Lametones de Amor

Una llamada a la incorrección en agradables tonos pastel

Autor: Amanda y Casimiro (Página 1 de 44)

Post serio de Amanda y Casimiro

Mira que somos hijos de personas chungas, ¿verdad? Sí sí sí, eso somos nosotros. Nunca les dijimos que fuésemos a actualizar cada día, desde luego, aunque bien cierto es que nuestro propósito inicial era el de actualizar al menos una vez por semana. Huelga decir que esa buena predisposición nos la hemos pasado por lo que viene siendo el forro de lo que hay entre las ingles y, lo que es más, la razón de esta desdicha es tan terrenal y rastrera que avergonzaría hasta al mismisimo Karl Marx: el puto curro.
Así es, Lametones de Amor, nuestra obra más preciada, ha sido paulatinamente apartada de nuestra rutina (en el mejor sentido de la palabra) por las obligaciones laborales. Esta tribuna-para-nadie, que inicialmente creamos con el mero propósito de comunicar nuestras paridas a nuestros amigotes y que sin embargo nos ha devuelto mucho mucho mucho más: ahí está nuestro amplio abanico de lectores y fanses que nos dan vidilla y al que nos debemos para demostrarlo.

La sagrada familia
Justamente porque amamos profundamente lo que nos ha dado Lametones de Amor, hace unos meses nos decidimos a retomar nuestra tarea de necedad en el web. No obstante, esta acción requería cambio, cambio cambio cambio. Y esto, señoras, lleva tiempo, sobre todo porque queremos hacerlo mejor, porque nos encanta este medio y porque tras esta fachada de nihilistas de barra de bar nos gusta que las cosas se hagan correctamente. Estén atentos a sus pantallas, cenutrios del amor, estamos trabajándole.

Henry dice verdad

Pajares de mal agüero

Hola, minúsculos lectores de género indefinido, se les saluda de nuevo desde ésta, su casa online de la necedad de periodicidad irregular. Estos días son aciagos para todos aquellos que, al igual que nuestro Rey, les gusta vivir la vida a tope porque un ídolo de la escuela clásica de los bon vivant españoles está describiendo las curvas más estrechas de una espiral de decadencia que se veía venir muy de lejos. Nos referimos, como no, al inigualable Andrés Pajares, un hombre que pese a ser el más agraciado del trio maravillas del cine español no ha sabido resistir el largo tedio de una vida de estrella olvidada, un hombre cuyo biopic sólo podría ser protagonizado por él mismo, un hombre que ha sido salpicado de fango por dos (2) de sus mujeres, por una (1) de sus hijas, por su hijo y hasta por una supuesta prima que le sacaron los del Aquí hay Tomate, los muy ruines. Por cierto, un inciso hay que hacer: esta mujer, cuyas limitaciones psíquicas son o bien patentes o bien fingidas con excelsa interpretación, muy mal tenía que estar para llegar a pedirle dinero a un Pajares que por aquella época iba dando tumbos de un plató a otro vendiendo sus miserias a toda la manada de hienas de la prensa del corazón.
Nosotros, al ver anteayer a Pajarés en las noticias, en un estado de salud precario, habiendo asaltado su bufete de abogados con una pistola de juguete y un bigote postizo ya sentimos algo de esa pena-hilaridad que le invade a uno cuando ve un vergonzoso accidente en vídeo doméstico, consciente del dolor que produce pero no por ello menos divertido. Sí, los humanos son así: crueles con el prójimo y egoistas con lo propio. Por esto, al ver que esta misma mañana Andrés Pajares ha vuelto a ser ingresado después de destrozar una habitación de lujo cual rotwailer puesto de anfetas en una rave de makineros, no hemos podido dejar de preguntarnos cuál será la próxima y descacharrante ocurrencia autodestructiva del casi septuagenario consumidor de sustancias dopantes. Las drogas y la edad, enemigos mortíferos.

Con el espejo ya dispuesto
Con el espejo ya dispuesto

Se te puede hacer juez!

Muy buenas, cucuruchines democráticos. En una tarde cualquiera de un dia cualquiera de incipiente primaveralidad y de caluroso mediodia, hallábamonos nosotros vagando erráticamente por las vacias calles de la ciudad condal cuando nuestros pasos describieron una trayectoria browniana que nos encaminó de manera irremisible hacia las puertas de un comercio oriental, concretamente de un bazar chino y más concretamente aún, un bazar chino cerrado por ser la hora de la comida. Conociendo la afición de Amanda por dichos establecimientos y su habilidad a la hora de encontrar en ellos tesoros de formas imposibles venidos de tiempos remotos y de allende los mares y los continentes, encontrar la tienda con la persiana echada era una desgracia. Pero a veces las joyas no se encuentran sólo en el interior y uno se puede topar con sorpresas pegadas con cinta adhesiva en la puerta… Miren qué belleza de cartel manuscrito a rotulador hemos podido fotografiar en la entrada de la tienda china. Podrimos decir mucho. Tanto que mejor, no decimos nada.

Nos inquieta sobremanera la centuación correcta del 'tú''...
Es reseñable que pese a todo, el pronombre ‘tú’ luzca su signo diacrítico correctamente.

Han muerto dos (2) personas

Hola, amiguitos, ya están aquí las consecuencias de la codicia de la maquinaria alimenticia postindustrial. Ya se nos había dicho años atrás, cuando el ministro Cañete iba de comedor en comedor poniéndose hasta las cejas de ternera en lo que fue su versión del affaire Palomares pero en atasco arterial, que el periodo de incubación de la encefalopatía esponjiforme bovina era de cinco a ocho ( 5 a 8 ) años tras el cual uno acababa con el cerebro hecho un queso gruyere. Este trágico hecho encierra una gran carga de justicia poética y kármica, amén de una trama más abigarrada que la de Marbella: reses que, en su ignorancia animalesca, habían sido forzadas a comer restos pulverizados de sus propias congéneres destruyen de manera póstuma y ciega los sesos de personas cuya implicación en la oscura trama necrobovina era seguramente nula. Venganza inter-especies a lo caló, xeno-enfermedades cerebrales, beneficios multimillonarios para los auténticos responsables y, por supuesto, el familiar sentimiento de impotencia que le causan a uno los desastres naturales, los accidentes imprevisibles y las acciones perversas de las megacorporaciones del mal.
Como pueden pensar, pese a la futilidad de cualquier acción llevada a cabo a día de hoy, se ha desatado una cierta psicosis que recorre como la pólvora las conversaciones más populares. Al fin y al cabo, a cualquiera le podría tocar acabar sus días con un rápido declive neuronal, locura y muerte, y todo por una afición desmesurada a la casquería (Pérez Abellán debe estar acojonado) o al tuétano. Podrían ser ustedes, o nosotros mismo, mas ya no hay nada que hacer, sino esperar. Sin embargo, en este mundo loco loco loco, la noticia de la mortalidad causada Creutzfeldt-Jakobs ha hecho que las acciones de Pescanova suban hasta un siete por ciento (7%). Así hasta el próximo vertido petrolero o de metales pesados, que subirán los tomates; hasta que se descubra la toxicidad del último pesticida, que subirá el pollo; hasta que aparezca una nueva fuente de dioxinas,… y cosas así.

Esta vaca locaa. loca, loca...

Renovación y oración
Seguramente se hayan dado cuenta de que su página de referencia en decadencia del nuevo milenio y tonos pastel, Lametones de Amor, está últimamente respondiendo de una forma renqueante. No nos referimos al hecho de que hayamos publicado tres (3) artículos en sendos meses, sino ya a un nivel puramente técnico. La base de datos que sustenta esta bitácora, o revistilla, o como quieran llamarlo, está fallando como una escopeta de feria aceitada con grasa animal en manos de un chimpacé ciego. Nuestra hipótesis, aunque un tanto descabellada, es que el culpable de dicha anomalía es la versión anticuada del gestor de contenidos. Por lo tanto, nos vemos en la obligación de actualizar a la última entrega de WordPress, que Dios nos pille confesados.
Las posibles consecuencias de este trámite son múltiples, entre ellas la pérdida total del diseño de la página. Pero no se alarmen demasiado, que lo peor que puede pasar es que desaparezcan todas las entradas y los comentarios… ¿ven como no era nada grave? Afortunadamente, tendría solución, pero no queremos aburrirles contándoles cuan pesadito es llevar todos las copias de seguridad actualizadas al día.
Ahora, a redondear la analogía: nuestro posible declive conduce al alza de otros. Si hay un colectivo en internet que siempre ha merecido tener en favoritos de su navegador, éste es sin duda el de la maravillosa web Esponjiforme Entertainment. Llevan más años en la brecha que nosotros dando el callo semana sí, semana también; algo que no podemos decir nosotros. Son más y más divertidos y además con estudios académicos. Sabemos también que no es ninguna novedad, y que recomendar a los Esponjis como e-zine es un poco como recomendar a Philip K. Dick como escritor de ciencia ficción, es decir: una obviedad. Y sin embargo eso no es óbice para que insistamos una vez más en que si usted no visita Esponjiforme Entertainment, y en especial suWeblocke, es usted un mindundi y un pelagatos.

Esos domingos de extática indulgencia

Se les da la bienvenida, estimados lectores y el resto. El sueño del estado del bienestar genera monstruos, eso lo sabe cualquiera que haya visitado alguna vez una facultad de Bellas Artes o, en menor grado, de Filosofía. Junten ustedes un sustento alimenticio asegurado con muchos días de ocio y asueto contemplativo y se harán una idea de la de necedades que pueden surgir de tardes inanes de proceso creativo. ¿Cómo dicen?, ¿que lo que obtienen fácilmente se podría equiparar moralmente a Lametones de Amor? Emm… err, un poco sí, con una salvedad: nosotros nunca hemos pretendido obtener beneficio material de nuestra creación. Nosotros, a diferencia de Amenábar, no queremos su dinero (ref.: MB #35 ó 36, chi lo sa?).
Pero bueno, no dejemos a la libertad de conciecia divagar sobre las etéreas formas de nuestra vaguedad verbal. Nave industrial atestada de gentes de elevada sensibilidad disfrutando de videoarte, sesiones de erótico fino en directo (spanking, carne aprisionada y sufrimiento del cuerpo en el amor) y/o recitales de poesía existencialista musicadas por una piara de jabalís ciegos de éxtasis trotando por un juego de paelleras de El Corte Inglés, cuando uno entra en un sitio así le vienen a la cabeza muchas cosas y pocas terminan sin sangre en el suelo. Que conste en acta también que íbamos sobre aviso, de hecho, al ver que se propiciaba una noche de pose de las de aupa, tuvimos que ir al H&M a comprarle a Casimiro un chalequito a rombos que quedó divinamente retro con su raya al lado. Tanto se asemejaba su insensible servidor a un personaje de “Cuéntame” que hubo alguno que gustoso hubiese pagado una riñonada por el vestuario en alguna tienda de segunda mano cool, pese a que nosotros insitiamos en que era nuevo de trinca.

Si tú estudias diseño, yo fontanero nuclear
De todos modos, si se preguntan el porqué de nuestra presencia en tan inicuo lugar, la respuesta es sencilla y concisa: doña Amanda, su referente cultural y estético favorito, tenía que hacer una suplencia en el seno del grupo de electropop Ultraplayback, concretamente de la sinpar Ponny Tail, cuyo paradero actual en el espacio y en el tiempo no coincide ni por asomo con las actuaciones del propio grupo. Así que ya ven, se nos brinda la oportunidad de entrar gratis a las fiestas y de compartir escenario y bambalinas con figuras de la escena underground cuyas ínfulas sobrepasan a veces límites de lo que se puede considerar humano. Si además es usted una de esas personas que suele ir prácticamente sobrio en cualquier situación, el abismo entre uno y los adulterados arties se hace ya insalvable. De hecho, muy a menudo, nos da la impresión de que en esas conversaciones medio gritadas y medio intuidas, quedamos como unos insoportables gilipollas, pero por suerte nuestras vacuidades quedan diluidas en la oscuridad de la necia noche y en sonrisas de incomprensión. Más o menos como en las reuniones familiares.
Aun así, pese a lo hastiante de la situación, ya les decimos que el planazo para este fin de semana en Barcelona, por una vez y sin que sirva de precendente, era considerablemente mejor que el que habiamos encontrado para Madrid. Recuérdennos, si alguna vez decimos lo contrario, que preferimos cortarnos las venas con una cucharilla de postre oxidada a frecuentar reuniones sociales como la que nos brindaba el CSO El Antídoto

Físicamente sucios, moralmente.

Les juramos que no hay ni un retoque digital en el cartel, ni siquera la frase del pie. Es dramático que hasta los propios perroflautas estén hasta los mismísimos de la abundancia canina en las reuniones con sus semejantes. Por no hablar del comedor vegano por la financiación, que para estar en contra del kapital bien que cobran por servir zanahorias con seitán y acompañamiento de cartón y zumo de apio. ¡Lava tu perro, lava tu perro!

Mañana

Hola de nuevo, amiguitos y amiguita. Muchos días han pasado y, tal y como apuntaba nuestro estimado amigo Nikochan en un comentario anterior, nos hemos dejado muchas cosas en el tintero que bien se merecían una reflexión más o menos extensa de nuestra barroca pluma virtual. No siempre aguda, mas sí bienintencionada desde la perspectiva global del equilibrio entrópico del universo. De entre todas ellas, la que más nos ha afectado a nivel personal y emocional es, sin duda alguna, la tragedia de la niñita Mari Luz. Ya son ustedes conocedores de la especial sensibilidad de los Lamedores de Amor hacia las criaturitas desaparecidas, y con la autóctona pues más aún.
Ah, los paralelismos con el caso de la pequeña Maddie son inevitables. Cuatro (4) años y se esfuma de un lugar público sin dejar ni rastro, sospechas de secuestro, padres un tanto negligentes y circo mediático inmediato. Sin embargo son más interesantes las divergencias patentes: Maddie sigue todavía sin aparecer (y lo que te rondaré morena) y a Mari Luz le han hecho ya la autopsia; mientras la infanta guiri lucía una idílica apariencia, rubia, dulce y ataviada con un etéreo pijamita infantil, la nacional era de etnia gitana y vestía con un chandal y unas botas que abarcaban una gama cromática del rojazo al fucsia; la primera (1ª) dormía inocentemente mientras sus padres se pegaban una juergaca de las del quince (15) mientras la segunda (2ª) había sido enviada al kiosco por la mama.
Este es un punto en el que debemos hacer un inciso. Nosotros estábamos viendo la tele tranquilamente, en una de esas tarde de fin de semana en las que nos preparamos para la diversión y el alborozo de la noche la edificante actividad de rascarse las junturas de las extremidades mientras está la caja tonta encendida, cuando vimos salir por la pantalla a una pareja de etnia alternativa clamando a los demonios por la desgracia que les había caido encima. Efectivamente, los padres de Mariluz en antena a través de El Buscador o España en directo o alguna basura similar, explicando la situación tal y como la veían por aquel entonces y haciendo unas declaraciones, concretamente ella, que nos dislocaron las meninges. Vino a decir que, al insistir la niña con gran vehemencia, la mandó a la calle con un euro para que se comprase unas patatas fritas; que tardase Mariluz un cuarto de hora o así no le preocupó porque pensó que estaría la niña en casa de la abuela como solía hacer, y que se empezó a preocupar cuando llevaba como una hora y pico fuera de casa.

Punto de cruz útil

Es un hecho horrible y lamentable que una niña inocente y adicta a las patatas fritas fuese secuestrada y sacrificada a los enfermos designios de un sátiro, que para más inri estaba en la calle pese a estar condenado a vaya a saber usted cuántos años. Sobre todo porque se mezclan dos (2) circunstancias de especial inhumanidad, leáse la negligencia reiterada y ya casi legendaria del poder judicial en España (un saludo afectuoso a todos nuestros lectores magistrados), y sobre todo el hecho más perturbador para nosotros: que alguien tenga hijos como quien se compra un cocker spaniel, que cuando da el coñazo lo saca a que se dé una vuelta por el barrio. Por cierto, no queremos hacer sangre, pero qué hastío de can el cocker spaniel, ¡cómo lo odiamos!
La pirueta final de los padres, de los que nos declaramos fans en lo demencial, ha sido pedir responsabilidades a Zapatero, confundiendo churras con merinas y lo judicial con lo administrativo, y sobre todo desentendiéndose públicamente de cualquier responsabilidad atribuible a su pasotismo infantil. La culpa es de los padres, que las visten como fucsias. El día que hagan un psicotécnico para poder tener un hijo se va a quedar España en cuadro.
Para terminar, no queriamos despedirnos sin dar el pésame a los familiares del “payo malo” (sic), presunto asesino y condenado pederasta, que… bueno, aún no está muerto pero así avanzamos trabajo.

Anoche

Sonrian, malditos

¡Hola, cenutrios y cenutrias amorosas! Vaya columpiada más guapa nos hemos pegado, ¿eh? Nada menos que tres (3) meses y pico sin dejar ni una línea, ni un triste comentarios que les anime a seguir espectantes. Se podría decir que era un ejercicio de revitalización espiritual o de comprobación de la santa paciencia de nuestros lectores pero sería mentira en parte. La razón primordial por la que hemos desatendido nuestra obligación moral para con ustedes, oh sufridos seguidores de LdA, es tan baja y terrenal que da asco: el castigo de Adán, el sudor de nuestra frente y alegría de nuestros hiperconsumistas egos, el sucio laburo. Sí, así de simple… mezclen ustedes una notable y renovada actividad laboral, que nos ha sacado de la más vil de las carestías monetarias para unos proto-clase-media como nosotros, con unos meses de frenética actividad creativa a la cabeza de uno de los proyectos musicales más necios que se ha conocido desde Gigatrón (y hasta ahí podemos leer) y obtendrán esto mismo que se ha sufrido en la casa del Amor y la Saliva: un cierto e injusto abandono. Al fin y al cabo, Lametones de Amor fue nuestra primera (1ª) creación conjunta y ha sido sin duda la más duradera y satisfactoria. Huelga decir, que ustedes son en parte responsables.

Hoy tan sólo queriamos mostrarles un rayo de luz rosada en las tinieblas amorosas.

Finalmente, sentimos la obligación de decirles que ayer se murió el gato que estábamos cuidando. Ni siquiera era nuestro, era muy viejo y un poco asqueroso, pero los putos bichejos se hacen querer. Amen a sus animales de compañía, incluso si éstos son personas.

Permanezcan atentos a sus pantallas, en unos dias habrá sorpresas en tonos pastel.

Capitulo 24

¿Qué te ha pasado, Himno de España?
Tú antes molabas.
Anataño En el presente
Serenos y alegres
valientes y osados
cantemos soldados
el himno a la lid.
De nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer, vencer o morir.

El mundo vio nunca
más noble osadía,
ni vio nunca un día
más grande el valor,
que aquel que, inflamados,
nos vimos del fuego
excitar a Riego
de Patria el amor.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer, vencer o morir.

La trompa guerrera
sus ecos da al viento,
horror al sediento,
ya ruge el cañon
a Marte, sañudo,
la audacia provoca
y el ingenio invoca
de nuestra nación.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer, vencer o morir.

¡Viva España!
Cantemos todos juntos
con distinta voz
y un solo corazón

¡Viva España!
desde los verdes valles
al inmenso mar,
un himno de hermandad

Ama a la Patria
pues sabe abrazar,
bajo su cielo azul,
pueblos en libertad

Gloria a los hijos
que a la Historia dan
justicia y grandeza
democracia y paz

Atroz al Curry

AntesHola, conejeros y cebolleras, en estos días escasos para Lametones de Amor queremos recordarles que seguimos aquí, en la sombra, esperando una oportunidad espacio-temporal para reorganizar nuestras vidas de acuerdo con el nuevo orden mundial y, a ser posible, antes de la siguiente catástrofe cataclísmica internacional para poder establecernos una rutina homogénea de publicación en nuestro amado-pero-ligeramente-abandonado retoño virtual. Tal vez este año que ya asoma sus pseudópodos por el horizonte del infinito devenir terrestre por el cosmos sea un año propicio para tal empresa, ¿quién lo sabe?
Mientras tanto queriamos aprovechar que hemos reunido unos cuantos minutos frente al ordenador para hablarles de nuestra última obsesión: el libro de esa indescriptible persona y peor periodista que es Curry Valenzuela, una mujer cuya confluencia facial con Ágatha Ruiz de la Prada es cada día más notable. ¡Se están convirtiendo en el mismo ente lentamente! El mamotreto en cuestión tiene un título que ya lo quisiera para sí la Duquesa de Lugo, nada menos que “100 personajes que hunden España”, y es una lista (quién lo hubiese dicho, ¿eh, persipicacillos?) de un centenar (100) de opiniones que abundan en infamias y en improperios variados.
DespuesHasta ahí nada fuera de lo común, oh, osado lector que ha conseguido vadear nuestro inseguro flujo verbal, mas la señora más carca de Telemadrid con nombre de comida de fusión se saca de la manga la antropomorfización mental tanto de conceptos como de colectivos, hecho que ya provoca un cómplice enarcamiento de ceja. Y no contenta con ello, dentro de su osado estilo que a menudo entreteje realidad y ficción (por ejemplo: aquella supuesta hija bisexual que se sacó de la manga para ponerse galones de tolerancia) y tal vez sufriendo algún achaque propio de su edad y de su condición de tertuliana de derechonas, la señora Valenzuela ha acusado a entes no reales y/o no humanos de hundir a España. A destacar: ¡¡¡EL POLÍGRAFO!!! ¿¡GRAUL!?

1. Zapatero
2. Pedro Almodóvar
3. Irati Aranzabal
4. Jorge Javier Vázquez
5. Pilar Bardem
6. Josep-Lluís Carod-Rovira
7. Jesús Eguiguren
8. Juan Antonio Roca
9. Cándido Conde-Pumpido
10. Chaves y sus hermanos
11. Iñaki de Juana Chaos
12. Polanco
13. El facha
14. Txeroki
15. Mercedes Milá
16. Pepe Rubianes
17. Los antiamericanos
18. Rosa Regás
19. Arnaldo Otegui
20. José Blanco
21. El turista sexual
22. Los organizadores del 13-M
23. El imán de Fuengirola
24. Juan José Ibarretxe
25. Latin Kings y otras bandas
26. Federico Luppi y los otros titiriteros
27. El maltratador
28. Inma Mayol
29. Josu Ternera
30. Alfredo Pérez Rubalcaba
31. El CAC
32. Las Nekanes
33. Hugo Chávez
34. Suso de Toro
25. Sonsoles Espinosa
36. Carlos López Aguilar
37. Elena Salgado
38. Alberto Cortina y Alberto Alcocer
39. Jesús Caldera
40. Francisco Muñoz
41. Sabina
42. Santiago Carrillo
43. Las feministas de cuota
44. Rafael Vera
45. Farruquito
46. Magdalena Álvarez
47. Gran Wyoming
48. Francisco Javier García Gaztelu
49. Diego López Garrido
50. Los amantes de las conspiraciones
51. Gaspar Zarrías
52. Federico Mayor Zaragoza
53. Los del botellón
54. Pedro Torrejón y Joaquín Tejeiro
55. José Emilio Rodríguez Menéndez
56. Los bestias del fútbol
57. Joan Saura
58. María Antonio Trujillo
59. José Montilla
60. María Patiño
61. Los adictos al móvil
62. Los asaltapiscinas
63. Miguel Herrero
64. Los del Río
65. Luis Solana
66. Las que ligan para ascender
67. María José Campanario
68. Juan Carlos Rodríguez Ibarra
69. Los compradores de inventos innecesarios
70. Isabel García Marcos
71. José María García
72. Los albanokosovares
73. David Beckham
74. Gregorio Peces-Barba
75. Manolo Escobar
76. El bautizo civil
77. Julián Muñoz
78. Las camisetas del Che
79. Jaime Peñafiel
80. Los mentirosos del 11-M
81. Cristina Narbona
82. Luis Aragonés
83. El hermano del político
84. Mariano Fernández Bermejo
85. Bea la Fea
86. Teddy Bautista
87. Alfonso Guerra
88. Francisco Hernando, el Pocero
89. Los atronadores
90. Carmen Calvo
91. Risto Mejide
92. Juan Rodríguez Lozano
93. Anoréxicas y bulímicas
94. Horatio Caine
95. Los anti-Federico
96. Jaime de Marichalar
97. Baltasar Garzón
98. El polígrafo
99. Santiago Mainar
100. Los hombres de negro

De la reedición: (Sí, ha habido otra edición, ¿acaso lo dudaban?)
101. Al Gore
102. Carlos Arenillas
103. Darek
104. El superorgullo gay
105. House
106. Javier Rojo
107. Los cobardes
108. Los horarios españoles
109. María Antonia Munar
110. Olga Sánchez

Nos gustaría hacer un pequeño comentario de cada uno de ellos, pero hay dos (2) razones por las cuales nos abstendremos de hacerlo. A saber, la primera (1ª) de ellas, es que el artículo adquiriría una extensión inhumana incluso para nuestros habituales baremos de incontinencia y divagación; la segunda (2ª) es que como ya les hemos anunciado al principio del texto tan sólo disponemos de unos minutos para elaborar estas líneas con todo nuestro cariño y atención.
No obstante, es nuestro deber moral el señalarles algunos de los puntos con el pesado dedo de nuestra opinión. Por ejemplo, así de entrada, ¿es posible que Horatio Caine (punto 94) de criminalística, un señor de ficción que sólo se materializa una (1) hora a la semana y en una (1) sola cadena de televisión, esté hundiendo esta sagrada patria de deífico destino? Pues miren, ahí estamos de acuerdo, porque no es posible que un policia que tan pronto obvia el consumo de marihuana de una detenida porque es la hermana de uno de sus agentes o que se vaya a Brasil a pegar tiros para vengar la muerte de su chorbi-perra sea un buen ejemplo para la juventud. Y no, Harry el Sucio tampoco era un buen ejemplo para la juventud pero molaba más.

Y ahora, algo completamente igual
Hay un par de nombres en la lista que los hemos tenido que buscar vía Google porque nuestra ignorancia ocupa mucho más que cualquiera de las sabidurías de la Tierra. Uno de ellos, por ejemplo, ha sido Juan Rodríguez Lozano (punto 92), un señor cuyo mérito en vida fue ser general del ejercito y, ya con el tiempo, abuelo póstumo del actual presidente del Gobierno. Imaginamos que su muerte en el treinta y seis (1936), hace setenta y un (71) años, aun hace retumbar los cimientos del centro del universo español, ¡tal era su poder!
“Los asaltapiscinas” (punto 62) es otro claro ejemplo de nuestra vasta carencia de conocimientos generales de la vida pública. Nosotros, que nos imaginábamos una especie de banda de crimen organizado que se dedicara a acorralar bañistas durante las épocas de estío para así apropiarse de sus preciados bienes y ropajes, facilitando la huida y llenando el armario todo a una, nos hemos quedado un pelín decepcionados con la realidad. Resulta que tras el apelativo de “asaltapiscinas” se encuentra un pequeño colectivo que se dedicó durante una temporada a colarse en un terrenito que se había reservado Pedro J. Ramírez del suelo público para hacerse allí un lugar de recreo a tiro de piedra de su chalecito. Esta protesta tan violenta y esta violanción humillante de los derechos de la propiedad privada de los pudientes sobre suelo público; esta chorrada de la que apenas nadie se acuerda, ¿ÉSTO hunde España?
Nosotros que nos la imaginábamos fuerte como la Tizona del Cid, y resulta que para Curry Valenzuela (cuya españolidad activista es indudable) nuestra patria no pasa de espada de madera, nchts…

A Gran Escala

Muy buenas pequeños turroncitos y delicadas mantecadas de Internet. Sabiendo como saben ustedes lo mucho muchisimo que nos gustan las brillanteces, las florituras, los colorines y las múltiples de combinaciones de dichos conceptos ya deben imaginarse que nuestras almas se llenan de júbilo y satisfacción con la inmersión navideña a la que nos somete diciembre. Pero el lado horrista de la Navidad es algo que ya hemos tratado y maltratado suficiente año tras año desde este púpito de Amor y saliva, y además si son ustedes un poco más despiertos que una cobaya fumeta habrán podido observar que para estás fiestas los ayuntamientos, diputaciones, corteingleses y tiendas de todo a cien (100) wannabes se han puesto de acuerdo (por lo menos en nuestra bien amada y bien modernísima Barcelona) en hacer proliferar el azul eléctrico ochentero. Luces azules, espumillones azules, más luces azules, papanoeles azules, más y más luces azules y hasta flores de Navidad azules. El sempiterno rojo-insulto ha dado paso al azul-ofensa. Todo está en el cambio incesante, Heràclitamente hablando.

El ladrillo debe fluir
Pero nuestro cambio favorito de estos dias no es el que hace referencia al cromatismo nadalenco, no. ¡Cómo podría uno quedarse uno con tal nimiedad teniendo como tenemos en ciernes un auténtico cambio radical a nivel, no sólo hispánico, sino mundial! Y no, hippies del nuevo milenio, tampoco hablamos del cambio climático. El cambio climático es para débiles. Les estamos hablando del supraproyecto festivo-urbanístico que se perpetrará en los lustros venideros en esa tierra inhóspita llamada Los Monegros. Les estamos hablando de Gran Scala.
Cúan inocentes y cúan jovenzuelos éramos cuando tiempo atrás nos escandalizábamos ante pequeños retos arquitectónicos como Marina D’or. La megalópolis vacacional valenciana languidece, aún más, convertida en un poblado de barracas al lado del mostruoso despliegue de tochos y terror que va a poblar el desierto aragonés.
Lean, lean las apabullantes cifras, les hacemos un cortapeguismo filosocialista desde las páginas digitales de el País :’32 casinos, 70 hoteles, 232 restaurantes, 500 comercios, un campo de golf, un hipódromo, una plaza de toros, un cámping, réplicas de las pirámides egipcias, de los templos romanos y hasta una del Pentágono que servirá de hotel para Spyland, un parque temático sobre el espionaje’ ¿Qué más podemos añadir? Pues muchas cosas, es lo que tiene la incontinencia verbal y la falta de criterio.

Llevar delfines a Los Monegros no será baladí
Les mostramos cuatro (4) imagenes pertenecientes a la presentación del proyecto Gran Scala. Todo lujo, fantasia y gráficos 3D que parecen nacidos de una simbiótica mezcla del Civilization y los bocetos de algún artista evangelista.

Des-arroyo sostenible
Nos gusta imaginarnos a los macroempresarios de la promoción turística como unos seres casi míticos, de muy variado aspecto. Nuestro magín vuela por estas reuniones imaginarias, semilla de la concepción del mamotreto de Gran Scala, como una amalgama onírica de abominaciones de diversa índole, pero siempre con características extremas tanto en lo físico como en lo psíquico: ora un batracio abotargado de poderosa voz eructante a lo Jesús Gil, descanse en paz; ora un ser sibilino, etéreo y oscuro, de mefíticas garras negras y ojos agudos, como un Monty Burns o Abel Matutes. No obstante, en estas ficticias fantasías, fervientes de feos faunos y faéricas fieras, todos comparten un amor común que les une como especie y como gremio: la devoción por las gargantuescas representaciones en cartón piedra de épocas pretéritas y lugares remotos.
Huelga decir que esta última característica es demasiado rebuscada y absurda como para no haberla extraido de la realidad. Sí, así es, de la pura realidad. Tiene que ser alguna especie de desafío secreto, alguna hermandad hermética cuya finalidad es la de representar en todos los puntos de afluencia del vulgo la gloria del pasado, sea mediante la majestuosidad serena de la estatua de la Estatua de Zeus o mediante la reproducción del Coloso de Rodas en escala 2:1 (dos a uno) protegiendo con sus pesadas piernas los greens de los hoyos 1 y 18… ¡oh vigilante del sagrado campo de golf! Cualquier cosa sirve mientras sea grande, muy grande, y venga acompañado de un magnífico parque temático para toda la familia.
Un comentario que no nos cansamos de hacer: pretender jugar a golf en España es como querer que haga un día de puta madre para ir a la playa en Suecia. Hala, ya está dicho.

By the rivers of Aragon
¡Pero no todo van a ser cosas buenas, oigan! Si les parecía fantástico que construyesen este gigantesco centro de ocio, se van a quedar ustedes ateridos y aterrados cuando sepan que los constructores también tienen la intención de sacarle provecho. Los casinos, los hoteles, las atracciones, la hostia en verso; con todo esto se pretende atraer a veinticinco millones (25.000.000) de personas al año. Ojo, que no es error, al menos no por nuestra parte: suponiendo que cuando lo ideasen los del departamento de márquetin no estuviesen en estado de ebriedad esto implicaría que el puto desierto de los Monegros, cuna de civilizaciones y encrucijada de camino, sería visitado por la mitad de todos los turístas que visitan España en un año, multiplicando la afluencia extranjera a la piel de toro por un factor de uno coma cinco (1,5).
Si se preguntan ustedes, enarcando una esceptica ceja, cómo se va a abastecer de suministros y agua este colosal engendro es porque son ustedes unos antiprogreso y unos comunistas. ESTA TODO PREVISTO: el agua se coge del Ebro, que era eso o tener que dársela a los murcianos, y así de paso se atempera para que les llegue más calentita a los tarraconenses. La energía solar solar, como de futuro de ciencia ficción utópico. Y los residuos se apilan todos y total… ¿a quien demonios le interesan los residuos?
A ver si esto tira adelante tal y como pensamos que ocurrirrá y en quince (15) años ya tendremos un nuevo monumento fantasma al capitalismo donde peregrinar bizarramente.

Página 1 de 44

& Creado con WordPress &