Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Febrero 2005 (Página 1 de 2)

Sabiduría Mostrosa Reloaded

Bienvenidos de nuevo Damas y Caballeros. El fin de semana en la guarida del Amor ha servido, entre otras cosas, para dar un paso más en el proceso de renovación lametoniense. Como ya les dijimos poco a poco van a ver como, envuelta en un espiral de sinsentido, esta página aumenta su cantidad de horrismo por píxel. Hoy el gotelé y el estucado veneciado se adueñan del apartado Sabiduria Mostrosa, una sección que en realidad les pertenece a todos ustedes y a sus sagaces y geniales disquisiciones. A día de hoy las reflexiones dignas de aparecer en la lista de sabios son ya treinta y ocho (38). Seguramente deberian ser más, o tal vez menos, pero que le vamos a hacer, tenemos un criterio un tanto confuso y poco estricto a la hora de ensalzar virtudes ajenas y en la vida en general, para que vamos a engañarnos. Eso sí, ahora tenemos una libreta más bonita donde anotar todas las cosas bellas que dicen ustedes, ¡guapos!

Pim’s con Mousse de chocolate

Hola niños. Volvemos hoy para endulzarles la vida con una nueva entrega de Semos lo que Comemos. Y hoy, Amorosos, les aseguramos que la delicatessen que les tremos saciará sus bonitos paladares ansiosos de azúcares.
Las galletas Pim’s no serán a estas alturas unas desconocidas para ustedes. Ese trocito de bizcochito redondo cubierto de una bella capa de chocolate que esconde el sabroso corazón de mermelada se ha hecho, sin duda, un lugar en nuestras meriendas y desayunos. Pero es que los magnates de Lu (empresa del grupo Danone, como no), insaciables ante su sed de acumular fortuna, no se han conformado con cambiar el sabor del relleno por el de una confitura de gusto más exotico. Dando un paso adelante para adentrarse en el empalagosamiento más ferviente y con expectativas de culminar la cima del hipercalorismo, han tomado la sabia decisión de rellenar este manjar con una suave mousse de chocolate. Convirtiendolo así en una pequeña joya de bollería selecta y consiguiendo todo un récord en lo que a contenido de chocolate por galleta se refiere: un sesenta y uno por ciento (61%).

Caja vacia de Pim's

Es de agradecer además, que en esta ocasión no se intente vendernos el producto como algo bueno para nuestra salud. En este caso ni lo han enriquezido con vitaminas, ni le han añadido omega-3 , ni han incluido en su nombre bellos adjetivos como prebiótico, probiótico y/o macrobiótico
Las Pim’s con Mousse de Chocolate son lo que parecen. Una auténtica bomba calórica llena de estabilizantes y conservantes, en forma de tierno y esponjoso bizcoho cargadito de chocolate suave, el de la mousse, y negro y crujiente el de la cobertura.
Debemos avisarles, niños, que estas galletitas son sumamente adictivas y que es fácil acabarse el paquete en un pis-pas, lo que conduce irremisiblemente a un estado de pesadez y saciamiento estómacal elevado. Así que ya saben, consúmalas pero con precaucion. Que no serian los primeros que empiezan con un inocente mordisquito al dulce y acaban haciendose una web para cantar su grandeza al mundo.

Casimiro ama las Pim's

Mi pequeño poni

¡Unchi!, apreciados lectores. Para empezar con la tonterida de hoy, vamos a acudir a nuestro bien amada Real Academia Española, cuyo lema detergente, pese a que tantas veces se ha ridiculizado, no deja de tener validez: Limpia, fija y da esplendor. Pues bien, consultando la estupendísima y práctica versión electrónica de su diccionario nos encontramos con la siguiente acepción:

  • follar (4).
    (Quizá der. del lat. follis, fuelle).
    Tr. vulg. Practicar el coito U.t.c. intr.

Así de sencillo. Follar es practicar el coito, el acto físico del amor. Por cierto, abandonamos ya la academia, pero no queriamos hacerlo sin antes destacar cuán hermosa es la definición de la palabra amor en el diccionario. El amor se define partiendo de la propia insuficiencia del ser humano y se forja y crece gracias al gregarismo innato en cada uno de nosotros. Por definición biológica, genética, el ser humano está condenado al amor. ¿No les parece hermoso este desesperado e injusto sino? Obligados a amar, sería un bonito y paradójico título para un libro de auto-ayuda. Para mujeres, por supuesto, los hombres tienen otro tipo de lecturas de auto-ayuda.
El amor y su consecuencia lógica, el sexo gratis y fiable, pueden dar lugar a relaciones interpersonales apasionadas y maravillosas. Y ahora es cuando nos toca a nosotros dar explicaciones sobre el porqué de este rollo. Que nosotros sepamos, todos y cada uno de los adjetivos cursis que estamos utilizando bien podrían salir en una novela de Danielle Steel, en la que un fornido coprotagonista al más puro estilo Fabio Lanzoni acabase poseyendo a la descorazonada protagonista a la lumbre del hogar. O en los relatos cerdillos pseudo-reales de la Vale. Pues bien, nosotros, desde este pequeño atrio cybernético, queremos expresar nuestra sincera opinión: la sociedad occidental es decadente y opresiva por culpa de los adjetivos cursis. Y sobre todo de los ponis, los muy hijos de puta.

Paréntesis. La historia estúpida de los ponis.
Lanzoni lascivo le rasca el higoNo vamos a contar nada nuevo si les decimos que toda la sabiduría que se puede atesorar en el mundo actual está encerrada en la serie de animación Los Simpson; es por ello que nos remitimos al episodio Radio Bart en el que a Bart le regalan un radio-transmisor y posteriormente se cae a un pozo. Seguro que lo habrán visto alguna que otra vez en la cadena de los Simpson. En ese episodio podemos ver a Bart y a Milhouse durante unos instantes espiando a Lisa Simpson y a una amiga, departiendo sobre un sueño en el que Lisa compartía su granja de ponis con su ídolo preadolescente descamisado. Todo muy aséptico, muy emocional y sentido; pero aquí es cuando Casimiro salta y se tira de los pelos gruñendo como un perro hidrofóbico en plena crisis adrenalínica y dice: “esto a mí me ha pasado”.
Por si no les habiamos liado bastante, hagamos un pequeño flashback dentro del paréntesis. Casimiro, en aquella breve época en la que se dedicó a los estudios universitarios, tuvo que sufrir una de las experiencias más ambivalentes de su mísera vida. Haciendo gala de una carencia total de cualquier habilidad social más allá del trato con los vecinos, pasó nada menos que nueve (9) meses en un lugar horrible para la gente huraña e introvertida: un colegio mayor. Cuatro cientos (400) semejantes con los que lidiar a diario, la mitad de los cuales eran féminas, por supuesto. Para no aburriles con los detalles sobre la fustración social que azota a Casimiro desde entonces, les resumiremos que llegó a ejercer el peor papel que se le puede asignar a un ser humanos masculino heterosexual. Rianse ustedes de roles degradantes como el de minero de uranio en Siberia o esclavo sexual mutilado en Indonesia frente a la tortura psicológica y humallición auto-inflingida de ser el mejor amigo de las féminas de la célula social cercana. Decenas de fantasías han oido esas grandes orejas peludas, sobre lo fantástico que sería dormir con fulanito o pasar la noche con menganito; gentes a las que don Casimiro conocía de primera mano al ser compañeros de droga y que se caracterizaban, mayormente, por ser unos hijos de la gran puta, mentirosos y egoistas. Y él allí, escuchando con cara de buena persona, a ver si caía algo de las sobras… ains…
Así que tenemos a Lisa Simpson fantaseando con ponis y Lanzonis y Casimiro retorciéndose de odio acumulado; desde entonces no hacemos más que hablar del estilo de vida poni o de alcanzar el estado del Poni, el clímax vital que conduce al Nirvana de la ñoñería estúpida. Imaginamos, porque todo esto no son más que especulaciones, que a dicho momento trascendental se llega cuando la novia (la mujer poni) le dice un rotundo en el altar a su aséptico galán de telenovela, que la contempla con ojos de gacela, para después ir a la cama de un hotel al borde de un acantilado y quedarse dormida en su descomunal pecho depilado tras hacer el amor; mientras, en la bahía, una pareja de enamorados se da su primer beso en una barca, suenan violines de fondo, y vuelve a empezar el ciclo mágico del amor.

Te he dicho que Romeo y Julieta no eran de este planeta
Ya desde hace un chorro de años, desde las novelas caballerescas o incluso más, las parejas en el arte popular han dado bastante náusea; desde Tristán e Isolda, pasando por Romeo y Julieta, hasta llegar a los refentes culturales que conoce cualquier ciudadano occidental de hoy en día, léase Julia Roberts y Richard Gere. Centrémonos en la primera (1�) película de las dos (2) que han hecho este par de pájaros: Pretty Woman. Cualquiera de ustedes podría visionar esta cinta ahora mismo y exclamar algo como ‘vaya pedazo de mierda’, ‘me pregunto si la Roberts se traga la lefa con esa pedazo de boca-buzón’ o alguna otra ocurrencia por el estilo. Pues que sepan que la ciudadana media, consumidora habitual de telenovelas de sobremesa, piensa lo siguiente (y esto lo sabemos por una confidencia privada): ‘Si la tía ésta era puta y consigue casarse con Richard Gere, qué no conseguiré yo que pertenezco a un escalafón laboral superior al de la prostitución’. ¡Bravo! Dejen cocer al lento fuego de un desengaño sentimental tras otro y ya tenemos un montón de treintañeras, esperando ilusionadas que un apuesto caballero de pelo cano venga a lomos de su corcel blanco a salvarlas del tedio y la cotidianidad en la que se ven sumidas. Posiblemente mientras esperan a su salvador conozcan un montón de tíos interesantes, algunos hasta sin taras físicas, que serían su pareja ideal y que las harían tremendamente felices pero todos ellos serán rechazados por no ajustarse al prototipo de hombre con el que llevan soñando desde niñas, desde que veían Candy Candy.
Mi vida eres tú... chan chan chan!Una vez este estado de desesperanza se haya instalado en sus corazones ya no hay vuelta atrás . Se verán irremisiblemte abocadas a caer en los libros de autoayuda escritos por pseudo-psicólogos. Porque no lo duden, Amorosos, Bucay y Coelho están ahí esperando acechantes a sus victimas, aguardando la desdicha ajena para erigirse en Mesias salvadores de nuestras doloridas almas, buscando prosélitos para su causa de entre los más necesitados de cariño, prometiendo de nuevo la granja de ponis.
Estas cosas son las que llevan, por ejemplo, a una amiga nuestra (ejem… conocida) a flirtear con un tipo galante, que conoció tomándose un cortado y al día siguiente le trajo flores al trabajo. La persona en cuestión era un maduro medianamente atractivo, poeta y motorista, bohemio pero salvaje; ideal de poni de muchísimas mujeres, por lo que a nuestra conocida se le hizo el chichi coca-cola. Hay que decir que, tras hablar dos (2) palabras con él y observarle un poco se podía afirmar que era un manta, un vago, un vividor y un juerguista que sólo buscaba un polvo de una noche. Y no nos malinterpreten, esto nos parece totalmente lícito como opción, pero nuestra protagonista (condicionada por Cristal y otras telenovelas) quería un Poni. Y no lo tuvo, por supuesto, ya que una vez hubo mojado el churro se destapó como un cutre y un hortera, ex-drogadicto; anticlímax poni donde los haya. Pero esperen que viene lo peor, porque a la mujer no se le ocurrió otra cosa que fingir el orgasmo para complacerle a él, y acercase durante un breve momento, mientras él la abrazaba complacido y henchido de orgullo, al estado del Poni.

This is the end…
No nos gustaría despedirnos sin antes aclarar una cosa: nostros somos unos apasionados del Amor y lo ejercemos hasta la náusea ajena. Que no se entienda este rollo que les acabamos de soltar como una soflama en contra del romanticismo, sino más bien como una llamada a amarse sin prejuicios y a dejar atrás el lastre impuesto por el estereotipo del Amor de Película.
Y en breve, “El Hombre Ardilla”, para que vean que lo nuestro no es machismo sino misantropía.

Anuncio y petición

Bella imagen decorativa, totalmente gratuitaHola, amiguitos de Lametones de Amor. Finalmente, tras muchos años en el redil, los cristianos protestantes que están detrás de la administración de Geocities han conseguido crear una publicidad para las páginas alojadas en su servicio que hace de las mismas unos engendritos horrorosos e innavegables. Y esto, como bien comprenderán ustedes, nos duele en el alma y en el corazón izquerdo; no sólo por el hecho de insultar la inteligencia de nuestros variopintos lectores con insulsos anuncios de un hosting gratuito caduco, desfasado, como es el de Yajú, sino también por considerar esta publicidad como un claro caso de intrusismo horrista. Nosotros, Amanda y Casimiro, nos consideramos más que aptos a la hora de construir páginas horribles e innavegables.
Por estas razones, por su salud mental y para mantener la entropía del universo en un nivel aceptable, nos gustaría pedirles a aquellos de ustedes que nos tienen enlazados a través de www.geocities.com/lametonesdeamor/wakawaka.html que cambien sus enlaces a:
http://www.lametonesdeamor.com/
o bien a:
http://www.lametonesdeamor.com/blog/.
Gracias por su atención y por su paciencia infinita. Pasen todos un buen Día de Amor.

Enlaces felices

Hola florecillas de pitiminí de gustos alternantes. Como ya sabrán de nuestros anteriores articulines, estamos mudándonos lenta pero insistentemente a un sitio más bueno y mejor; un lugar donde podemos dar rienda suelta a nuestro pésimo gusto a la hora de combinar colores y conceptos. Y claro, se pone uno con la mudanza y al final acaba cambiándolo todo de sitio disparatada e irreflexivamente.
Nuestra página de links mola, eso es innegable. No sólo porque la hayamos construido nosotros y la queramos como a un hijo o como a un golem, con todas sus imágenes que hacen ¡fru-fru! y cambian sin cesar. También nos lo ha dicho más gente, como por ejemplo nuestros amigos y parientes. Sea dicho de paso, que colocar linkes nuevos es un engorro, por no decir un tostonazo que no se lo salta un galgo campeón de salto perruno.
Es por esta última razón que, pese a lo que nos duela abandonar al pobre Yoshi tragabolas, hemos decidido crear un entorno accesible y familiar donde colgar los enlaces a páginas ajenas; un lugar donde ustedes se encontrarán como en su propio escritorio. ¡Ah!, y también queriamos colgar los cromitos que con tanto amor elaboran sus autores; algunos los hemos hecho nosotros mismos con estas manitas, como ofrenda de amor y porque somos así de chachis-pirulis.
En esta nueva versión encontrarán todo lo que había en la anterior y más: gifs que se mueven, imágenes que no se mueven, fantasmas, mostruos y todas las sorpresas de Lametones de Amor.

Capítulo 3

¿Qué te ha pasado, Javier Sardá?
Tú (mucho) antes molabas.
Risa!

Terror en el hipermercado

Garantia Genomma Lab, sólo de venta en Carrefour

Reputadísimo futbolista¿Verdad que este eslogan les resulta familiar, Amorosos? Estamos seguros que habrán tenido más de una ocasión de ver el peculiar anuncio televisivo de las milagrosas cápsulas contra el acné Aspexia. El spot en cuestión es aquel que parece hecho a partir de imágenes robadas al Informe Semanal que nos enseñaba, hace ya quince (15) años, la importancia del uso del preservativo para prevenir las enfermedades venéreas y los embarazos no deseados entre la juventud española. Y claro, con tal calidad gráfica, tenían que elegir a una estrella que estuviese a la altura; nada menos que Iñigo y su magno bigote. Si las mentes pensantes de Genomma Lab pretendían dar credibilidad a su pseudo-producto pseudo-farmacéutico han fracasado estrepitosamente. Y si ustedes se están preguntando cuánto tardarán en retirarlo del mercado les diremos que, ¡MEEEEC!, llegan tarde: ya lo hicieron antaño.
El milagroso tratamiento contra el exceso seborreico adolescente no es la única oferta subfarmacéutica de Carrefour. También pueden ver a personajes de la talla de Belinda Washinton o Silvia Pantoja promocionando respectivamente un refuerza huesos para la tercera edad a base de cartílago de tiburón y vaya usted a saber qué disolventes tóxicos, y Cicatricure, el milagroso borracicatrices universal. Si tienen ocasión, no se pierdan ningún detalle del gore elipsado del anuncio. La sierra radial y el dedo… delicioso.
Los responsables de esta new wave de engendros parafarmacéuticos son Genomma Lab, empresa infra-farmacéutica mexicana de sospechosísima reputación. Gracias a ellos, ustedes ya no tendrán que acudir ni a la botica de su barrio ni a la cara parafarmacia/herboristeria regentada por naturistas homeoplastas (probablemente jipis). Ahora, y por si no tenian bastante con la amplia selección de productos pre, pro y protobióticos que le ofertaban las multinacionales de la alimetación en las grandes superficies, también podrán alojar en su carrito del supermercado todo tipo de pastillas y ungüentos que, indudablemente, les harán más felices, mejores personas, más listos y menos grasientos. Las Arkocapsulas son el pasado, señoras, abracen su nuevo tótem de fe, el nuevo faro de la juventud eterna.

*Este producto NO es un medicamento.
*Lea atentamente Lametones de Amor.
*En caso de duda consulte a su madre.

¡El día del Amor!

¡Hola, enamorados del Amor! Seguro que estos días pasados se habrán estado preguntando ustedes si los locuelos lelos de Lametones de Amor estarían perpetrando alguna gilipollez para una fecha del calendario tan señalada como es el catorce (14) de febrero de 2005. Y si no ha sido así, no nos lo hagan saber, por Tutatis; sería un daño irreparable para nuestros egos en expansión. Por eso hoy, en la jornada más bobita* del año para los adoradores de Cupido, aprovechamos para hacerles nada menos que dos revelaciones, 2.
La primera es una cuestión que está en la calle. La gente se lo lleva preguntando ya mucho tiempo y quieren saber. Nosotros, los Lamedores Primigenios, les anunciamos que los rumores son ciertos: Amanda y Casimiro están saliendo juntos y pecan.
La segunda y última de las dos (2), es una tontuna, una nimiedad sin importancia pero que a nosotros nos hace mucha ilusión. Si había algo que nos coartase a la hora de expandir esta página de amor y saliva en múltiples facetas de los absurdo era a) la ridícula capacidad de Geocities y su publicidad invasora, y b) llegar a colapsar el siempre caprichoso servidor de ZonaLibre. Pero una nueva era ha llegado, porque hoy estamos en condiciones de presentarles:

.

De momento sólo hemos colgado la nueva entrada remozada con complicados mecanismos, pero poquito a poco nos iremos mudando a nuestro nuevo nido de amor y todo irá bien y como la seda. ¡Yupi!

*bobita: si miran su teclado verán que las letras b y n están muy juntitas. Es porque se quieren.

.
Hay algo más hermoso que autoregalarnos para San Valentín unos cholo-bombones Vanessa del Lidl a 1.69 ecus la caja de cuatrocientos (400) gramos…

También los había marca Melani

Techno-Smürfs

Todos a una... ¡Looooooseeerr!Hola Peluditos. Bienvenidos de nuevo a nuestro espacio de grandes preguntas de la humanidad: ¿Existe algo más vergonzoso que la mortadela de Mickey Mouse? Sí, sí, no miren en otra dirección. Nos referimos a esa mortadela que les compraban sus mamás cuando iban a la carnicería del barrio, esa con las orejitas del ratón modeladas con grasa porcina. Pues bien amiguitos, si existe algo aún más pervertido que el embutido Disney, es sin duda el fenómeno de Los pitufos makineros.
Vamos a meternos en nuestra máquina del tiempo del amor, y rememorar, cual Karinos post-modernos, nuestro pasado. Estos duendecillos de color azul, conocidos internacionalmente como Smürfs, fueron rebautizados (con perdón) con el nombre de Pitufos. Es la manía que existe en los países punteros como Italia o España: cambiarle el nombre a las cosas. Como bien saben, estos duendecillos de medio palmo de altura vivían ?muy lejos de aquí, en la otra punta del mundo?, y evidentemente no podían ser familia de Torrebruno (e.p.d) porque eran azules. Su comunidad constaba de cien (100) miembros masculinos. Eran felices, cada uno con su oficio, riendo y revolcándose por la hierba verde que les llegaba hasta el ombligo. Pero, ¡ay!, tenían un enemigo: Gargamel, siempre acompañado por su fiel gato Azrael, un animal más inteligente y carismático que su dueño. Inusual para un familiar?
La serie se construia a partir de una teoria según la cual si Gargamel cocinara cinco (5) pitufos en una olla, siguiendo las instrucciones de un maravilloso libro de cocina obtendría una bolsa de oro. Si hacía cuentas, le saldrían veinte (20) bolsas de oro si los cocinaba a todos. Y de paso haría callar al consejo de brujos, que se reía de su absurdo plan. La primera argucia de Gargamel fue la seducción. Invirtió sus últimos ahorrillos en forma de piezas de oro, para crear a Pitufina. Ella, obedeciendo a su creador, encontró el camino que llevaba al poblado pitufo e intentó atraerles a la olla. Pero el buen corazón de los pitufos la hizo recapacitar, y se unió a ellos. Ahora eran 101 (como los dálmatas), pero no queda claro como se reproducían. Si al principio todos eran machos?
El summum de la cuestión, llegó cuando de formas absulotamente inexplicables (¿guionistas alcohólicos?) se incorporaron nuevos pitufos a la serie: el pitufo Tarzán, que se había perdido de pequeño; el pitufo bebé, que apareció en el poblado una mañana después de un fenómeno astronómico o el pitufo abuelo que llevaba un gorro de color dorado. Así y de manera totalmete absurda llegaron a convivir juntas cuatro (4) generaciones: Abuelo Pitufo, Papá Pitufo, pitufos y Bebé pitufo. Vamos, que Gargamel, haciendo cuentas, podría conseguir ya veintiuna (21) bolsas de oro? si algún día encontraba el camino al poblado, claro.
A lo largo de los episodios fuimos cogiendoles cariño a estos seres de Amor Azul. Pudimos ver como finalmente el loser Gargamel acababa rindiéndose, para vergüenza de su inteligente gato; no ver la ansiada boda entre Papá Pitufo y Pitufina después de años y años de concubinato, a pesar de vivir en casas-setas diferentes, e incluso, en la última temporada de haber viajado por todas las épocas de la Historia de la Humanidad (a lo Ulises 31, pero en pequeño), sólo quedó bondad hacia estos personajillos.
Pero no todo puede ser felicidad en la vida. Algunas mentes maquiavélicas decidieron perpetrar uno de los planes mas infames de la historia. Productores, supervivientes de la Movida Madrileña, del pop de los 80 y de los pantalones de pana, decidieron hacer caso a sus hijos pastilleros. Sí, aquellos que se hicieron la ruta del bakalao, cantando el ?exta sí, exta no? hasta que sus papis les obligaron a sacarse la carrera de Económicas para que algún día ocupen su puesto. Como en las mejores monarquías. La familia unida cogió un grupo de inocentes colegiales y les pusieron a cantar unas infames letras en un estudio. Con un ?loop? de fondo y un sintetizador que hacía, literalmente, ruido, le pusieron ?ritmo?. Y para que el producto fuera asumible por el público infantil, pusieron el balance de la tabla de mezclas en ?muy agudo? (lo contrario de lo que hicieron con Enrique Iglesias). Estas voces chillonas fueron registradas en cintas y puestas a la venta. Y cada año durante, seis (6) años, sacaron un recopilatorio de canciones hiperaceleradas, anunciándolo en TV y todo. Y por muy extraño que parezca, aunque sea totalmente inverosímil, eso es signo inequívoco de que ¡se vendían!
La cuestión que nos viene atormentado es que este fenómeno, si no normal, sí que nos parece realizable en una cultura tan dada al histrionismo absurdo y al ridículo total como la española. La pregunta es, ¿esto se hizo en otros paises?, y sobre todo, ¿hacía falta?

A-Dios Papá

¡Hola cogollitos! Perdonen por estos dias de ausencia pero estábamos rezando. Rezando por la salud de Su Santidad, claro.
Posiblemente ya creían ustedes, incautos y amorosos lectores, que el estado del anciano había estado mejorando progresivamente a lo largo de toda esta semana. No les culpamos, cuando todos creiamos que se hallaba postrado en la cama del hospital, sale el abuelete a marcarse un karaoke católico desde la ventana de su habitación para alborozo de la chiquillada presente que estalló en vitores y gritos. Juan Pablo Segundo te quiere todo el mundo. Tan favorable ha sido la evolución de su laringítis mala que es posible que el Pontífice abandone su internamiento este mismo jueves.
Pero claro, todo es demasiado bonito, y cómo estamos hablando de asuntos de La Santa Sede es más que probable que haya gato encerrado. Al fracaso del tratamiento a base de papaya, tan celebrado por estos lares, se suman las señales místicas de carácter irrefutable que aporta el ínclito y ultra-papista Alfredo Urdaci en este brutal artículo y que confirman el inminente deceso de Wotjila. Desde hace siglos la tumba del Papa Silvestre II comienza a exudar cuando se aproxima la muerte de un Pontífice, y justamente esta semana la piedra bajo la que descansan los restos de este buen señor ha comenzado a llenarse de humedades y sudores que anuncian cual Fuente de la Muerte el terrible desenlace.
Pues bueno, amigos, mientras la Iglesia se repiensa si el Papa continúa en el puesto o se queda hasta que la espiche, vamos a hacer gala otra vez de nuestro buen gusto y humor delicado. Aprovechando la ocasión vamos a inagururar el Contador de Días Extra, o días agónicos del polaco más famoso de Italia; y que de paso servirá para conmemorar este post que están leyendo, que es nada más y nada menos que el número dos cientos (200). Muchas gracias, a todos, de verdad.
¡Ese Papa, ese Papa, eh!

Aquí me tenéis, esperando tranquilito

Página 1 de 2

& Creado con WordPress &