Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Mes: Abril 2004 (Página 1 de 3)

La Iglesia para Losers

Kiko, en mefistofélica pose¡Hola amiguitos! Ayer, viendo la tele y gracias a esta noticia, supimos de la existencia de un tal Kiko Argüello, el pintamonas que ha redecorado la horrorosa catedral de la Almudena. La cosa parecía aburrida, y estábamos con el mando a distancia cargado y apuntado cuando de la boca del artista surgieron las siguientes palabras: ‘belleza que evangeliza’. Ya conocen ustedes la fascinación que el núcleo amoroso de LdA experimenta con los personajes más rastreros y extraños del panorama socio-(a)cultural. Y éste era uno de ellos, seguro.
Francisco José Gómez de Argüello nace en 1939 en León, primogénito de un abogado militar católico aburguesado (casi nada…) y de una mujer que, como es de esperar en una familía católica como Dios manda, llevaba el rebaño a misa todos los días. Con nuestro Kiko, recien cumplidos los dos (2) años, la familía se traslada a Madrid, donde tendrían tres retoñítos más. Pero el niño mayor les sale rebelde, le asqueaba ver como unos supuestos católicos de pro como eran sus padres adoraban en realidad al Dios Dinero. La universidad, donde estudió Bellas Artes (ejem…), acabo por disolverle el cerebro y a los diecinueve (19) años se pira de su casa con el existencialismo por bandera. Tras un par de años de ateismo, Kiko sufre otra crisis espiritual y vuelve al rebaño, dedicándose a la pintura religiosa y militando en los Cursillos de Cristiandad, movimiento conservador de recristianización (tal como lo leen). Años más tarde, en 1964 vuelve a sufrir una crisis espiritual y, emulando a Charles de Foucald (otro iluminado, este francés), se va a vivir a las chabolas de Palomeras Altas, Vallecas. Sus posesiones: una imagen de San Francisco, una Biblia y una guitarra. Una guitarra. Una guitarra de la que saldrían los letales acordes de Cumbayá, Oh-Sanna en el Cielo. Agh, … el horror.
Otra muestra de publicidad cristiana¿Se creeran que de ahí, de entre los gitanos y la mugre, de entre lo peor del rebaño pudo llegar a Roma? Bajo la protección permanente del entonces arzobispo de Madrid, Casimiro Morcillo, y junto a su compinche Carmen Hernández, doctora en química, licenciada en teología y ultraderechista de padre y muy señor mío, fundaron el Camino neocatecumenal, conocidos popularmente como ‘los kikos’. Empezaron predicando en Madrid, siguieron por Salamanca y alcanzaron exitosamente la cumbre del conservadurismo católico: la capital del Lacio. Una vez conseguido el visto bueno del Vaticano, en 1984, los efectivos del Camino se multiplican tanto que, a día de hoy, cuentan con más de un millón de seguidores repartidos entre las clases humildes (los losers) de 105 paises. Han conseguido aupar al primer obispo ‘kiko’ de España, monseñor Ricardo Blázquez de Bilbao. Y manejan beneficios económicos de alrededor de 120 millones de euros (en el 2002).
Los tres pilares que sustentan una familia neocatecumenal son la eucaristía, la mesa (a la que debe asistir toda la familía en todas las comidas) y el tálamo. El tálamo, por si no lo sabían, ‘es la habitación donde se hace el amor y se da la vida. En él no puede dormir ninguna otra persona y, antes de hacer el amor, las parejas neocatecumenales rezan al Señor. Porque el Camino les enseña la autentica sexualidad’. ¿Mola, eh? Ustedes dirán, extasiados, ¡yo también quiero ser kiko! Ah, amigos, ser kiko no es fácil. Pertenecer a esta estricta congregación, la más ultraconservadora del catolicismo (¡!), no es cosa de un día, ni de dos: es trabajo de un mínimo de 10 años, en los que el novicio ha que pasar por el kerigma, el precatecumenado, el catecumenado postbautismal, la elección y renovación de las promesas bautismales y la familia de Nazaret. Durante el proceso se deben hacer constantemente confesiones públicas de los pecados y penitencias severas; y para alegrar el cotarro Kiko Argüello no para de repetir, ominosamente, ‘si nos abandonas caerá sobre tí la Sangre de Cristo‘, como si de una película de Polanski se tratase.
Bueno, cortamos el rollo por hoy no sin antes felicitar a Kiko Argüello por la bendición que han recibido sus pinturas por parte de monseñor Rouco Varela, Dios los cría y ellos se arrejuntan. Con lo que tardó Miguel Ángel en hacer la Capilla Sixtina y este hombre, casi un santo en vida, ha decorado la Almudena en tan sólo dos meses. Para que luego digan los descreidos que no hay Elegidos, aparte de que las pinturas a nosotros (que somos legos en la materia) nos parezcan un atentado de kitsch tronado.

En su fiesta se plantó

EsterosetsualesPor fin señores, un acto que ensalza el gusto y la categoría del real enlace. El teen-idol de las masas ochenteras y “cerebro” de los malogrados y perjudicaditos Mecano, Nacho Cano, ha perpetrado a instancias del super-mega-neomoderno alcalde de Madrid una composición musical que la ciudad regalará a los reales novios. El engendro, titulado Música para una boda, dura nueve minutos y pico y, como ven, tiene el título más evidente de la Historia, así con mayúsculas. Como anécdota les diremos que el tema empieza con un solo de órgano electrónico, de esos que tanto le gustan al Cano más colocado. Aún no está confirmado si la interpretación la realizará con un Casio o con dos, a lado y lado, como en sus exaltadísimos momentos de ‘El Amargo del Pomelo’ (pinchen el link y atrévanse a decir que la cultura está por las nubes).
Estos últimos tiempos, este hombre se ha convertido en el funcionario de la música, componiendo también el himno para la candidatura olímpica de Madrid en el 2012 y, lo peor, ¡preparando musicales!. Pero lo de este Cano con los macroproyectos melómanos, megalómanos, anómalos, protoloser 100% es un claro defecto congénito; o no se acuerdan ustedes del batacazo sideral que se pegó su hermano José María con la ópera Luna, teniéndose que hacer charcutero para poder comer.
Y ya que hemos hablado de dos de los vértices de Mecano, hablemos ahora del triángulo entero, sólo una cosita. La semana pasada salió a la venta la primera biografía autorizada por el grupo y en este breve periodo de tiempo ya se han vendido 10.000 (diez mil) ejemplares. Tal hazaña ha sido interpretada por sus fans como un signo de vitalidad y de vigencia del concepto mecanil. Tanto que se han dispuesto a recoger firmas a partir de mañana reclamando el regreso del trío la-la-la.
Lametones no se opone de ninguna forma a la esencia de aquellos Mecano que parieron jits de la (casposa) talla de Barco a Venus, Maquillaje, la porno-freak Aire o el himno generacional Hoy no me puedorl levantar. Pero en este momento nos preguntamos: ¿Acaso no volvieron ya hace un lustro y pico con su desafortunado Ana Jose Nacho? ¿Dónde estabais entonces fans de Mecano? ¿Quereis que vuelvan para humillarlos de nuevo? ¿Eh? Nosotros también pedimos su regreso, pero nos olemos que el pesado de Nacho traerá su misticismo de frapé consigo y que nunca alcanzarán las cotas de pop absurdo y divertido a las que llegaron en los ochenta.

Canspiración

Lametones como la mayoria de ustedes (bloggeros y gente mala), a la hora de acometer sus siempre rigurosos posts, bebe de la fuente de Google. Sí, seamos sinceros, o nos van a hacer creer que extraen toda su documentación del Diccionario Enciclopédico Larousse en CD-Room que compraron en el kiosko. El Google es la gran herramienta que usamos a la hora de saquear información e imágenes de otras páginas, aunque a veces los resultados pueden ser sorprendentes.
A Amanda y Casimiro nos hacen mucha gracia los perros. Nos podemos reir de sus ridículas caras, lenguas apestosas, expresiones estúpidas y de un sinfín de cosas, pero hay algo más, algo más que nos hace reirnos de los perros, algo completamente irracional. Perros, gracia = mucha.
Retomando el primer párrafo, mientras los Lamedores de Amor principales explorábamos el ciberespacio lo hacíamos a bordo del Google, como si nos creyesemos colaboradores de Mondo Brutto y por lo tanto modernos. Buscando información a cerca de Fred Savage, Tigerman, el Gnosticismo o las Lays Mediterráneas, una y mil veces nos hemos topado con documentos estúpidos sobre la cría de carpas en piscifactoría o agentes alergógenos de la semilla del plátano de sombra (real). Pero el absurdo de las búsquedas alcanza su punto álgido cuando vamos a la caza de la imagen deseada: ese Wojtyla que aparece entre instantáneas de esputos, ese Bustamante que aparece a traición cuando buscamos ilustraciones sobre la dronga. Y siempre perros, busque usted lo que sea y le aparecerá un cánido doméstico tarde o temprano. Poniéndose conspiranoico podrá llegar a la conclusión que detrás de Google se esconde un complot a nivel mundial, la mano negra de Purina Pro-Plan, una logia oscurantista o la Federació de Can?droms de ses Pitiuses.
Ahí tienen unos ejemplos de los que nos acordamos y otros que hemos reencontrado, más o menos en orden cronológico.
Satanás
Uno de Ellos
Tonto
Planeta
Informática
Religión
Universo
Britney Spears
Toro
God
Absurdo
Droga
Flashdance
Puta
Godzilla
Mothra
Entropy
Loser
Iglesia
Anatema: Al buscar esta palabre no salieron perros, pero aparecieron los jetos sonrientes de Bin Laden, el Papa y Tony Blair.
Manu Chao
Opus Dei
Beckham
Lametones
Si encuentran algún perro por el Google Imágenes no duden en cometárnoslo y lo postearemos de inmediato. Lametones para todos.

Quienes Somos Reloaded

¡Hola, amigos! Por fin hemos actualizado la página del Quiénes Somos para ajustarla con nuestros descerebrados quehaceres. Sin más preámbulos, ahí la tienen:

¡Cadillacs and Dinosaurs!

Psicoantropomorfización del pato

El año: 1986, eso explica lo de la corbataEs curioso como funcionan a veces los mecanismos de identificación. Fíjense por ejemplo en el pato, un animal poco afectivo, con muy malas pulgas y más bien tirando a gorrino. Pese a esas características, las historias con patos, sean reales o ficticias, están a la orden del día: del incomprensible pato mascota (que siempre se liaba a picotazos con las visitas), al insoportable Tio Gilito, pasando por la zoofilia con patos, el topiquísimo patito de goma o por patos-fake, como en el Patito Feo. Por no hablar ya de los biólogos, que llegan a basar apasionantes tesis en peculiares costumbres de estas aves. ¿Y por qué todo el mundo tiene un favorito entre Donald y Lucas? Y ese papichulazo de Howard que ¡al final se llevaba a la chica!
Los patos están en nuestra vida, y por eso debemos hablar de ellos. Les proponemos, entonces, el tema de reflexión y comentario:

Patos que ha influido en mi vida

chapotea feliz en el aguaACTUALIZACIÓN: No se olviden de Alfred J.Cuack, ese avatar nostálgico de nuestras vidas

Asalto al trono rosa

Me cachis en la mar, me cachis en la mar, me cachis en la mar,… ¡pero esto no se puede permitir! Pase que la ropita de las bershkitas berserkers coja nuestros colorines, pero ESTO YA ES DEMASIADO. ¡Exigimos royalties! Nosotros que pretendiamos causar vergüenza ajena, y nos vemos superados por nuestro reverso tenebroso… ¿o luminoso? Nchts…

Cursilator Blogger

Jovenes Ideas

Don Gorka Limotxo, aprovechando que el presentador del que más se ha hablado en estos últimos tiempos se pira, nos propone una bella iniciativa, muy a la Def Con Dos (2), a la que nos adhesionamos sin pudor.

Al Señor Limotxo le gusta el Fotochop cosa mala

El cromo del Amor

¡Hola, cyber-amiguitos! Lametones les anunciamos la llegada del Cromo del Amor, obra de nuestro gurú del Fotochop Mestre Me. ¡Pinche el cromito si quiere ver sus píxeles gigantes!

¡Qué monada

Pop-Latino

Allá por el año 1517 un tal Hernán Cortés, un amor de persona, y una troupe de mamelucos desembarcaron en la costa de lo que actualmente llamamos México y con una actitud de conquistadores cristianos devastaron todo lo que se puso en su camino. Hay gente que considera esto una masacre vergonzosa, una hecatombe de sangre y un acto malo; pero nada es comparable con la venganza que cinco (V) siglos después se han tomado desde el Nuevo Continente. Un azote mental que está destruyendo la civilización occidental: El Pop Latino. El mismísimo Julio Cesar debe estar revolcándose en su tumba cada vez que se utiliza este epíteto para calificar a tan magna bazofia.
Todos ustedes saben a lo que nos estamos refiriendo, una horda de vampiros psíquicos que con sus pegadizas tonadas han calado hondamente en todos los estamentos de nuestra sociedad. Desde Lametones creemos recordar que esta plaga que nos asola durante estos últimos años comenzó con un Luis Miguel casi adolescente (…no culpes a la noche, no culpes a la playa…) que abrió la caja de pandora de la cual surgieron mostros malos (y ni siquiera quedó la esperanza dentro). Enumeramos: John Secada, Gloria Estefan, Ricardo Martín (aka Ricky Martin), Marc Anthony, Chayanne, Carlos Baute y un largo y tedioso etcétera. Eso sí, muchos de estos nombres tienen algo en común: Emilio Estefan , el propio Belcebú reencarnado en forma de productor del latineo. Este hombre, no contento con dirigir este Neo-Imperio Latino desde un sillón de mimbre de una sórdida terraza de un garito de Miami, decidió aprovechar la semilla del mal que se planto por estos lares con el comienzo de OT e inició la reconquista infracultural desde dentro. Así, a artittah como Raúl (y su MiniMe, Raulito), David Civera, Enrique Iglesias (también en versión inglesa), Las Ketchup o Los UPA Danceros se unieron otros como El Bisbal , El Busta o Fórmula Abierta.
Todo esto se lo contamos porque el otro día, mientras escuchábamos de fondo a Los Mecano en un restaurante, pensamos lo mucho que el Pop Latino había hecho por dignificar la música que se hizo años atrás. Y miren que se había hecho purria en cantidades industriales pero nunca nos llegaron a bombardear la cabeza con ella como lo hacen ahora. Y los teléfonos móviles y el politonos no han ayudado nada a librarnos de la omnipresencia maligna auditiva.

Creacionismo (… y 2)

¡ESKORPIA!Ayer mismo les introduciamos en el extraño mundo del creacionismo biológico, corriente infraintelectual creada como respuesta ultraderechista a la decadencia de los valores cristianos en la América de los 60. Si bien los logros de las organizaciones creacionistas son más bien discretos, resulta muy curioso e inquietante comprobar como a la sombra de esta magna tonterida setsual surgió una ramificación de la misma, más bizarra aún si cabe: la astrofísica creacionista.
También conocida como creacionismo científico, la iniciativa surgió en el mismo año 1963 cuando un grupo de amigotes colaboradores del demente Henry M. Morris, la mayoría salidos del Sínodo luterano de Missouri, decidió sacar a la luz todas las verdades científicas que se esconden en la Biblia. Año tras año han ido dando apoyo científico a la causa, buscando sin cesar fallos, huecos o paradojas en las teorías científicas existentes; asumiendo después que eso las invalida totalmente y que, obviamente, el creacionismo es la única alternativa lógica.
Y para no ponernos espesos, que lo que queremos es enseñar deleitando, vamos a extraer unas pequeñas conclusiones de un par de artículos leidos en la ya referenciada God and Science y en Reasons to Believe. Nos hemos convencido que la balanza en la que oscilan los dos preceptos, al parecer antagónicos, BigBang y Creación se inclina claramente por el segundo debido al (y aquí debemos usar una expresión inglesa) Fine Tuning de las constantes universales; como por ejemplo la Constante de Plank, que determina la cuantización de la energía en niveles subatómicos (¡jorl!), o la constante de gravitación universal. Sin este ajuste preciso, sin este Fine Tuning, el universo probablemente no existiría o no contendría materia, con lo cual usted no estaría leyendo esta tontería. Si es que a estas alturas alguien sigue leyendo…
Así que, aceptando esta premisa, Dios se habria pillado un universo y le habría arreglado los parámetros para que pudiésemos existir nosotros, sus amantes seguidores. Imaginamos que, de paso, le habría puesto yantas, un loro guapo, la rejilla pal suelo y, como toque final, unos espoilers de la Hostia. Así que ya saben, Dios es un tunero y éste es su universo tuning. Por eso La Rubia Montoya deben ser tan rematadamente buenos.

Página 1 de 3

& Creado con WordPress &