Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Diciembre 2004

Amor, Lametones y Felisidad

Amiguitos, llegados a treinta y uno (31) de diciembre y con la tradición buenrollista que nos precede queremos desarles desde aquí un año nuevo lleno de Amor, Lametones y Felisidad. Y como no, un FELIZ CUMPLEAÑOS a Don Zeros; el único miembro de Lametones que sopla las velas y come las uvas de forma simultanea. Un beso para todos y gracias por hacer de este 2004 un año tan divertido.

Besitos de fresa y de melocotón

S.L.Q.C. Especial Navidad

¡Hola, gorditos de Jijona y de Alicante! Volvemos para traerles a sus pantallas y a sus cerebros una nueva guarrerida hipercalórica de la mano de su sección favorita: la Crítica de Mierda.
Pero no crean que en el día de hoy les mostraremos las excelencias o las vergüenzas de algún producto de bollería industrial o la última innovación en el agotado sector de los snacks fritos. Llegada directamente desde las siempre excesivas Illes Pitiuses les presentamos la Salsa de Nadal.

Ingredientes
1 kg de almendra pelada, tostada y molida
3/4 de kg de azúcar
Un bote pequeño de miel
8 huevos medianos
20 hebras de azafrán
40 gramos de canela
1 sobre de azafrán colorante
Caldo de carne: 4 litros aprox. (pollo, cordero, tocino)
1 clavo de especia
Pimienta y sal

Elaboración
Hagan una pasta con los huevos batidos y la almendra bien picada hasta que quede dura como un ladrillo de adobe cocido sobre el que se posa una mariposa en una tarde de otoño.
En una marmita, pongan el caldo y le añaden a pellizquines el cemento alimenticio que han elaborado anteriormente. Y ahora intenten disolverlo en frío, ya verán qué risa y qué poquito tardan. Tras esto añadan el azúcar, la canela y el clavo de especia.
Pónganlo a fuego lento, removiendo constantemente y siempre en el mismo sentido hasta que arranque a hervir, momento en el que ya le pueden meter caña durante una (1) horita, sin dejar de remover. Una vez apagado el fuego se le echa el poquito de miel.

Y ya lo tienen listo para servir, se hacen un tazoncito bien caliente y se lo toman después de las comidas. Dense cuenta que después de haber dispuesto de una cantidad ingente de alimentos navideños, depués de haber sacado los turrones y los polvorones y los mazapanes, lo tradicional en Ses Illes es sacar este brebaje ¡y comérselo mojando bizocochos! Ya disponen ustedes de un sustituto hiperazucarado para el café o para la leche de los cereales. su sabor es como la sutil mezcla de aromas y texturas que provendría de mojar el turrón de Jijona en caldo de cordero cargadito de lípidos; no se puede ser más navideño.

Ligerito ligerito

Qué bello es vivir

Icono pop¡Hola polvoroncitos! Estas fechas son para los Lamedores momento de contricción y arrepentimiento por todos los actos pecaminosos y/o malos que perpetramos durante el año. Por ello y debido a que Casimiro, cual Almendro, vuelve a casa por Navidad nos vemos forzados a una dolorosa separación que desemboca en una pasmosa falta de creatividad. Como llevar el blog a distancia nos sienta peor que una cena en casa de Yuschenko y por separado nuestras mentes empiezan a divagar hasta acabar perdiéndose en sitios como este o este, nos despedimos de ustedes hasta la semana que viene. Serán tres (3) dias en los que comerán mucho y verán a muchos cuñados, tias, primos, primos-segundos y algunos primigénios más; así que pórtense bien o pondrán triste al Niño Jesús y acabarán convirtiéndose en un auténtico Dandy-Warhol. Y ustedes no quieren eso…¿o sí?

Bonos y la No-Ficción

Aquella mañana me tocaba abrir la recepción de los apartamentos para turistas de tercera en la que con mi sudor me gano unas pesetillas. Nueve y cinco de la mañana, aparco la bici. Nada más llegar y sin apenas darme tiempo a reposar mis tumefactas nalgas, vino la guía de NUR, una compañía alemana. Tras rechazar mis invitaciones al sexo en horario laboral me dejó un fajo de papeles para tirar, como todos los días. Pero como la recepción estaba hecha un desastre por cortesía de Fernando, el recepcionista nocturno, y a mí me da penilla echar tanto papel a la basura dejé aquel fajo de folios para reciclar en una esquina. Ya me encargaría de ellos al cabo de un rato.
Tras media hora de recoger notas con faltas ortográficas, llaves descolocadas, tazas de café, colillas, pequeños mamíferos muertos y un sinfín de guarrerías me dediqué a pasar las fichas de entrada al libro, una monótona tarea administrativa que debido a su sencillez permite a mi mente entrar en un estado similar a un agradable sueño. Acabado esto y de vuelta a la cruda realidad decidí dedicarle un momento a la naturaleza. Cogí los folios (unos doscientos, más o menos) y me los llevé al contenedor de reciclaje, que está en la calle, en la acera de enfrente. ¡Ale! Todos adentro y mi conciencia relajada durante un tiempo… hasta el próximo documental sobre la deforestación. Me llamó la atención que estuviese vacío porque siempre lo había visto a rebosar y ya empezaba a sospechar que no recogían nunca el papel de allí.

Leer más

La fiesta pagana

¡Hola dulces mazapanes! Como pueden ver si miran a su izquierda y tienen ojos funcionales, la estética navideña ya ha llegado a Lametones de Amor. Y sí, decimos bien, la estética navideña porque para nosotros y suponemos que también para gran parte de la población, el significado de estas fechas ha quedado totamente diluido en pos de la forma y la parafernalia imperantes. Miren, vamos serles sinceros, nosotros no somos creyentes (sorprendente revelación,¿no?) y por ese motivo nos importan bien poco los supuestos nacimientos de Mesias o las posteriores Misas del Gallo; pero sería absurdo intentar negar la existencia de la Navidad, no ya como hecho religioso sino como la época más horrista del año (con permiso de la procesiones de Semana Santa). Y ese aspecto de la fiesta si que nos fascina.
No pueden negar que da gusto pasear estos dias por las epilépticamente ornamentadas calles de sus ciudades, contemplar esos balcones o incluso edificios enteros llenos de bombillas intermitentes y como no, nuestros nunca bien amados, bazares orientales. La labor que durante todo el año y especialmente en fechas navideñas llevan a cabo estos comerciantes es absolutamente necesaria. Gracias a ellos nuestra Navidad es mucho más kitsch y divertida, suponemos que al no profesar la religión católica nada les impide manufacturar productos como Papas Noeles convulsionantes en todas las posturas y colores conocidos, abetos fluorescentes giratorios y musicales, placas de metacrilato con Belenes serigrafiados o los conocidos Jesucristos Radiantes en forma de plato. Y lo mejor de todo es el más que popular precio de estos artículos, que hace que cualquier hijo de vecino de gusto discutible o de gran sentido del humor pueda acceder a ellos. Ya ven, ahora pueden llenar su casa de luz y alegría por sólo diez (10) ecus y desacralizar así sus hogares.
Por supuesto, este ejercio de barroquismo necio también se puede hacer extensible a su página web. Y es que las páginas de gifs y smiles navideños vendrian a ser a nuestro escritorio lo que lo que la tienda china de la esquina es a nuestro salón.

Un canto al Horrismo

Ji ji ji… Lo que nos gustan los excesos no tiene nombre. De todas formas, piensen que este GIF lo ha tenido que hacer alguien. Conscientemente, porque las imágenes informáticas no se hacen solas…

Evanescence, Chido No

Te damos gracias, Señor¡Hola, guerreros y amazonas del Amor! Si hoy nos dirigimos a ustedes es porque hemos decidido alinearnos con una noble iniciativa que pretende alertar a los consumidores concienciados con la educación de sus hijos y con el lenguaje utilizado en la música que escuchan. Ya saben, hay que proteger a los niños en una burbuja aséptica y castradora de violencia y (sobre todo) de sexo.
Todo empezó cuando Trevin Skeens y su esposa Melanie, naurales de Brownsville (Texas, América profunda), accedieron a comprarle a su retoña de trece (13) años el último disco de Evanescence. De vuelta a casa desde el centro comercial para basuras blancas y cómodamente sentados en su ranchera, los piadosos padres decidieron darle una escucha a su nueva adquisición. Pero ¡oh, qué inimaginable horror!, apenas empezado el disco, entre grititos y gorgoritos de la front-chola Amy Lee escucharon claramente lo que ellos denominaron como ‘mala palabra’. Acto seguido, imaginamos que después de santiguarse, emprendieron acciones legales contra la cadena de super-mercados Wal-Mart por no anunciar el contenido ofensivo del disco mediante una pegatina censora. La famosa Explicit Lyrics.
La noticia en sí nos ha sorprendido relativamente poco, lo hubiesémos interpretado como un despiste del establecimiento o de la distribuidora; algo común. Lo que sí es novedoso, al menos para nosotros, es el hecho de que los Evanescence, líderes del Goth-Metal más poppy y comercial, estén considerados como una banda de rock cristiano. Así que el dueto de Amy Lee con Paul McCoy (12 Stones, Mega-Critianos) no era casual. ¡Oh, Dios! Ahora estamos obsesionados pensando que Tourniquete habla de la eutanasia, que es muy mala; Going Under nos relata la lucha de Jesús en el Calvario y seguro que Bring me to Life se refiere a los Apóstoles… que sí, que sí, ahora entendemos la desvinculación del guitarrista y cofundador del grupo Ben Moody (que tiene mucho genio) cuando la discográfica salió al paso de ciertos católico-rumores.
Así que, pese a lo que piensen algunos descerebrados, no descarten la actuación de su gotiperra más creyente frente al mismísimo JuanPapa II; posiblemente entre Color Esperansa de Diego Torres y el puto Bob Dylan. El Señor sabe quiénes son los suyos.

Episcopales vs Alambruscados

– Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Gn 1:27)
¡Hola, afrancesados y peluditos lectores! Si se han hecho la picha un lío al leer la cita bíblica con la que empezábamos este poste les anunciamos que no es por culpa de su galopante ignorancia, es porque está escrita con el culo. Pero relajen sus neuronas y sus esfínteres que nosotros se lo resumimos: Dios creó al hombre y a la mujer, usándose a sí mismo como modelo de perfección; lo cual nos lleva a pensar que a Dios se le hacen pelotillas de mierda entre los dedos de los pieses.
– Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera (Gn 13:13)
¡Y se les llamó sodomitas! ¡Marinconsones! El bueno de Jehová, que por aquel entonces pasaba de ese rollo jipi que después usaría su hijo, hizo llover azufre y llamas sobre la ciudad (Gn 19:24). Ya ven cómo se las gastaba Dios por aquel entonces, y total por una mariconada. Si quieren saber más de la historia de las dos (2) ciudades más cachondas del Pentateuco no dejen de visitar esta bonita página de comics evangélicos.
Si avanzamos un par de milenios en la historia de la humanidad nos encontraremos con que la Conferencia Episcopal Española, voz cantante de Dios en este pais, mira con preocupación como la homosetsualidad y el pecado se adueñan de nuestra sociedad, auspiciados por un gobierno anticlerical de centro-izquierda. Como benefactores nuestros y para salvaguardarnos de la Ira de Dios este organismo ha decidido retomar el acojonador tono pre-jesucrístico, editando para sus fieles y para todos nosotros un díptico de apología al Amor Verdadero, el que existe entre un hombre y una mujer.
El panfleto cristiano, que no tiene desperdicio alguno, se sirve de una estética a medio camino entre el catálogo de Ikea y un anuncio de Catalana Occidente para lanzar joyas como ‘No hay ser humano, hay hombres y mujeres’. Además durante la presentación del díptico, del que se imprimirán nada menos que siete millones (7.000.000) de ejemplares, el portavoz del Episcopado enunció frases tan lapidarias como ‘ser hombre y mujer no es casual, accidental o manipulable, sino que forma parte del plan de Dios y del destino del hombre en el mundo’ o ‘quien pretenda obnubilar esa distinción entre el matrimonio y otras formas de convivencia, una distinción evidente para el que tenga ojos para ver, causa un grave daño a la razón y a la convivencia de los seres humanos’.
Seguramente esta vez lleven razón los señores responsables de esta campaña. Siempre que estemos hablando, claro está, del matrimonio cristiano como institución y sacramento y no de la unión legal de dos ciudadanos. Como estas gentes no muestran pudor alguno al equiparar las Sagradas Escrituras con el Código Civil, nosotros no queremos quedarnos en esas nimiedades y pedimos que se extrapole y selesgisle para que ‘Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa’ (Le 20:18) o ‘el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación’ (Le 20:27) mueran lapidados. La gente no sabe con qué están jugando, por Dios… Ale, amiguitos, a fornicar.

Ji ji ji, te amo, imbécil

Transposición Navideña

Jubilado levitando en banco públicoHola mendruguitos de pan dulce. ¿Han pasado bien estos dias de puenteo? Seguro que se han dedicado a cultivar alguno de sus pecaminosos vicios, o peor aún, han salido de sus hogares para recorrer las iluminadas y peripuestas calles de sus villas, engalanadas ya para la celebración de la Navidad. ¡Oh, las avenidas dispuestas! ¡Oh, los comercios preparados! ¿A quién no le encantan estas celebraciones? Hasta ustedes, que se dicen y se repiten que detestan la Navidad, están deseando subconscientemente que lleguen para poder disfrutar de sus 2 minutos de odio personales. Sí, niña(s) y niños, si no existiese la Navidad tendrían que inventarla.
El otro día en uno de nuestros paseos vespertinos, excelsamente acompañados por nuestro amigo Don Satanasito, nos topamos de bruces con el pesebre moderno de este año. Si el diciembre pasado tuvimos un niño Jesús y pastorcillos hecho en materiales reciclados, este año tenemos figuras de poliexpán forrado con fotos a tamaño natural de lo que el Ayuntamiento entiende como representación de la ciudadanía. En lo que se supone que es una transposición a la época actual de escenas y oficios tradicionales podemos encontrar desde un butanero (extrañamente, occidental) que representa la figura del leñador, una moderna cargada con dos (2) garrafas de agua como la aguadora, la lavandera está representada por una joven con un bote de Colón, un ciego, un guiri, un metrosetsi que viene de comprar el pan y va con una barra bajo en brazo (evidente apología a la adopción homosexual), un jubilado leyendo El Quijote y así hasta trece (13) personajes de la Barcelona más mestiza. Pero sin duda alguna el mejor y más bueno de todos es el músico, que traido a la contemporaneidad se convierte en … mpfff, ji ji ji… un ¡COSTRAS! Ja ja ja y jo jo jo, oigan. Habiendo cienes y cienes de figuras populares para representar la música eligen a un tipo con rastas y una guitarra rota; miren, no dudamos que el arquetipo perro-flauta sea el paradigma actual de la transhumancia precristiana, pero que nos hagan creer que es la encarnación del juglar moderno es sumamente risible. Más aún cuando en el centro, a dos (2) pasos de cualquier Costras se puede encontrar a catorce (14) peruanos tocando coordinada y correctamente una variedad de instrumentos andinos inimaginable; y sí, también flautas.
Una cosa debe quedar clara: el pesebre no está tan mal. A ver, entiéndannos, no provoca arcadas de ñoñería pero tampoco aplausos de exaltación al verlo. Aunque por lo visto a los jubilados que por allí pasaban no les gustó mucho, de hecho no alcanzamos a escuchar ni un sólo comentario positivo en el tiempo que estuvimos analizando tal manifestación artística. Probablemente sea porque no se sienten identificados, ya que el Ayuntamiento vetó la instalación de la figura más tradicional del pesebre catalán: el caganer.
En resumen, si hemos de decir algo en su favor es que los autores han tenido la sensatez de aplicarle un tratamiento antivandálico que impide las pintadas, evitando así la más que probable customización urbana a golpe de spray.

ACTUALIZACION: Miren, para que vean que no le engañábamos y por la hilaridad que produce les mostramos en e?x?c?l?u?s?i?v?a la imagen del costra-belenudo, por cortesía de Don Satanasito y su cámara digital.

Seguramente tenga pulgas

Transpop

¡Hola, acólitos del lametonismo! Mañana, viernes 3 de diciembre, tienen todos una cita obligada con la música en Barcelona, en el marco incomparable de la sala Déj?vu. Sí, sí, han leido bien: obligatorisísima, pues no se pueden perder la presentación del colectivo Transpop, integrado por tres (3) bandas, a cual más excelsa.
Ultraplayback, ganadores del primer festival Gent Jove, guapos, bien vestidos y siempre un paso por delante de lo moderno. Verlos subir al escenario es una vorágine de minifaldas y piernas kilométricas, cerditos travestidos, guitarras descomunales y una avalancha de diversión y amor garantizados. Además, estrenan nuevo componente del grupo y prometen más caña que nunca.
P.A.J.E.R.O. El Abanderado del Plaka-plakismo, Paladín del Electro-Punk Necio, Mamporrero del Tecno-Pop; cualquier adjetivo que se proponga describir a John Tones se quedará corto. Prolífico e hiperactivo, tuno e inabarcable, P.A.J.E.R.O. sea posiblemente la sublimación de los Focomelos a un estado de energía superior, con sus coritos imposibles y grititos y efectos. ¡Un titán está hecho!
Los Crashcats entran muy bien por los ojos desde su estupenda página web y aún mejor por los oidos al escuchar sus desvergonzados y muy bailables temas. Esperamos ya con Ansias de Amor escuhar su hit Sexo Facil y verlos por fin en directo.

Flyer del Amor

Pobres Costras

¡Hola, amiguitos y parientes! ¿Harto de la cotidianidad? ¿Aburrido, quizás? ¿Quién no se ha planteado alguna vez, quizás en un estado etílico por encima de la media, la indigencia como alternativa viable al capitalismo feroz, como contrapunto radical al stablishment vital de la basura blanca: despertarse-currar-comer-cama (ad nauseam)? Porque la pobreza, amigos, puede llegar como un infortunio, como un azote bíblico, como una de las siete (7) plagas que asolaron Egipto o por pura mala suerte; pero ¡oh, increible!, los hay en este mundo que impelidos por una mezcla de valor heroico y rebeldía ciega asumen los votos de pobreza como filosofía vital. Y aunque ser unos émulos de Diógenes de Sínope les pueda paracer nauseabundo, aunque les pueda resultar díficil de creer que haya gente que decide huir de los lujos de la era moderna, ellos son legión: los Costras, la tribu urbana que huele mal.
“… a mí es que el rollo punki ese no me va, ¿sabessss? Toma el peta. ¡Gnrrfff, jja-pfuaaaa!” – oido en la Plaza del Parque (Ibiza), Meca del Costrismo estudiantil.
Pese a lo que dijese en su día este pobre ignorante, los costras (o jipunkis) han adoptado gran cantidad de elementos identificativos de la estética punk así como de la jipi. Cadenas colgantes, chupas tachonadas, botacas pestilentes, poco amor por la higiene corporal (todo un placer para el olfato) y la que probablemente sea la peor pelambrera que puede existir en el mundo conocido: las rastas. Incomodas, trabajosas, pesadas y asquerosas. Personalmente, hemos llegado a ver peinados en los que podían vivir cómodamente toda la comunidad de insectos arborícolas de los insalubres pantanos de Florida.
Pero si hay algo que identifique a este subgrupo humano (¿?) por encima de otras peculiaridades es el perro o perros. Indefectiblemente de raza bastarda, hijo de mil leches, escualido, pulgoso y de inteligencia mermada por el hambre atroz y los tortazos. En sus acusoso ojos a menudo se puede leer un ruego para que una alma misercordiosa acabe con su torturada vida, que suele consitir en oler a los inoncentes transeuntes mientras su amo se dedica a buscarse la vida (infructuosamente) y/o a insultar a los ciudadanos de a pie… y aquí es donde queriamos llegar: a la flauta.
Imaginénse que cualquiera de ustedes, hombres y mujer(es) en plenas facultades físicas y mentales, estuviese seis (6) horas diarias, seis (6) días a la semana tocando la flauta, pidiendo una monedilla. ¿Verdad que tarde o temprano aprenderían a tocar? No decimos ya como unos virtuosos del instrumento, sino hacer que la flauta emita sonidos no-molestos. Barajamos dos (2) hipótesis que podrían llegar a resolver esta duda existencial.

  1. Los costras, a medida que van tocando jornada tras jornada su infernal instrumento, llegan a aprender y dominar el arte de la flauta de pan de tal forma que se envalentonan para presentarse a los rigurosos exámenes de la Filharmónica de Barcelona, rapándose las rastas, dándose por fin una ducha e integrándose así como unos miembros más de la sociedad de consumo. Probablemente se compren un DVD acto seguido.
  2. El costrismo no es una opción vital, sino una incapacidad total de aprendizaje, de origen claramente genético. Seguramente, tras varios años de fracasos laborales en todas las cajas de supermercado, la opción de la flauta y el perro sea justamente la única que les permite ocupar un sitio en la gran urbe, entre el resto de los gregarios humanos.

Así pues, niños, la lección que hemos aprendido hoy es que no hay que odiar ni temer a los jipunkis. Si quieren sentir algo por ellos debería ser pena. Pena porque ellos no tendrán la oportunidad de conseguir trabajo en el IKEA, y se verán forzados lavarse y a hacer de camarero o de dependiente en algún antro moderno de Barcelona. Tiempo al tiempo.

Matadme, por favor...

& Creado con WordPress &