen: poner de acuerdo a sectores muy dispares de la sociedad, como son los pies-negros, los modernos o nosotros mismos, en contra del Forum de les Cultures.
Aún con este panorama de animadversión y de mal karma social, hubo un evento celebrado dentro del marco del Forum que gozó de gran éxito y que sirvió como un lavado de cara para el ayuntamiento: la infausta rua do carnaval a cargo del mayor timbalero del planeta, Carlinhos Brown. Esto nos conduce a otra pregunta, una pequeña reflexión circunstancial, ¿qué ha pasado con los Safri Duo?

Unos instantes para la publicidad
Pues sí, amiguitos, es triste que el día más famoso y recordado del Forum no sea ni las fiestas de inauguración ni la de clausura, sino el único día que fue GRATIS. Y total para montar un simulacro de desfile samba-carnavalesco por el Passeig de Gracia en mayo; del que lo más destacado fue la considerable afluencia de público y la ajustada camiseta del alcalde Joan Clos. Demasiado ajustada, Clos; mírese a la cara y díganos si no estuvo fuera de lugar.

Viendo el éxito del que gozó tan magno acontecimiento, los señores de Movistar, cuya filantropía está más que demostrada con la organización de conciertos y organizaciones benéficas por doquier, han pensado que podría valer la pena repetir la experiencia por diversas ciudades. Montar al Carlinhos Brown en una carroza gigante e ir paseándolo por España a modo de macro-campaña de publicidad que grite a los cuatro (4) vientos “¡Viva la parte positiva de la globalización!” Y no piensen mal, pero casualmente Carlinhos Brown saca un CD-DVD doble…

Carlinhos Brown, sin comerlo ni beberlo, se ha convertido en ese tipo de persona pública, de famoso internacional reconocido en todo el mundo y parte del extranjero, que visto objetivamente debería ser objeto admiración por todos por su desinterés hacia el prójimo y hacia el necesitado. Y sin embargo, pese a todos sus esfuerzos sinceros por ayudar a los meninos da rua, pese la ingente cantidad de pasta que dilapida en pro de Salvador do Bahia, no conseguimos que nos caiga bien. Es más, al contrario: es ver el anuncio de Schweppes y nos dan unas ganas de quemar la selva amazónica…

Tu entropía se ha comido mi perro

Hola, alumnos y alumnas, todos los indicios astronómicos apuntan a que el universo se expande a una velocidad absurda e inimaginable. Vivimos en un espacio creciente en el que el caos lo gobierna todo, aunque éste sea un término “delicado” que a menudo se asocia a la ligera con el tema que les traemos hoy bajo el brazo. No se nos asusten cuando les digamos que hoy toca tema pseudo-científico, ya que bien conocido es nuestro espíritu de Enseñar Deleitando.

La Entropía es la Flecha del Tiempo
¿Qué es la entropía?, preguntamos retóricamente con una ceja arqueada y mirada semi-estrábica. Un concepto delicado, difuso, profundo que surge de la segunda ley de la termodinámica. Demasiadas veces se blande por su sonoridad y por aparentar bizarrez como sinónimo de caos o como el causante de grandes desastres a nivel cosmológico, Nexus 6 dixit. Nosotros intentaremos pintarles un retrato a borcha gorda de nuestra amiga, pero sólo para demostrarles de una forma clara y concisa que lo que se dijo aquí, en esta casa, el otro día tiene una base científica. E intentaremos ponder ejemplos a cada dos (2) frases.
La entropía es una magnitud física que está relacionado con la probabilidad de que exista un determinado estado de un sistema. Los sistemas, con el tiempo, evolucionan inevitablemente a estados entrópicos mayores, ya que éstos son más probables. Ejemplo 1: Un avión vuela por el aire, en lo que representa un desafío a todas luces de la ley de la gravedad; para compensar la entropía baja que esto implica el avión está quemando hidrocarburos a toda mecha (en reacción muy entrópica) y al final, por huevos, volverá al estado de entropía alta que es el suelo.
Los sistemas tienden al equilibrio; es lógico pensar, pues, que un estado en equilibrio tiene un alto grado de entropía y de probabilidad de existir. El universo, como sistema gigante que es, también evoluciona hacia el equilibrio. Ejemplo 2: de aquí a cien (100) años, todos calvos; un equilibrio sin vuelta atrás.
Un efecto de la entropía muy recurrente en el campo de la ciencia ficción (The Last Question, Asimov; p. ej.) es el producido por la disipación de la energía que implica cualquier evolución entrópica de un sistema. ¿Qué quiere decir esto? Que la entropía es también una medida de la energía que no se aprovecha cuando se hace un trabajo. Ejemplo 3: los muelles de la cama chirrían cuando se folla, una pelota de baloncesto deja de botar, una bombilla de tungsteno que da más calor que luz o la imposibilidad de construir una máquina de movimiento perpétuo son consecuencia directa de la energía disipada. Toda esta energía va de cabeza a aumentar la entropía del universo, que aumentará y aumentará hasta que llegue un día en que toda la energía y materia del universo esté en equilibrio y no será posible ningún proceso físico: la célebre muerte térmica del universo.

El Principio de Boltzmann
A finales del siglo diecinueve (s. XIX) el físico austriaco Ludwig Eduard Boltzmann, tras una vida de esfuerzo y dedicación a la mecánica estadística, llegó a postular que la entropía de un gas era proporcional al número de estados energéticos posibles del mismo. Es decir, que un gas evolucionaba para llegar a un equilibrio en el que el número de posibilidades configuracionales era máximo. Por decirlo de alguna manera. Esta genialidad, que revolucionó la física a partir del siglo veinte (s. XX) fue rechazada y descalificada sin compasión por todos sus compañeros contemporáneos. Ludwig Eduard Boltzmann se suicidó en 1906 avergonzado por las burlas.
Resumen: si las opciones de las moleculillas del gas son más amplias, su entropía será mayor. Si no han entendido este párrafo tampoco importa, sigan leyendo y ya verán qué tonterida.

Un gay no es un gas, pero…
Muy bien, nosotros nos quedaremos con el concepto que nos apecete, así que descontextualizamos la ecuación del físico muerto para aplicarla también a seres humanos. Rigurosamente, no sería directamente aplicable, pero eso sí, está estrechamente relacionado.
Asumimos pues, que el estado entrópico de una comunidad humana (que en este estudio teórico llamaremos España) sean las posibildades de emparejamiento de sus individuos. Al fin y al cabo, el ser humano es gregario, y el amor y el emparejamiento representan gran parte del esfuerzo diarío que dedica una persona a lo largo de su vida. Si se considera como ordenado y correcto (nótese las cursivas que indican que lo decimos con la boquita pequeña) el concepto católico de hombre-mujer como estándar de pareja, vemos que al introducir como factor la posibilidad del emparejamiento homosexual, los estados maritales posibles para una sola persona prácticamente se duplican.



Si damos un paso más allá en nuestro análisis y echamos mano de las reglas de la combinatoria, veremos que para un número mayor de parejas formadas, las posibilidades existentes en un mundo libertino y agnóstico aumentan a un ritmo endiablado y exponencial comparados con el matrimonio hetero.

Como hemos visto antes, según el principio de Boltzmann-Amanden-Kasimiro las comunidades con mayor disponibilidad de opciones personales para sus individuos son aquellas más entrópicas. Es por esto que podemos asegurar que la existencia de la homosexualidad y su legitimización son señales inequívocas e irrevocables que nos acercamos al estado de equilibrio supremo, al de máxima entropía que representa la muerte térmica de España y por extensión del universo. ¡A follar que el mundo se acaba!

Conclusiones
Finalmente, lo que nosotros queremos hoy postular es que: la ley de matrimonios homosexuales del PSOE está acelerando el fin entrópico del universo y la llegada del apocalipsis, como bien denuncia el Cardenal Rouco Varela.
También esperamos que les haya gustado este articulín… pueden dejar su opinión si pinchan el enlace que pone “comentarios”. Gracias… se ha entendido todo, ¿no?

Rosa + TV = Amarillo

Hola, niñas, hoy entramos fuerte. Nos cagamos en la prensa rosa televisiva y en los valores que representan. Ya por definición, los programas del corazón son la esencia del sopor, de la hipocresía, del mal gusto llevado al extremo y de la falta total de rigor; siempre ha sido así y siempre lo será, y esta afirmación osamos hacerla sin ningún tipo de pudor.
El contenido de dichos espacios, un sustantivo paradójico debido a su vacuidad, suele girar en torno a la vida privada de unos personajes totalmente irrelevantes en sus existencias. El famoso y el famosete han tomado el papel de piedra clave de toda conversación de dos (2) personas cualquieras medio-conocidas, y no piensen sólo en peluquerías, ya que en los últimos años hemos visto el salto de numerosos chutabalones, potenciando la entrada en el círculo vicioso de la vida rosa al hombre español heterosexual. Y pese a lo repugnante y absurdo de las historias que puedan llegar a generarse en el mundo rosa, no es lo que cuentan lo más enervante de la televisión marujo-necia, sino como lo cuentan.
¿Cómo es posible que a unas personas tan profundas y sensibles como nosotros se molesten más por las formas que por los fondos? La respuesta a esta pregunta que nos formulamos es muy sencilla, y para responderla hay que pensar en la dicotomía revistas/televisión como dos (2) caras opuestas de la misma moneda. En las primeras, más “conservadoras”, el tono es reposado y tradicionalista, apostando firmemente por el famoso clásico de sangre azul, toreros y otras subdivisiones de potentados, de famosos casi por tradición familiar. Algo totalmente lógico si pensamos que se editan una vez por semana. En la tele, sin embargo, el ritmo es diametralmente opuesto; emiten diariamente, compitiendo con varias cadenas y varias franjas horarias a la vez; luchando siempre por una porción de la tarta que conforma la audiencia. Esto, consecuentemente, les lleva al escándalo, a intentar ser cada día más rompedores, al famosete peregrino. A la primicia, a la inmediatez, a las mentiras propias y ajenas. Y sobre todo a rodearlo cualquiera de sus fruslerías estúpidas con un halo de misterio totalmente ficticio para atrapar miserablemente al espectador frente a la tele, una música de suspense, titulares gigantes sobre-impresionados y hortalizas giratorias; todo ello evoca poderosamente a cualquiera de las pinículas de horrores Z que podrían encontrar en el Blog Ausente. Así pues, la televisión rosa se ha transformado por arte de birlibirloque en amarilla, en tabloides.

Un paloma no hace verano
Los programas de sensacionalismo de toda la vida, aprovechando el tirón, no se han cortado un pelo a la hora de sablear estética y músicas, tanto es así que se puede escuchar la puta tonadilla de suspense de nueve de la mañana (9:00 a.m.) hasta las pi quinientas (3’14159:500) de la noche. Ahora los rótulos hechos a golpe de paintbrush no sólo adornan las noticias de la muerte de la tonadillera muerta nueve (9) años atrás, sino también la de la cannisera apuñalada por su marido y rociada con un “ácido hecho de sosa cáustica”.
Entre toda la programación amarillista que existe en la parrilla, tenemos que reseñarles algo que hemos descubierto recientemente, anteayer para ser más precisos. Como competencia del “tomate”, el programa que ha perdido su título original y ha destrozado una ya de por sí purulenta canción de los Ketama, Antena 3 contraataca con un espacio que hace acopio de las virtudes (ejem…) del rosa y el amarillo como estilos periodísticos. La Buena Onda, lo llaman los hijos de puta y aparecen repentinamente un montón de uzumakis rojas, que son el logotipo del programa, con una tonadilla así como de jaroteo para a continuación, ¡chas!, una ominosa voz nos anuncia que:

  1. han robado un recién nacido de una familía gitana, se especula con un ajuste de cuentas y el niño podría estar muerto o en peligro (sobreimpresionando MUERTE)
  2. su mujer murió por culpa de una negligencia médica y ahora está muerta (sobreimpresionando MUERTA, se ve el ataud rodeado de espirales giratorias)
  3. Ronnaldo podría haberse separado de la Ciccarelli (sobreimpresionando DIVORCIO)
  4. María Patiño conoce secretos inconfesables de la tipa esa que desapareció (sobreimpresionando SECRETOS)

Pero eso no es lo más perverso del programa, sino que a las funciones de Alicia Senovilla como presentadora se une el pétreo y abisal Jaime Bores. Por Dios, estamos hablando de Jaime Bore(d)s, el hombre que desapareció del panorama social por equivocarse en una gala de Miss España, por cagarla en un festival subnormal anunciando como ganadora a la dama de honor; Jaime Bores, el protagonista de la famosa vacilada del señor Pelegrí Pelegrí Pelegrí; Jaime Bores, ….
Ahí queda eso, niñas. A las cuatro menos cuarto en Antena 3, una cadena consecuente consigo misma que, después de la revista de sucesos en la que se han convertido las noticias de A3, sólo puede elevar el tono haciendo esto.

Capítulo 6

¿Qué te ha pasado, Dios?
Tú antes molabas.

Página 1 de 2

& Creado con WordPress &