Vuelva al inicio

1
febrero
2011

Los pobres

Hola, amiguitos de esta página web elaborada con WordPress, ¿qué tal les ha ido la semana? Esperamos que bien, que la hayan disfrutado ustedes junto a sus familias, al calor de su hogar acariciando un nutrido mas atlético mastín de poderosas fauces y afable carácter. Por suerte, nuestro elevado nivel de vida occidental y desarrollo industrial nos permiten disfrutar de lo bueno de la vida tal y como nuestros victorianos, o incluso isabelinos, ancestros del pasado: con cognac y puros. Bueno, no, tabaco no que el ínclito Zapatero y sus fuerzas nacional socialistas han cometido la intrasigente tropelía de segar la libertad de millones españoles prohibiéndoles el vicio del fumeque en todo el mundo.

Mucho nos tememos que, pese a los innegables placeres que nos ha aportado la vida moderna en el hemisferio de buena calidad, la ingente cantidad de comida muy grasienta relativamente barata y con un público eminentemente adolescente nos ha hamburguesado (inserte un LOL aquí) irremisiblemente. Hasta tal punto llega el hastío burgués de nuestra soziedad podrida kapitalista que ya ni quejarnos sabemos.
Tomen como ejemplo el lío que se ha armado en Egipto sólo porque el gobierno les han cortado la conexión. Hasta los putos islamo-tanques han sacado a la calle, y éstos apoyan la revolución de internet porque los moros no se andan con Hostias.

Eine neue Hoffnung
El hombre de Guadalmina defiende sus costumbres ancestrales

Lametones de Amor apoya a los luchadores por la libertad.

No entendemos como es posible que las gentes de todas las edades, al verse privados de un derecho constitucional inalienable como es el de consumir nicotina con metales pesados, no hayan salido a la calle a apoyar a esos héreoes de la resistencia ibérica, carpetana y vetona que dan la cara por luchar por una sociedad justa y libre, jugándose el cuello en el proceso de ser menester. Sea anunciando a los cuatro (4) vientos su disposición a afrontar la ruina y la de sus empleados o colgando máquinas de tabaco de la fachada en un peligroso pero vistoso acto de malabarismo comprometido, estos hombres merecen nuestros aplausos y nuestras sardónicas risas de bohemios descreídos.
Sin embargo, pese a lo hilarante de la situación, es más que preocupante la notoria sumisión de los jóvenes, que son nuestro futuro, ante los desmanes del Nuevo Orden Mundial que el Masón de la Moncloa pretende imponer al pueblo otrora soberano. Ni golpeándoles con un palo de cricket alzarían sus traseros de delante de las pantallas de la programación cultural televisiva, sea por antena o por streaming. Mucho nos tememos que son estos mismos jóvenes los que, en un alarde de cinismo incívico vicioso, son los mismos cuatro (4) gatos que están detrás de las malvadas descargas ilegales piratas que nuestro celoso gobierno y que por esto SÍ están dispuestos a liarla bien gorda: dejando unos tweets que se va a cagar la perra.

Pero, oh, amigas de este programa, volvemos a tener el Fortuna de nuestro lado porque gracias a una carambola del Destino, ese bastardo, nuestros aliados alemanes se han comprometido a reducir el ingente paro español tomando prestados unos cuantas decenas de miles de ingenieros de todo pelaje. Ya verán, ya, como dentro de un par de lustros, privados ya de cualquier tipo de base social con algún talento, volveremos a tener la fortuna de ser un pueblo paupérrimamente vital y enérgico y no la basura de clase media que somos ahora. Auf Wiedersehen, amiguitos, les garantizamos que no les olvidaremos.